"NO GUSTA LA REALIDAD, GUSTA EL RUIDO"

El informe de Junqueras: "Se confunde la desobediencia de manual con la rebelión"

Atacó los puntos débiles, como las diferencias de criterio entre la Fiscalía y la Abogacía del Estado en su acusación, por rebelión la una y por sedición la otra: "No será tan clara la tesis si es antitética"

Foto: Andreu Van den Eynde. (EFE)
Andreu Van den Eynde. (EFE)

Andreu Van den Eynde, el abogado de Oriol Junqueras, abrió este martes el turno de informes de las defensas en el tramo final del juicio del 'procés'. Con tono pausado, pero crítico y apasionado, el letrado fue desgranando los agujeros del procedimiento, incidiendo en la duda sobre la existencia misma de la rebelión. "Tenemos dos coches rotos y ellos hablan del apocalipsis. No les gusta la realidad, les gusta el ruido", indicó ante la sala, que le escuchaba en absoluto silencio. Cargó contra la tesis de que en Cataluña se produjo un golpe de Estado y destacó las diferencias entre la Fiscalía y la Abogacía del Estado para echar por tierra ambas acusaciones: "Se confunde la desobediencia de manual con la rebelión, la crisis de que alguien diga que no quiere cumplir con una cosa se traslada a la rebelión".

Arrancó filosófico. "No es tarea fácil abordar este informe y defender a estos compañeros de viaje inseparable, en lo judicial ahora, en lo político desde hace tiempo y en la vida, en lo ético y en lo moral", introdujo para referirse, por primera vez, al ruido. "Ha habido mucho ruido, estridencias, exageraciones, incluso alguna mentira. Ese ruido, esa banda sonora de la exageración que nos ha apartado de la melodía de los hechos".

El letrado cargó contra las partes menos consistentes del procedimiento. Fue directo a los Mossos. "Se difuminan tesis esenciales que se han mantenido todo el juicio, como el papel de los Mossos. Esto ha desaparecido. Y aparte, el tratamiento final de los Mossos, en la que son la prueba de cargo principal y al mismo tiempo el motor de la rebelión".

Atacó los puntos débiles. Las diferencias de criterio entre la Fiscalía y la Abogacía del Estado en su acusación, por rebelión la una y por sedición la otra. "No será tan clara la tesis de la acusación si es antitética entre la Fiscalía y la Abogacía del Estado", dijo. Atacó los documentos clave de la prueba, como Enfocats. Y atacó a Vox. Sobre los de Santiago Abascal fue tajante: "No hay mucho que decir, más allá de que su intervención justifica este marco ultra que parece situar a las otras acusaciones en una posición muy cómoda".

También se refirió a la criminalización de las ideas. "Lo que se persigue es una ideología y por eso se criminaliza expresarla", aseguró. "Votar e incluso declarar la independencia no es delito. Nuestro sistema no se puede basar en el terror penal". A su espalda, Junqueras asentía constantemente. Se refirió a la secretaria judicial atrapada en la Conselleria el 20 de septiembre, a la que acusó de exagerar y tocar "la banda sonora del terror de la acusación". En la manifestación -dijo- hubo música Ska, canciones, castells. "La única violencia de la que se habla es la que se cuenta con los medios de una mano".

Después de valorar el 20 de septiembre, abordó lo ocurrido en octubre. "Los hechos se transformaron nuevamente en política. Despachos, llamadas, mediadores, políticos arriba y abajo...". E insistió en que la declaración de independencia del día 27 fue simbólica: "En el plano fáctico y jurídico, la única persona que defiende la trascendencia es el fiscal", criticó.

En su análisis, recordó las bases del delito de rebelión para argumentar que jamás se produjo en Cataluña: "Yo aún no sé cuándo es el alzamiento. No me he enterado". Pero tampoco dejó hueco para el de sedición: "Si por cerrar una puerta te pueden caer 15 años de prisión...". Ni al de malversación: "Se viene a decir por la acusación que todo el departamento de Exteriores es inconstitucional". Ni al de organización criminal: "Si Vox no lanzó 400 veces la caña, no la lanzó ninguna. La tiró ahí a ver si salían los líderes, pero no pescó ni un pez".

Con los delitos ya descartados, se centró en los derechos: "Yo no digo que este juicio se base en el derecho a la autodeterminación. Lo que digo es qué pasa cuando un político cree que el pueblo tiene derecho a la autodeterminación". Y sin responder a la cuestión, lanzó una nueva pregunta: "¿Qué sucede cuando en unas elecciones se vota a un partido legal que apuesta en un programa político por la independencia?".

También fue contra esa hidra de mil cabezas que han creado las investigaciones judiciales sobre el 'procés'. "Esta investigación se inicia en 2015 con una circular de la Fiscalía de la Audiencia Nacional que dice que 'dentro de unos días puede que se apruebe en el Parlamento una resolución'. Ese es el origen de esta causa. Esa circular es una circular que con la bola de cristal decide que esa decisión política se debe investigar. Y rápidamente a la Fiscalía le contesta el avezado señor Baena, que se dedica a investigar a miembros del Gobierno que son aforados. Van a investigar a la Generalitat de Cataluña", dijo.

"Hay un flujograma, que son estas cosas que le gustan a los modernos, que dice el modus operandi del modo criminal. Estado autonómico, flecha, estado independiente. Esta causa prospectiva durará un año y medio en la Fiscalía", denunció. Y se lanzó a la yugular de la tesis que sostuvo el Ministerio Público en su informe de la pasada semana: "Hablar de golpe de Estado es la demostración de lo que está ocurriendo aquí, se está confundiendo la desobediencia con la rebelión".

Los dardos a la Fiscalía dieron entonces paso a ataques contra los hombres fuertes de la Guardia Civil. Primero contra Diego Pérez de los Cobos, coordinador de los tres cuerpos durante el referéndum: "Dijo aquí mismo que la convivencia no está por encima del cumplimiento de la orden, pero es que eso es lo que ponía en el auto [que ordenaba impedir el 1-O]. Incumplió el auto e incumplió la instrucción". Y después contra el coronel Daniel Baena: "Para mí es uno de los mayores expertos en España en ciberdelitos, pero claro, le dieron una cosa un poco complicada... Una investigación política".

En medio de la crítica, Van den Eynde admitió la trascendencia del juicio: "Este es un caso apasionante. Todos mis compañeros van a coincidir conmigo en que hay una parte que hemos disfrutado en este juicio por muy trágico que sea. Esto es lo que H. L. A. Hart decía que es un caso difícil. Es un caso en el que se va a explicar qué respuesta penal se tiene que dar a una proposición en un Parlamento hecha por diputados inviolables. Se va a dar respuesta a qué responsabilidad penal tiene una entrevista a un periódico". Y cerró su informe con una reflexión: "En Cataluña hay indignación. No deja de ser la desafección de Montilla de 2010 evolucionada. Es el punto en el que estamos. Estamos ahí, con la mano tendida para solucionar este conflicto. Es lo que esta sentencia tendría que ser. Espero haberles ayudado a hacer la mejor de las sentencias... La sentencia que resuelva conflictos".

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
13 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios