PACTOS POSTELECTORALES

Vox asume que Carmena será alcaldesa porque Cs sigue sin querer negociar

Espinosa de los Monteros da por hecho que Albert Rivera seguirá en su idea de no sentarse con el partido de Abascal y ya habla de que la actual alcaldesa continúe con el bastón de mando

Foto: Carmena, alcaldesa en funciones de Madrid. (EFE)
Carmena, alcaldesa en funciones de Madrid. (EFE)

El portavoz de Vox en el Congreso de los Diputados, Iván Espinosa de los Monteros, entiende que en estos momentos todas las posibilidades están abiertas de cara a la configuración del próximo gobierno municipal en el Ayuntamiento de Madrid. Sin embargo, asume como una de las probabilidades más viables en este momento la de que Manuela Carmena siga siendo alcaldesa. Argumenta que Ciudadanos sigue negándose a sentarse en una mesa de negociación y que esto hace imposible hablar sobre cualquier eventual acuerdo, con lo que el partido más votado se haría con el bastón de mando del consistorio.

Espinosa de los Monteros ha mantenido ya contactos con miembros de la dirección nacional del PP, aunque sin avanzar en acuerdos concretos, dado que Ciudadanos se encuentra al margen de estas conversaciones bilaterales y son necesarios los tres partidos para alcanzar cualquier pacto. El número tres de Vox tampoco descarta la denominada 'operación Villacís', que supondría que la candidata de Ciudadanos, Begoña Villacís, se sentara en el sillón presidencial del ayuntamiento a través de un acuerdo con el PSOE y con el apoyo de Más Madrid, como ya ha expresado Íñigo Errejón, para aislar a Vox, una vía por la que ya ha apostado el candidato de Ciudadanos en Barcelona, Manuel Valls, con Ada Colau.

"No hemos venido aquí a ser muleta de nadie", ha advertido Espinosa de los Monteros, quien reclama un peso en los hipotéticos acuerdos postelectorales con PP y Cs proporcional a su fuerza. Subraya que su partido tienen el 20% del bloque conservador y que, por lo tanto, su influencia debería proporcional a este porcentaje. En concreto, el dirigente de la formación quiere negociar unos principios programáticos básicos y medidas concretas diferentes para cada institución en la que sea determinante. No reclaman sillones ni entrar en el gobierno municipal o autonómico, pero sí poder defender unas ideas políticas y unos compromisos adquiridos con sus votantes, un concepto que el partido llevará hasta el final.

En esa misma línea de hecho se expresó el líder de la formación, Santiago Abascal, ayer cuando anunció que había mantenido contacto telefónico con el presidente del PP, Pablo Casado, pero no con el de Ciudadanos, Albert Rivera, y que Vox estaba dispuesto a ser "flexible" en sus negociaciones, pero que exigía hablar cara a cara con quienes tenía que negociar. "No será difícil alcanzar acuerdos para quienes se sienten con nosotros, pero será imposible si no se sientan", aseveró el líder del partido. "Sin diálogo no habrá alternativa a la izquierda", advirtió Abascal, que dejó abierta la posibilidad de que Carmena siguiera al frente del Ayuntamiento.

"No tenemos miedo a volver a nuestros inicios, ni a las campañas mediáticas en nuestra contra; seguiremos con la mano tendida tras la constitución de los gobiernos municipales y autonómicos, porque siempre queda el mecanismo de la moción de censura", sostuvo el dirigente de Vox, que se mostró firme hasta este extremo en su posición. Abascal consideró "humillante" prestarse a repetir lo que su partido hizo en Andalucía, cuando Ciudadanos se negó a sentarse con la formación y solo dialogó con el PP, que hizo de correa de transmisión para avalar un pacto a tres que no tuvo foto.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
65 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios