Tras una denuncia de Vicens Vives

Multa de más de 33M contra 34 editoriales por pactar los precios de los libros de texto

El organismo señala que se sancionan conductas consideradas "muy graves" por la normativa europea

Foto: Varios niños en el Colegio Virgen del Cortijo de Madrid. (EFE)
Varios niños en el Colegio Virgen del Cortijo de Madrid. (EFE)
Autor
Tiempo de lectura2 min

La Comisión Nacional del Mercado de la Competencia (CNMC) ha impuesto una sanción de 33,8 millones de euros a 34 editoriales de libros de texto no universitarios y a la asociación Anele por "crear un mecanismo para restringir políticas y condiciones comerciales".

Según informa el organismo, se ha desarticulado el mecanismo para coordinar políticas y condiciones comerciales en el marco del desarrollo y aplicación de un Código de Conducta para el sector editorial de libros de texto.

Además, añade que también se ha puesto fin al pacto de determinadas editoriales para fijar el precio y condiciones comerciales del libro de texto digital alcanzado entre Anele y diez editoriales.

De este modo, informa de que a partir de una denuncia realizada por la Editorial Vicens Vives, se han sancionado dos conductas ilícitas: una infracción en relación con el desarrollo y aplicación del Código de Conducta para el sector editorial y otra infracción en relación con el libro digital.

Ambas "son muy graves", según la Ley de Defensa de la Competencia y del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea, ha destacado la CNMC. Además, consideran que "ha quedado acreditada la existencia de métodos de castigo a las editoriales que no cumplían con los acuerdos, aunque voluntariamente no se hubieran adherido al Código de Conducta" establecido previamente.

Anele envió cartas a competidores y a centros educativos, incluyendo amenazas de denuncias y se realizaron medidas de presión

Anele, especifica el comunicado de Competencia, envió cartas a competidores y a los centros educativos, incluyendo amenazas de denuncias y se realizaron medidas de presión concretas contra Edelvives, hasta que se unió a los acuerdos, y se presentaron demandas de competencia desleal contra Vicens Vives.

También recuerda que la comercialización de libros de texto tiene unas características peculiares, ya que las familias de los alumnos, que son las compradoras de los libros, no seleccionan el producto en función del precio porque están obligados a adquirir los libros de texto que se prescriban en el centro educativo donde asisten sus hijos.

Además, hay etapas educativas de precio fijo (educación infantil, bachillerato y FP) y otras (educación primaria y ESO) con precio libre. A ello, hay que añadir una regulación sobre los contenidos de los libros de texto no universitarios muy "clara y determinante".

Asimismo, los centros educativos tienen la obligación legal de mantener los mismos libros de texto por periodos de al menos cuatro años, salvo que estuviera plenamente justificada su sustitución antes del tiempo establecido.

Anele ha expresado en un comunicado su "estupefacción ante la resolución", que ha considerado "arbitraria e injusta"

Anele ha expresado en un comunicado su "estupefacción ante la resolución" de la Comisión y ha afirmado que ni la asociación, ni ninguna de las empresas asociadas han incurrido en prácticas contrarias a la competencia.

Ha considerado la sanción "arbitraria e injusta" e interpondrá, por ello, el correspondiente recurso contencioso-administrativo ante la Audiencia Nacional.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios