APROBADAS LAS PROPUESTAS PARA LAS MESAS

El PSOE pide a Cs y PP que se abstengan en la investidura para que no dependa de ERC

Ábalos remarca que el PSOE no quiere "depender" de los independentistas, que no son fiables para ellos. El Ejecutivo reclama a naranjas y populares que lo faciliten "por España", por la estabilidad

Foto: Pedro Sánchez, con sus números dos y tres, Adriana Lastra y José Luis Ábalos, este 17 de mayo. (EFE)
Pedro Sánchez, con sus números dos y tres, Adriana Lastra y José Luis Ábalos, este 17 de mayo. (EFE)

Quedan aún varios compases para la investidura de Pedro Sánchez, y no están claros aún los apoyos que tendrá. Pero, con los números sobre la mesa, el presidente podría necesitar al menos la abstención de ERC para salir elegido en segunda vuelta. Las relaciones con los republicanos, sin embargo, no pasan por su mejor momento, y el PSOE ha comprobado en sus carnes que "no son de fiar": se probó con el veto a Miquel Iceta en el Parlament como senador autonómico. Ferraz no reclama de momento la abstención de ERC. Sí lanza un desafío totalmente imposible: que Ciudadanos, ya que habla tanto de "estabilidad" y del país, se abstenga, y lo haga "por España", para que la gobernabilidad no dependa de los separatistas. Mensaje que el Gobierno también manda al PP.

El propio Ejecutivo calcula que el debate de investidura puede llegar a principios de julio, según expresó este viernes la portavoz en funciones, Isabel Celaá. Es el límite temporal con el que trabaja la Moncloa. El PSOE sumaría, a sus 123 diputados, los 42 de Unidas Podemos, los seis del PNV, el escaño de Compromís y el del Partido Regionalista de Cantabria (PRC). 173 síes en total. Para una segunda votación, en la que se requiere la mayoría simple, necesitaría la abstención de ERC (15) o la de Coalición Canaria (2) y algún grupo más. Pero el juicio del 'procés' puede cambiar las cosas. Los parlamentarios encarcelados (el republicano Oriol Junqueras y Jordi Sànchez, Jordi Turull y Josep Rull, de JxCAT) pueden ser suspendidos de sus cargos tras tomar posesión de sus escaños, y eso facilitaría las cuentas al PSOE.

El secretario de Organización y ministro de Fomento, José Luis Ábalos, reclamó en rueda de prensa en Ferraz, tras la reunión de la ejecutiva federal del partido, que en vez de situarse en la hipótesis a la que les "quieren llevar", haciendo depender el Ejecutivo de quienes "no aspiran" a concederle estabilidad, se pregunte a los que dicen "apostar por la estabilidad" y combatir a los separatistas, para que "ayudaran".

El Gobierno calcula que la investidura será a primeros de julio. Con los números actuales, necesitaría la abstención de ERC en segunda vuelta


"Me gustaría más confiar en la abstención de otros grupos políticos que saben perfectamente qué se juega España y hablan mucho de España y la Constitución. Yo prefiero contar con la abstención de Ciudadanos", dijo directamente Ábalos. "Yo no digo que vote sí. Es pedir demasiado. ¿Pero por qué no puedo pedir que nos libren de esas dependencias y de esas situaciones a las que nos quieren abocar para depender de los independentistas? No queremos depender de los independentistas", subrayó el número tres de los socialistas.

"Por respetar los resultados"

Ábalos remarcó que aquellas fuerzas que no quieren que la gobernabilidad del país recaiga en los separatistas "deberían contribuir algo también". "En eso coincidimos". "Que lo hagan por España, por la estabilidad de España, por respetar los resultados electorales", remachó. Misma argumentación esgrimió desde la Moncloa la portavoz del Ejecutivo en funciones, Isabel Celaá: las fuerzas constitucionalistas que piden que el PSOE no cuente con los independentistas "tienen una forma perfecta para poder evitar" que eso ocurra, "absteniéndose" en la investidura. "Por cierto, como hizo el PSOE en su momento con el fin de aportar estabilidad al nuevo Gobierno", remachó.

Los socialistas son conscientes de que no contarán con la abstención del partido de Albert Rivera, tampoco con el de Pablo Casado, pero al menos sí quiere meter presión a los naranjas y a los populares, semejante a la que ellos sufrieron en 2016, con la investidura de Mariano Rajoy. En la dirección, no obstante, creen que al final, cuando pasen las elecciones municipales, autonómicas y europeas del 26 de mayo y la situación se estabilice, ERC puede avenirse a facilitar la reelección de Sánchez. Creen que una situación de bloqueo, que conduciría irremediablemente a unas nuevas generales, no es querida por ningún partido, ya que con unas segundas urnas es probable que el PSOE quedara reforzado, como le pasó a Rajoy hace tres años.

Las relaciones con ERC "son las que son", y no "las que dicen las derechas", dice Ábalos, que afea a PP y Cs que hagan coincidir sus votos con los 'indepes'

El número tres sostuvo que las relaciones con ERC "son las que son, las que aparecen" ante la opinión pública, tensas, y no "las que dicen las derechas", que les acusan constantemente de pactar debajo de la mesa. La situación es "más bien todo lo contrario", porque se ven "más coincidencias" entre PP y Cs con los independentistas que con el PSOE, como se comprobó en febrero, cuando los dos bloques tumbaron los Presupuestos, o como se volvió a verificar ayer jueves, cuando ERC, JxCAT y la CUP se negaron a la designación de Miquel Iceta en el Parlament y PP y Cs se abstuvieron. Naranjas y propulares prefirieron "mirar para otro lado", ya que en lugar de "afirmar los procedimientos" y apoyar el nombramiento de un senador territorial, optaron por un comportamiento "muy irresponsable".

El PSOE pide a Cs y PP que se abstengan en la investidura para que no dependa de ERC

De hecho, para Ábalos hay una cierta simetría en las actitudes de las derechas españolas con las de las dos principales formaciones soberanistas. Unas pelean por liderar la oposición al Gobierno de Sánchez y las segundas pugnan por pilotar el 'procés'. En ambos casos, priman los objetivos "partidistas" y las "cuestiones menores". "Las derechas siguen en sus primarias, y en Cataluña ocurre un poco lo mismo". Los socialistas, en cambio, no renuncian a su apuesta por el diálogo y la convivencia, pero siempre dentro de los márgenes de la ley, insistió. Y no renuncian no por "empecinamiento", sino porque "no hay otra alternativa al conflicto más que tratar de restablecer la convivencia dentro de la legalidad". Una vía que es "complicada", sí, pero "la única", y que supone encajar "cuestiones desagradables". Pero el PSOE sabe que tiene que apechugar con ello "en la soledad la mayoría de las veces", lamentó.

El PSOE pide a Cs y PP que se abstengan en la investidura para que no dependa de ERC

El ministro remarcó que, pese al veto de los secesionistas, está "descartado por completo" que el PSOE vaya a partir de ahora a vetar senadores territoriales. Si fuera así, dijo, el partido "perdería la razón". Y no lo va a hacer.

El PSOE pide a Cs y PP que se abstengan en la investidura para que no dependa de ERC

¿Habrá Gobierno de coalición con Unidas Podemos? De momento, el PSOE no quiere situarse en la siguiente pantalla. El número tres insistió en que ahora la dirección está en conformar las instituciones el próximo martes (Congreso y Senado) y en ganar las municipales, autonómicas y europeas del 26 de mayo, porque todavía sigue la campaña. Repreguntado por la opción de un cogobierno, Ábalos no reiteró esta vez que la pretensión de su partido es liderar un Gabinete en solitario. Sí insistió en que la experiencia de trabajo con los morados en estos meses ha sido satisfactoria. La cúpula la valora "muy positivamente". "Aspiramos a repetirla. Ha sido una buena experiencia, que puede seguir dándose porque seguirá también positiva. Y seguimos en campaña", remató. Y es que hasta el 26-M el PSOE no se moverá de su baldosín. Luego analizará todos los escenarios.

Ábalos reprueba a Eguiguren por sus palabras de Ternera: "Se entienden mal" y no son "oportunas"

"Héroe de la retirada". Fue la expresión que utilizó ayer jueves el expresidente del PSE Jesús Eguiguren para referirse a José Antonio Urrutikoetxea, 'Josu Ternera', detenido ayer después de 17 años huido de la Justicia. Lo decía así por su papel "clave" en el fin de ETA. Palabras que tuvo que contextualizar posteriormente. El dirigente socialista vasco pidió disculpas a las víctimas de la banda este viernes y alegó que había utilizado un lenguaje que se usa en la "resolución de conflictos".

Para entonces, sin embargo, la polémica ya estaba servida. Y José Luis Ábalos, secretario de Organización del PSOE, se desmarcó sin contemplaciones de las palabras de su compañero de filas. Remarcó, de entrada, que Eguiguren habló "a título personal" y es "imposible controlar expresiones personales" de quien no forma parte de la dirección de un partido ni de un Gobierno. "Sabe usted que no" hace suyas el PSOE esas declaraciones, dijo al periodista. 

Ábalos añadió que ya el expresidente del PSE "enmarcó" sus palabras y las catalogó como "recurso literario". Pero él no es "quién para atajar", "matizar" o "interpretar" esos términos. "Sientan mal, se entienden muy mal esas palabras en el conjunto de España", por más que se hable de recurso literario o se circunscriban al País Vasco. "Oportuno no nos resulta", apuntilló. 

A continuación, el ministro se felicitó de la operación que acabó con el arresto de Ternera. Es un "éxito más del Estado de derecho y de la propia democracia frente al terrorismo". El titular de Fomento precisó que es una "buena oportunidad" para ratificar el compromiso contra el terrorismo. También calificó de "rotundo" el nombre de la operación policial, Infancia robada, porque evoca "rápidamente" a las víctimas del terrorismo y, en particular, las víctimas de la casa cuartel de Zaragoza y sus familias, atentado de 1987 del que se responsabiliza a Ternera. 

Ábalos señaló que siempre hay que recordar a las víctimas y compartir su "dolor". "Y eso es lo que nos tiene que preocupar y no enredarnos en otra cosa", zanjó. 

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
57 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios