Detenido en Palma

Prisión provisional para el empresario mexicano buscado por corrupción

Alonso Ancira, buscado por Interpol y detenido en Palma, ha pedido su libertad y que no sea extraditado a México, pero el juez ha ordenado su ingreso en prisión ante el riesgo de fuga

Foto: El empresario mexicano Alonso Ancira, detenido en Palma este martes (Efe)
El empresario mexicano Alonso Ancira, detenido en Palma este martes (Efe)

El juez ha enviado a prisión provisional al empresario mexicano Alonso Ancira, dueño de la siderurgia Altos Hornos de México (Ahmsa), reclamado por este país, ante el riesgo de que se fugue de España, puesto que adelantó un vuelo que tenía previsto para el 5 de junio y se iba a marchar anoche a Canadá. Ancira fue detenido este martes en el aeropuerto de Son Sant Joan de Palma de Mallorca cuando se disponía a coger un vuelo.

En el auto de prisión de Ancira, al que ha tenido acceso Efe, el juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz tiene en cuenta esta circunstancia a la hora de enviarle a prisión, después de que el empresario se haya negado por videoconferencia a ser extraditado a México y haya pedido su libertad.

En el escritom el juez destaca la "gravedad del hecho imputado" por México (delitos de blanqueo y corrupción) y la posibilidad de que pudiera fugarse, en vista de que "el vuelo de salida de Mallorca estaba previsto para el 5 de junio, cambiando repentinamente de salida para el día en el que fue arrestado, probablemente hacia Canadá y no a los Estados Unidos".

Para adoptar su decisión, el magistrado también ha tenido en cuenta que no tiene arraigo, "pues el hecho de tener una vivienda en España no puede así considerarse".

Durante su declaración este miércoles ante el juez por videoconferencia desde Mallorca, Ancira se ha negado a ser extraditado y ha reclamado su libertad mientras se tramita su entrega. La Fiscalía ha pedido en cambio su ingreso en la cárcel sin fianza, medida que ha adoptado el juez.

Ancira, defendido por el abogado Ismael Oliver, se enfrenta en México a acusaciones por delitos que causaron "grave daño patrimonial" a la compañía estatal Petróleos Mexicanos (Pemex), según ha informado la Fiscalía mexicana.

Venta irregular y sobornos

Los delitos que se le atribuyen están relacionados con la investigación en marcha de la venta con un supuesto sobreprecio de una planta de fertilizantes hecha a Pemex en 2013. Según los investigadores, esa transacción fue sellada con un sobreprecio de unos 500 millones de dólares por Ahmsa cuando Pemex era dirigida por Emilio Lozoya Austin, sobre quien también pesa una orden de captura y a quien igualmente le fueron congeladas varias cuentas.

Fuentes del Gobierno de México han indicado que la planta de fertilizantes no tenía un valor que superara los 50 millones de dólares, por lo que se considera que el sobreprecio afectó de forma negativa a Pemex, además de que todavía no funciona por estar obsoleta.

Fuentes jurídicas han indicado a Efe que se sospecha que con el dinero ilícito obtenido por la venta de la planta se compró un condominio en México. Al que fuera director de Pemex durante el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto (2012-2018) se le investiga también por haber recibido presuntamente unos 10,5 millones de dólares en sobornos de la constructora brasileña Odebrecht.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios