Tras el informe sobre el 'procés'

Borrell pide a la ONU más transparencia y control para sus grupos de trabajo

El ministro en funciones ha puesto en entredicho el funcionamiento del grupo que ha emitido ese polémico informe, cuya difusión ha atribuido a una "cortina de humo"

Foto: El ministro de Asuntos Exteriores en funciones, Josep Borrell. (EFE)
El ministro de Asuntos Exteriores en funciones, Josep Borrell. (EFE)

El ministro de Asuntos Exteriores en funciones, Josep Borrell, cree que los grupos de trabajo de la ONU, como el responsable del informe que pedía la libertad de los líderes independentistas en prisión, deben contar con una financiación "transparente y clara" y un mejor sistema de "rendición de cuentas".

Borrell ha puesto en entredicho el funcionamiento del grupo que ha emitido ese polémico informe, cuya difusión ha atribuido a una "cortina de humo" para tratar de tapar la repercusión de la reciente decisión del Tribunal Europeo de Derechos Humanos de respaldar al Tribunal Constitucional en la suspensión del pleno del Parlament de 2017 que iba a declarar la independencia de Cataluña.

En una rueda de prensa conjunta con el titular de Exteriores del Líbano, Gebrán Basil, ha recordado que ya se ha dirigido telefónicamente y mediante notas verbales a la alta comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, para hacerle llegar las quejas de España por la filtración del informe a medios independentistas, con los que ha visto cierta "connivencia".

Pero también considera que el funcionamiento de este grupo de trabajo presenta una serie de anomalías que no ha querido detallar pero que sí ha explicado a Bachelet por escrito, hasta el punto de entender que algunos de sus miembros no deberían continuar participando en sus actividades.

En cualquier caso, y más allá de desacreditar el contenido del documento, Josep Borrell ha hecho hincapié en que no se puede poner en el mismo plano la decisión "rotunda y extraordinariamente bien argumentada" del Tribunal de Estrasburgo de Derechos Humanos que avala el papel del Constitucional en la crisis catalana con la "opinión" de un grupo de trabajo sobre derechos humanos de la ONU.

Se trata de "dos ligas diferentes" para cuestiones de "diferente magnitud y trascendencia" y que no pueden situarse "al mismo nivel", ha recalcado. El ministro en funciones ha dejado claro que España apoya la labor de los llamados procedimientos especiales de la ONU, pero también plantea que deben actuar con total transparencia y de modo que no puedan ser objeto de "manipulación", actuando con absoluta "claridad" en sus gestiones y la difusión de conclusiones.

Como ejemplo de la distorsión con la que algunos medios tratan estas cuestiones, ha recordado que recientemente se presentó como un informe de la ONU contra España sobre Cataluña lo que en realidad era la opinión de una ONG de Sri Lanka que se había colgado en la página web del Comité de Derechos Humanos de Naciones Unidas.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
12 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios