NEGOCIACIONES PARA LA ALCALDÍA DE BARCELONA

Colau valora el ofrecimiento de Valls y mira tanto a ERC como a PSC para cogobernar

Los distintos escenarios están abiertos, pero existen numerosos elementos que podrían acabar inclinando la balanza de los 'comuns' en favor de buscar un acuerdo con los socialistas

Foto: Jaume Collboni (PSC), Manuel Valls (BCN-Cs), Ada Colau (BeC) y Ernest Maragall (ERC), antes del debate de candidatos a la alcaldía de Barcelona. (EFE)
Jaume Collboni (PSC), Manuel Valls (BCN-Cs), Ada Colau (BeC) y Ernest Maragall (ERC), antes del debate de candidatos a la alcaldía de Barcelona. (EFE)

Barcelona en Comú mira tanto a ERC como al PSC para formar un hipotético Gobierno de coalición que mantenga en la alcaldía a Ada Colau, aunque para ello tuviese que repartirse el bastón de mando la mitad de la legislatura bien con el republicano Ernest Maragall bien con el socialista Jaume Collboni. Ambas opciones siguen abiertas, aunque el argumentario del equipo de Colau sigue insistiendo en que su primera opción pasa por lograr un acuerdo de gobierno que incluya tanto a ERC como a PSC, a sabiendas de que se trata de una posiblidad que los dos actores aludidos rechazan de plano. La oferta de Manuel Valls de dar su apoyo a Colau sin contrapartidas, para evitar que el Ayuntamiento de Barcelona sea independentista, podría acabar inclinando la balanza de los 'comuns'.

Colau valora el ofrecimiento de Valls y mira tanto a ERC como a PSC para cogobernar

El número dos de la candidatura encabezada por la actual alcaldesa, Joan Subirats, ha sido el encargo de salir a valorar el nuevo escenario planteado por Valls, aun contraviniendo las directrices de Ciudadanos, y ha agradecido "su buena disposición de votar a Colau". Sin embargo, ha matizado que "no pensamos discutir un acuerdo de gobierno". Sin acabar de aclarar si aceptaría o no sus votos para evitar un Gobierno de ERC, Subirats ha preferido mantener la discreción sobre las prioridades de Barcelona en Comú y ha tirado de ambivalencia insistiendo en una suma de "izquierdas" para formar un Gobierno 'tripartit' que no entra ni en los planes de los republicanos ni de los socialistas.

Los 'comuns' se enfrentan a su histórico debate no resuelto de prioridades: soberanismo o socialismo. Ahora tendrán que elegir o ceder la alcaldía

El equipo negociador de Colau quiere hacerse con el manejo de los tiempos y seguir desarrollando negociaciones cruzadas. Ni aceptan ni rechazan la oferta de Valls, quien ha dado cuenta de que procede de otra cultura política. Esta misma mañana, en una entrevista en el programa 'Más de uno' en Onda Cero, ha reconocido la discrepancia con Cs y "Ada Colau es la que tiene que elegir el futuro de la ciudad". Mientras tanto, Colau ha mantenido este miércoles la primera reunión de su ronda de conversaciones con el independentista Ernest Maragall. Lo único que ha trascendido de este encuentro es que la alcaldesa le había trasladado su rechazo a que cualquier pacto pueda incluir a los neoconvergentes de JxCAT, dado que su objetivo pasa por un acuerdo basado en "políticas concretas de carácter progresista y transformador".

La exclusión de los de Elsa Artadi es otro de los elementos que podrían inclinar la balanza hacia un acuerdo con los socialistas después del ofrecimiento lanzado por Valls, con quien niegan haber mantenido conversaciones. Asimismo, Maragall, que obtuvo los mismos concejales que Colau pero medio punto porcentual más de votos —5.000 sufragios—, no ve con buenos ojos la posibilidad de repartirse la alcaldía con Colau dos años cada uno. En su opinión, se trataría de “la peor de las soluciones y el peor de los inventos”, según ha declarado en una entrevista con Rac1.

La escisión del sector más proindependentista para sumarse a las filas de ERC es otro de los elementos que inclinan la balanza a favor de un pacto con PSC

Los distintos escenarios están abiertos, pero otro de los elementos cruciales que suma enteros a la vía abierta por Valls es el hecho de que el sector más proindependentista de los 'comuns', aunque autodenominado soberanista, se ha escindido para irse a integrar las filas de ERC. Se trata de Nova, el sector liderado por la exdiputada de los 'comuns' en el Parlament Elisenda Alamany, que bajo este paraguas concurrió como número dos en la lista de Ernest Maragall. Otro de los pesos pesados de los 'comuns' que tendría capacidad a la hora de condicionar la balanza sería el también exdiputado Joan Josep Nuet, quien también se ha ido a ERC, aunque en su caso al Congreso de los Diputados, acompañando los primeros puestos de lista de Gabriel Rufián en las generales.

Aunque existe debate interno en Barcelona en Comú, diversas fuentes señalan que no generaría demasiado conflicto un pacto solo con los socialistas, como sí podría haberlo hecho con total seguridad en el pasado, antes de que se produjeran las mencionadas escisiones. Los 'comuns' siempre han tenido un cariz soberanista que podría verse diluido si finalmente se acepta la propuesta de Valls, pero lo que priorizarían en esta ocasión sería su carácter progresista. Barcelona en Comú se enfrenta así a su histórico debate de prioridades nunca resuelto: soberanismo o socialismo. En esta ocasión, tendrán que elegir o, en caso contrario, cederían la alcaldía. Valls también ha tenido que elegir entre el independentismo o los 'comuns', decantándose por lo segundo.

Colau valora el ofrecimiento de Valls y mira tanto a ERC como a PSC para cogobernar

Otra de las lecturas a tener en cuenta de cara a mirar a ERC o al PSC es el hecho de que Barcelona en Comú haya perdido apoyos en los barrios del 'cinturón rojo' de la Ciudad Condal, en comparación a 2015, cuando los 'comuns' conquistaron estas zonas. Ahora ha sido el PSC quien ha vuelto a imponerse en estos barrios, por lo que la reflexión es que el procesismo podría estar llegando a un final de ciclo favoreciendo que se vuelvan a poner en el centro de la agenda las políticas sociales dirigidas a las mayorías. Una reflexión que se deslizaría también de las palabras de Subirats en la rueda de prensa para valorar la reunión con ERC: "Desde Barcelona en Comú, pensamos que la ciudad necesita políticas concretas que están representadas por un acuerdo de izquierdas que tiene un apoyo histórico del 60% de los votos".

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
25 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios