SOLO GEROA BAI Y BILDU LOGRAN REPRESENTACIÓN

La gestión del 'caso Alsasua' encumbra al alcalde y expulsa a los constitucionalistas

Javier Ollo (Geroa Bai), que se ha significado por su apoyo a los condenados y sus familiares, duplica su representación y logra 10 de los 13 ediles en un ayuntamiento del que salen UPN, PSN y Podemos

Foto: Javier Ollo, alcalde de Alsasua. Al fondo, el bar Koxka donde tuvo lugar la agresión a dos guardias civiles y sus parejas. (EFE)
Javier Ollo, alcalde de Alsasua. Al fondo, el bar Koxka donde tuvo lugar la agresión a dos guardias civiles y sus parejas. (EFE)

Las elecciones municipales han deparado dos grandes titulares en Alsasua (Navarra). Por un lado, las fuerzas constitucionalistas han desaparecido del ayuntamiento, que los próximos cuatro años estará conformado únicamente por Geroa Bai y EH Bildu después de que las urnas hayan dejado sin representación municipal a UPN, PSN y Podemos. Por otro lado, la marca del PNV en Navarra logra la mayoría absoluta tras duplicar su representación en el municipio y obtener diez de los trece concejales.

El gran triunfador en este municipio navarro tiene el nombre de Javier Ollo, el alcalde que se presentaba a la reelección y que ha obtenido el respaldo mayoritario del municipio, que le ha reconocido así su gestión del ‘caso Alsasua’. El regidor municipal ha liderado desde la Alcaldía el apoyo municipal a los ocho jóvenes condenados entre trece y dos años de cárcel por la agresión a dos guardias civiles y sus parejas en octubre de 2016 y a sus familiares, situándose en muchas ocasiones en primera línea de la protesta por la condena impuesta por la Audiencia Nacional.

Bildu no ha podido rentabilizar el ‘caso Alsasua’ a la hora de ampliar su representación municipal y se queda con un apoyo similar al de hace cuatro años

EH Bildu, por el contrario, no ha podido rentabilizar el ‘caso Alsasua’ a la hora de ampliar su representación municipal, lo que sorprende si se tiene en cuenta que la coalición ‘abertzale’ había sido la fuerza más votada en las elecciones generales del 28 de abril tras duplicar prácticamente su apoyo. En la cita de hace un mes, la antigua Batasuna experimentó un fuerte crecimiento sustentado en la presencia de Isabel Pozueta, una de las madres de los jóvenes condenados, como cabeza de lista al Congreso de los Diputados por Navarra. En términos generales, la coalición 'abertzale' logró capitalizar el malestar en Navarra por la respuesta judicial al ‘caso Alsasua’, imponiéndose en la práctica totalidad de los municipios del corredor del norte de Navarra, si bien la que es portavoz del colectivo que integran los padres de los condenados por la agresión a los dos guardias civiles y sus parejas no obtuvo asiento en la Cámara Baja por un estrecho margen de votos en su pugna con el PSN por este escaño.

Pero un mes después de las generales EH Bildu no ha logrado trasladar este crecimiento al Ayuntamiento de Alsasua y se queda con el mismo apoyo social logrado hace cuatro años. De 818 votos en 2015 pasa a 843. Del 21,42% del respaldo al 21,63%. Muy diferente es la situación de Geroa Bai, que arrasa al lograr el 62,29% de los sufragios. La formación nacionalista dobla el número de concejales a costa del PSN y de Goazen Alsasua, la agrupación local vinculada a Podemos que se presentó en las elecciones de 2015 –aunque para estos comicios ha concurrido la marca Podemos como tal–, que pierden sus dos concejales cada uno, y de UPN –ahora dentro de la coalición electoral Navarra Suma con Ciudadanos y PP–, que se deja su edil.

El propio alcalde, en declaraciones a Radio Euskadi, ha admitido que ha recibido el apoyo de votantes de estas tres formaciones, incluso de la coalición liderada por la formación regionalista. Navarra Suma ha perdido apoyos y ha logrado el 5,44% de los votos, un respaldo insuficiente para continuar en el consistorio. La mayor caída, en todo caso, afecta al PSN, que ha sufrido un sonoro varapalo en esta localidad al perder un 64% de los sufragios y pasar del 13,5% del respaldo al 4,8%. Vox, por su parte, apenas logra 15 sufragios.

Ahora, tras el 26-M, sólo dos formaciones tienen representación en el ayuntamiento de este municipio navarro de 7.400 habitantes. El abrumador triunfo en esta localidad de Geroa Bai contrasta con los resultados obtenidos en el conjunto de Navarra, donde, en términos generales, ha perdido representación institucional. El éxito en Alsasua contrasta con el fracaso en el Gobierno de la Comunidad Foral, donde Uxue Barkos no volverá a gobernar después de que el cuatripartito que sustenta el actual Ejecutivo se haya dejado la mayoría arrastrado por la debacle de Podemos, que ha perdido cinco de sus siete representantes en el Parlamento.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
29 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios