LO ELEVA AL DEBATE DE LOS GRUPOS POLÍTICOS

Cs lleva al pleno de Terrassa el caso de la niña: "El asunto no caerá en saco roto"

El concejal del grupo municipal que se reunió con la defensora del pueblo de la localidad llevará el asunto al pleno del mes de julio para que todos los grupos políticos se pronuncien

Foto: Colegio público Font de l’Alba de Terrassa donde se produjo la supuesta agresión. (EFE)
Colegio público Font de l’Alba de Terrassa donde se produjo la supuesta agresión. (EFE)

El grupo municipal de Ciudadanos en Terrassa elevará al debate político el caso de la supuesta agresión a una niña en un colegio público de la localidad por motivos ideológicos. Por eso, llevará el asunto al próximo pleno local que tendrá lugar en el mes de julio con el objetivo de que el Ayuntamiento se pronuncie oficialmente y los distintos grupos expresen una opinión. "El asunto no puede caer en saco roto", asegura a este diario el concejal naranja, David Aguinaga.

El mismo que en diciembre del año pasado se reunió con la 'síndica de greuges' de Terrassa para alertar de la situación que se estaba viviendo en los colegios de la zona, incluido el Font de l'Alba, donde se produjo la supuesta agresión hace unos días. Según publicó este diario, el escrito que el edil dio en mano a la defensora del pueblo de la localidad en la provincia de Barcelona, contenía distintos ejemplos de "comportamientos reprobables" por parte de profesores en centros educativos públicos. Entre otras cosas, las sanciones que los niños sufrían por hablar español en el patio o llevar pulseras con la bandera nacional. Amenazas de que les bajarían las notas finales o castigos para toda la clase como quedarse sin golosinas.

Aguinaga, con el apoyo del partido que dirige Inés Arrimadas en esa comunidad, llevó el asunto a la 'síndica' solicitando que actuara de oficio. Isabel Marqués Amat, que ostenta esta figura en el consistorio desde 2017, le comunicó que al tratarse del uso de la lengua catalana en los colegios trascendía de sus competencias. No hubo un pronunciamiento público sobre el caso ni una respuesta oficial. Solo un correo en el que sugería al concejal dirigirse al Síndic de Greuges de Cataluña, aún sabiendo que como grupo municipal no tiene esa competencia. Para eso está precisamente la figura de defensora del pueblo municipal.

El edil de Ciudadanos, igual que el resto de su partido, reconoce la "decepción" que se llevó al ver que la 'síndica' se inhibía de sus funciones y optaba por no actuar. La única vía era que las familias acudieran directamente al Síndic, "algo que en muchos casos no hacen por miedo y por temor a que haya represalias contra sus hijos", explica a este diario.

En el mes de marzo decidió contactar con la comisionada de Educación del Ayuntamiento de Terrassa, a la que presentó el mismo escrito repleto de denuncias. Tampoco actuó. Ahora, tras la noticia de la supuesta agresión, entienden que la advertencia lanzada tenía todo el sentido del mundo y han decidido volver a la carga con el asunto. Todo ello a pesar de que los Servicios Territoriales del Vallès Occidental de la Consejería de Educación de la Generalitat emitieron el viernes un fallo sobre el caso de la niña que fue noticia hace apenas unos días.

Consideran que "no se ha podido evidenciar fehacientemente maltrato físico" y "no se percibe motivación ideológica en la docente denunciada por la familia". La niña lo que hizo en clase fue pintar banderas nacionales y escribir "viva España" en el álbum de final de curso. Pero la Generalitat insiste en que no ve motivación ideológica porque "también rechazó los símbolos y los dibujos de otros alumnos", al considerar que no se ajustaban a los criterios dados a la clase.

Sin embargo, el informe de urgencias del Hospital de Terrassa fue claro en el diagnóstico de la alumna: cuando la profesora vio lo que había escrito "comenzó a gritar, le cogió de la camiseta y, al hacerlo, la alumna cayó contra el suelo golpeándose la espalda", tal y como explicó la niña. Después, la cogió por el cuello para sacarla de clase.

El grupo municipal asegura que no dejará pasar el caso "y seguirá muy de cerca" cualquier novedad. Además de mantener contacto con la familia afectada, recuerda que en la reunión mantenida con la 'síndica', el concejal acudió acompañado por un padre afectado (distinto al del caso actual), un alumno de un instituto público y otra colaboradora del partido. Reitera que la defensora del pueblo escuchó de primera mano los episodios que se viven en algunos colegios de Terrassa, y que decidió no actuar. Tampoco comprenden por qué ella no trasladó el asunto a la institución superior que es el Síndic de Greuges, en tanto a que sí podría tener la competencia.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
18 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios