REUNIONES DISCRETAS LA PRÓXIMA SEMANA

Sánchez abre la puerta a los ministros de Podemos e Iglesias insistirá en Trabajo

Está previsto continuar las negociaciones la próxima semana, cuando se espera que el presidente en funciones realice su primera propuesta para la formación de un Ejecutivo conjunto

Foto: Pablo Iglesias (c), tras su comparecencia ante los medios tras la reunión que ha mantenido con Pedro Sánchez. EFE
Pablo Iglesias (c), tras su comparecencia ante los medios tras la reunión que ha mantenido con Pedro Sánchez. EFE

Limitar la contratación temporal para que la mayoría de contratos sean indefinidos, acabar con los falsos autónomos, subir el salario mínimo interprofesional hasta alcanzar los 1.200 euros al final de la legislatura, reducir la jornada laboral a 34 horas semanales y derogar la reforma laboral de 2012. Unidas Podemos quiere priorizar en un hipotético acuerdo con el PSOE la lucha contra la precariedad laboral a partir de unas reivindicaciones muy concretas que, para sacarlas adelante con "garantías", pretende acompañar ostentando el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social. Fuentes del entorno del equipo negociador de Unidas Podemos reconocen que tienen las competencias laborales en su punto de mira para desarrollar un programa de gobierno centrado en la mejora de las condiciones laborales.

Después de que el PSOE se haya abierto a contar con ministros de Podemos en la estructura del próximo Gobierno, desde Unidas Podemos dejan de momento la pelota en el tejado de Pedro Sánchez, sin profundizar todavía en el reparto de carteras. Está previsto continuar las negociaciones la próxima semana, cuando se espera que el presidente en funciones realice su primera propuesta para la formación de un Ejecutivo conjunto. Es el presidente del Gobierno quien tiene la facultad de elegir su Consejo de Ministros, y en función de este primer borrador se tomarán decisiones, aunque Pablo Iglesias ya adelantaba tras su reunión con Sánchez que estaba convencido de que el PSOE no pondrá “vetos” a los nombres que su partido proponga para que se integren en ese eventual Ejecutivo compartido.

Se evita entrar en el debate de nombres, puesto que aún no se habría entrado en esta fase, pero una de las mejor posicionadas para liderar esta cartera es la diputada Yolanda Díaz. Portavoz de la confluencia Galicia en Común, abogada y portavoz durante la pasada legislatura en las comisiones de Economía y de Industria, así como vocal en otras como Presupuestos o Pacto de Toledo, fue una de las parlamentarias más activas y puntales en el desarrollo del pacto presupuestario con el PSOE.

Iglesias ya la presentó más de una vez en actos de partido como "la próxima ministra de Trabajo". Si la continuidad de Magdalena Valerio al frente de esta cartera no está asegurada, tampoco le faltan pretendientes dentro de las propias filas del PSOE. Sin embargo, desde la dirección del partido ya se abrían este miércoles a que puedan integrarse ministros de Podemos en el Gobierno. Lo hacía el secretario de Organización, José Luis Ábalos, aunque apenas horas después se intentara matizar a sí mismo, al proclamar que la composición del Gabinete es una competencia exclusiva del presidente y este "no ha concluido" su "reflexión".

"Proporcionalidad" es el concepto fetiche de Podemos a la hora de definir el peso que deben tener los ministros morados en un hipotético Ejecutivo conjunto. El acuerdo alcanzado en la Comunidad Valenciana es un ejemplo a seguir por la formación que lidera Pablo Iglesias, donde con un peso menor que el del grupo confederal en el Congreso, Unides Podem se ha hecho con una vicepresidencia 'verde' y dos consejerías (Vivienda y Transparencia). Acuerdo por el que dicen no entender las resistencias del PSOE a nivel estatal. "Esto es lo que para nosotros significa hacer un Gobierno de cooperación y plural", concluía Iglesias a través de las redes sociales tras hacerse público el acuerdo. Insistía así en que para ellos "Gobierno de cooperación" es solamente un sinónimo de "Gobierno de coalición".

Sánchez abre la puerta a los ministros de Podemos e Iglesias insistirá en Trabajo

Para Podemos, su peso en un Ejecutivo conjunto oscilaría entre un tercio y un cuarto de las carteras o una proporción similar respecto al presupuesto que manejarían los ministerios morados. Todo está abierto, a excepción de la opción ya descartada por el PSOE del denominado 'sottogoverno', a través del que se compartirían ministerios de un color y sus secretarías generales de otro. En línea con la proporcionalidad demandada y para facilitar la "cooperación" entre ambas formaciones en un Consejo de Ministros, Iglesias ya ha avanzado que no demandará ministerios considerados de Estado (Defensa, Interior, Exteriores y Justicia).

El pacto valenciano como modelo a seguir

Siguiendo el modelo valenciano, tampoco se descarta que Podemos pelee por alguna vicepresidencia. El presidente tiene potestad para crear un número indeterminado de vicepresidencias en el Gobierno que articule. De hecho, la formación liderada por Pablo Iglesias ya llevaba en su programa electoral la reestructuración del Gobierno incluyendo tres nuevas figuras en el segundo escalafón por detrás del presidente: una vicepresidencia de Transición Ecológica y Nuevo Modelo Industrial, otra de Feminismos y Economía de los Cuidados, y una tercera de Digitalización y Nueva Economía.

Sánchez abre la puerta a los ministros de Podemos e Iglesias insistirá en Trabajo

Desde que se celebró este martes el encuentro entre Pedro Sánchez y Pablo Iglesias, el "optimismo" en Podemos ha ido en aumento. Se dicen confiados en alcanzar un acuerdo para formar un Ejecutivo conjunto y esperan que la próxima semana se produzcan avances en este sentido. Las negociaciones se plantean largas y, aunque entienden que no estarán exentas de presiones, confían en obtener buenos resultados.

Por lo pronto, aseguran que Sánchez se ha dado cuenta de que no puede acudir a la sesión de investidura sin haber recabado los apoyos necesarios para que salga adelante, y en vistas del no de Albert Rivera, se posicionan como socios imprescindibles para sacar adelante un Gobierno progresista. La negativa de Ciudadanos y PP, por tanto, y la oferta de estabilidad durante la legislatura y el empuje de los acuerdos autonómicos son otras de las bazas de la formación morada para forzar un Gobierno de coalición.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios