PRIMER PASO HACIA LA INVESTIDURA

El PSOE cree que Podemos rebaja la presión: el "Gobierno de cooperación" es "otra cosa"

Lastra señala que se trata de explorar a partir de ahora fórmulas para alumbrar un Ejecutivo "plural", "integrador", pero no habrá, insiste, un Gobierno "de coalición", que es una vía "más cerrada"

Foto: Pedro Sánchez y Pablo Iglesias, durante su reunión en el Congreso de los Diputados, este 11 de junio. (Inma Mesa | PSOE)
Pedro Sánchez y Pablo Iglesias, durante su reunión en el Congreso de los Diputados, este 11 de junio. (Inma Mesa | PSOE)

Los socialistas están convencidos de que han ganado su primera mano con Unidas Podemos. Porque el "Gobierno de cooperación" que Pedro Sánchez y Pablo Iglesias acordaron comenzar a negociar este martes es "otra cosa" distinta a un Ejecutivo de coalición puro y duro, como exigían los morados. Es otra "fórmula" diferente, más innovadora, menos "cerrada".

Una expresión, otro "significante" nuevo, como reconoció Iglesias, es lo que quedará para las hemerotecas de este primer encuentro formal de los dos líderes de cara a la investidura del socialista. "Gobierno de cooperación". El formato que permite a unos, los morados, no insistir en la "coalición", y a otros, los socialistas, no hablar de Gabinete "en solitario". Pero los dos socios no lo conciben el concepto de la misma manera. Para Unidas Podemos sigue tratándose de un Ejecutivo conjunto, se llame "de coalición" o "de cooperación" porque lo importante son los contenidos.

Pero según explicó Adriana Lastra, la portavoz parlamentaria del PSOE, no son expresiones sinónimas. Un "Gobierno de cooperación" es un "Gobierno plural, abierto, integrador, incluyente, representativo de las diferentes sensibilidades y con personalidades referentes de sus distintos ámbitos". La dirigente señaló que "no se habló de nombres" durante la reunión de algo más de una hora entre Iglesias y Sánchez, cuando se le preguntó expresamente si habrá ministros de Unidas Podemos. "Pero sí puedo decir que entre Unidas y Podemos y PSOE por desgracia no sumamos", siguió, para reforzar el argumento utilizado por el PSOE de que no es posible un Gabinete de coalición porque ambas fuerzas llegan a los 165 escaños, a 11 de la absoluta.

La portavoz socialista apuesta por buscar "fórmulas novedosas e innovadoras", "diferentes a las conocidas hasta ahora"


Así que como "los números no dan", añadió Lastra, hay que saltar a otra expresión conciliadora de los deseos de las dos partes. "Nos permite hablar de un Gobierno integrador, incluyente, no es algo cerrado como podría ser un Gobierno de coalición. No, un Gobierno de cooperación es otra cosa", explicó. ¿Se respetará la proporcionalidad de las dos fuerzas? "Lo importante es la voluntad de acuerdo", dijo, sin precisar más. La portavoz no quiso poner ejemplos de la idea que ahora los dos socios quieren poner en pie. Apostó por buscar "fórmulas novedosas e innovadoras", "diferentes a las conocidas hasta ahora". Los socialistas siempre han insistido en que están dispuestos a integrar a referentes del universo de Unidas Podemos, pero no miembros del partidos, por la reticencia que genera el formato de coalición en otros partidos cuyos votos son necesarios para que prospere la investidura.

Una "agenda progresista"

La dirigente relató que los socialistas salen "muy satisfechos" de la reunión con Iglesias, en las que se comprobaron las "grandes coincidencias programáticas". Lastra se refirió a la labor conjunta del último año, cómo PSOE y Unidas Podemos han sacado adelante muchas medidas para "mejorar la vida de los españoles" y ahora se centrarán en acordar un programa que bascule sobre los cuatro ejes anunciados por Sánchez la pasada semana (transición ecológica, impulso a la digitalización, desigualdad y fortalecimiento de la Unión Europea).

El PSOE cree que lo más importante son las coincidencias programáticas, la "voluntad de acuerdo" de ambos y la experiencia previa

Lastra reiteró la voluntad de los socialistas de que pueda haber un Gobierno "progresista cuanto antes", y se desbloquee una situación "en la que no gana nadie y pierde España". Subrayó que el mandato de las urnas está "muy claro", como se vio en los cuatro procesos electorales celebrados el 28-A y el 26-M. La experiencia de colaboración de estos 12 meses ha demostrado, señaló, que es "posible el entendimiento de la izquierda". Y ahora PSOE y Unidas Podemos quieren lanzar el mensaje de que desean y pueden sumar. "Tenemos los mejores mimbres", la experiencia previa y la "capacidad" de entendimiento para llevar adelante una "agenda progresista", insistió la diputada.

El PSOE cree que Podemos rebaja la presión: el "Gobierno de cooperación" es "otra cosa"

A partir de ahora, seguirán las negociaciones "discretas", que pilotarán personalmente Sánchez e Iglesias. Pero incluso cuando cierren su acuerdo solo sumarán 165 votos, y necesitarán más apoyos y abstenciones para que el presidente logre su reelección. El objetivo del líder socialista, que se reúne este martes también con Pablo Casado y Albert Rivera, sigue siendo procurar su abstención, por "responsabilidad".

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios