BAJO SOSPECHA TAMBIÉN EL LUGO - HUESCA

Amaños: la Policía investiga una reunión previa al último Real Madrid - Huesca

Los investigadores rastrean un encuentro entre directivos del club oscense e individuos no identificados para negociar el pago de una deuda por apuestas justo antes del Real Madrid-Huesca

Foto: El delantero del Real Madrid Brahim Díaz (c), con el balón ante el centrocampista del Huesca Damián Musto, durante el partido de la vigésimo novena jornada de Liga. (EFE)
El delantero del Real Madrid Brahim Díaz (c), con el balón ante el centrocampista del Huesca Damián Musto, durante el partido de la vigésimo novena jornada de Liga. (EFE)

La investigación sobre la presunta trama de apuestas ilegales en partidos de Primera, Segunda y Tercera División sobrevuela más encuentros de los que habían trascendido hasta ahora. El Servicio de Control de Juegos de Azar de la Policía Nacional tiene en su punto de mira una reunión entre directivos de la Sociedad Deportiva Huesca y terceros individuos no identificados que se celebró dos semanas antes del partido que enfrentó al Real Madrid y al club oscense el pasado 31 de marzo, correspondiente a la jornada 29 de la máxima categoría del fútbol español.

Según documentos incorporados al sumario de la llamada operación Oikos a los que ha tenido acceso El Confidencial, los investigadores sospechan que en esa misteriosa cita, que habría tenido lugar en Huesca, se negoció el pago de una supuesta deuda de unos 100.000 euros que dirigentes del equipo aragonés habían contraído con los supuestos cabecillas de la red, los exfutbolistas Raúl Bravo y Carlos Aranda, apodados “los malos” por el temor que suscitaban sus prácticas mafiosas en el mundo del fútbol. Bravo y Aranda presionaron para que esa cantidad se saldara cuanto antes. Días después de la reunión, el Real Madrid se impuso en el Santiago Bernabéu a la SD Huesca en un partido loco que terminó 3-2.

Fragmento del interrogatorio a José Antonio Martín 'Petón'.
Fragmento del interrogatorio a José Antonio Martín 'Petón'.

Los agentes de la Unidad de Delincuencia Especializada y Violenta (UDEV) que lideran las pesquisas preguntaron por esa cita a varios de los imputados y testigos, que tuvieron que desfilar por dependencias policiales la semana pasada para prestar declaración. Los investigadores incidieron en la proximidad temporal de la reunión con el Real Madrid-SD Huesca.

Entre los interrogados por ese asunto se encuentra el exfutbolista, empresario y periodista José Antonio Martín 'Petón', presidente del principal accionista del equipo oscense, Fundación Alcoraz, y consejero del club. Petón negó tener conocimiento de la reunión y dijo que la última vez que vio a Bravo fue hace 15 años. A Aranda directamente no lo conocía. También fue preguntado por la cita José Luis Ortas, director general del club, que aseguró no haber participado en ninguna reunión de ese tipo y añadió que ni siquiera tenía constancia de que hubiera existido una cita "en esas circunstancias", a pesar de que la Policía tiene datos que sí lo sitúan en ella. También habría participado el ya expresidente de la institución Agustín Lasaosa, otro de los investigados.

Declaración de José Luis Ortas, director general del SD Huesca.
Declaración de José Luis Ortas, director general del SD Huesca.

La reconstrucción de las horas previas a los partidos busca arrojar luz sobre el funcionamiento de esta presunta organización criminal especializada en la manipulación de partidos de fútbol, la primera desmantelada en España que habría logrado infiltrarse en plantillas de Primera División. Dos días antes de uno de los encuentros señalados por las diligencias, el Valladolid-Valencia del pasado 18 de mayo, Bravo se desplazó a la capital castellanoleonesa con el supuesto objetivo de pactar el amaño de ese partido con el jugador local Borja Fernández, situado también por el sumario en el epicentro de la trama. Se da la circunstancia de que Bravo, Aranda, Fernández y un cuarto imputado, el actual jugador del Getafe Samu Saiz, pasaron por las categorías inferiores del Real Madrid.

Las actuaciones revelan que hay otros partidos bajo el radar de la Policía. Las diligencias arrancaron tras una avalancha de apuestas sospechosas en un Huesca-Nàstic de Segunda División jugado el 27 de mayo de 2018. Entró tanto dinero que la mayoría de operadores decidieron suspender las cotizaciones del partido. El Departamento de Integridad de LaLiga denunció el encuentro ante los indicios de que el marcador, un 0-1, había sido adulterado. La operación Oikos es el resultado de un año de trabajo tirando del hilo de esa denuncia.

Sin embargo, el sumario se remonta un poco más atrás. En concreto, una semana antes, al Lugo-Huesca disputado el 21 de mayo, en el que el equipo aragonés certificó su ascenso a Primera tras vencer por 0-2. La Sección de Control de Juegos de Azar ha localizado comunicaciones que demostrarían que la red intentó condicionar ese resultado. Además, como reveló este diario, también están bajo sospecha otros dos encuentros del Huesca del tramo final de esta temporada. Se trata del Betis-Huesca (1-2) y el Huesca-Valencia (2-6).

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
29 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios