"Era mejor seguir ejerciendo en funciones"

Borrell culpa a Iglesias de la "incertidumbre" que lleva a su renuncia como eurodiputado

El ministro de Asuntos Exteriores asegura que ha renunciado a ser eurodiputado ante la posibilidad de que la investidura de Pedro Sánchez siga retrasándose

Foto: El ministro de Asuntos Exteriores, Josep Borrell, ofrece una rueda de prensa en el Parlamento Europeo, en Bruselas. (EFE)
El ministro de Asuntos Exteriores, Josep Borrell, ofrece una rueda de prensa en el Parlamento Europeo, en Bruselas. (EFE)

Josep Borrell no sabe cuándo llegará la investidura, pero cree que en ningún momento próximo. “Hoy no parece que la investidura esté garantizada en los próximos días o semanas, a lo mejor tenemos que afrontar unas circunstancias que la pospongan hasta después del verano”, ha asegurado el ministro de Exteriores durante una visita a Bruselas, aunque ha señalado desconocer hasta cuándo se alargará la situación del Gobierno en funciones. “Quien lo sabe es el señor Pablo Iglesias”, ha asegurado.

Después de que el Gobierno haya aumentado el ruido de sables sobre una posible convocatoria de nuevas elecciones, tras la negativa de Unidas Podemos a votar a favor en una investidura de Pedro Sánchez si los socialistas no les garantizan ministerios, Borrell escribió esta mañana a la Junta Electoral Central para anunciar que renunciaba a ser eurodiputado, un cargo que debía asumir el próximo martes 2 de julio y que era incompatible con el puesto de ministro de Exteriores.

Borrell culpa a Iglesias de la "incertidumbre" que lleva a su renuncia como eurodiputado

Borrell ha asegurado agradecer “muchísimo la confianza de los electores, pero las actuales circunstancias políticas tanto en España como en Europa han hecho pensar al presidente del Gobierno” y él mismo “que no era muy razonable que el puesto de ministro de Exteriores quedara vacante durante un tiempo indefinido”. “Hay muchísima incertidumbre sobre cuándo y cómo se producirá la investidura y por eso hemos pensado que era mejor que siguiera ejerciendo en funciones”, ha apuntado.

El ministro explica que dada la previsión de larga interinidad, el Gobierno no se puede permitir tener vacante una cartera como Exteriores mucho tiempo


El que fue número uno de los socialistas a las europeas ha justificado la decisión explicando que el revoltoso contexto internacional convierte en peligro de riesgo el no contar con un titular para la cartera diplomática: “Todo el mundo puede entender que en el tiempo en el que vivimos, en el que cada día nos llevamos un susto en la escena internacional un Gobierno difícilmente puede no tener un ministro de Exteriores durante mucho tiempo”.

¿Un adiós a Bruselas?

El ministro ha rechazado cerrar la puerta a ocupar un cargo como comisario europeo y también ha señalado que no comprendería un enfado de los votantes socialistas con la decisión de no ocupar su escaño a pesar de haber liderado las listas europeas. “Hay muchos cabezas de lista que van a ejercer otras funciones dentro de las instituciones europeas, ser parlamentario no es el único destino para trabajar para Europa o en Europa, no hace falta ser europarlamentario por ejemplo para ser comisario, y creo que muchísima gente en España podía razonablemente pensar que mi destino final no hubiera sido el Parlamento sino otros destinos ejecutivos”, ha asegurado.

Borrell ha dado a entender que la decisión ha venido en parte de Moncloa, aunque él mismo sembraba dudas sobre si finalmente ocupar su asiento

Sin embargo, el titular de Exteriores tampoco ha dejado la puerta cerrada a seguir ocupando un cargo en el Gobierno después de la investidura: “Tanto es trabajar para Europa como europarlamentario que como miembro de la Comisión, o si me apuran incluso como ministro responsable de la cosa europea”.

Borrell ha dado a entender también que la decisión ha venido en gran parte de la Moncloa, aunque él mismo sembraba muchas dudas sobre si finalmente ocupar su asiento en el Parlamento Europeo. “Quiero agradecer la confianza del presidente del Gobierno, que ha preferido que me mantenga en el puesto”, ha señalado en la sede de la Eurocámara en Bruselas, tras reunirse con Antonio Tajani, presidente de la institución, al que ha anunciado su renuncia.

Aunque el nombre del catalán sigue siendo uno de los favoritos en las encuestas para ser el candidato español a ocupar un asiento en la Comisión Europea, lo cierto es que en las últimas semanas han estado sonando otros nombres, como el de las ministras Nadia Calviño o Teresa Ribera. La segunda tiene un currículum impecable que le precede, y España ha ganado una fama de ser uno de los Estados miembros duros en materia climática, lo que gustará al Parlamento Europeo. La primera es muy conocida en Bruselas, y es uno de los perfiles que encantan en la capital comunitaria.

Todos esperaban que Borrell, como titular de Exteriores en España, pudiera optar a suceder a la jefa de la diplomacia europea, la italiana Federica Mogherini. Sin embargo, y aunque es un puesto de mucho rango, en Madrid saben que tiene muchas limitaciones, ya que consiste en vivir en un continuo fuego cruzado entre las prioridades en materia de exteriores de los veintiocho socios, a la vez que tiene exigencias muy altas, como el agotamiento físico de vivir continuamente viajando durante todo un lustro.

El ministro estaría dispuesto a otros cargos que no sean el de jefe de la diplomacia europea, pero a la vez en Madrid saben que nombres como el de Calviño podrían ser clave. De hecho los italianos son una de las delegaciones que más mueven el nombre de Borrell como posible futuro sucesor de Mogherini: así España no ocuparía una cartera económica, algo a lo que Roma aspira a pesar de tener abierto un procedimiento de déficit excesivo.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios