LLAMABAN AL NAVIERO 'RATONCITO PÉREZ'

"Pérez-Maura es un comemierdas y le hemos sacado la pasta": el audio clave de Villarejo

La grabación fue decisiva para aclarar qué personas estaban implicadas en el contrato suscrito por el naviero con el comisario para tratar de solventar sus problemas en Guatemala

Foto: Ángel Pérez-Maura.
Ángel Pérez-Maura.

"Este tío es un cretino, un estúpido, un bipolar y un loco, y es un comemierdas". Esta ristra de insultos dedicó en febrero de 2017 el empresario Adrián de la Joya a una de las personas que proporcionaron al comisario Villarejo y sus socios ingresos por un importe superior a los 15 millones de euros a lo largo de dos años, Ángel Pérez-Maura. La grabación, a la que ha tenido acceso El Confidencial, fue fundamental para detectar quiénes eran las personas implicadas en el reparto del 'pastel' de un contrato suscrito por el naviero y el policía, y dirigido a frustrar su extradición a Guatemala, que le reclamaba por sobornos al expresidente del país.

La reunión, grabada por el policía retirado, tiene como protagonista a De la Joya, al que la Fiscalía Anticorrupción atribuye ingresos superiores a los dos millones de euros en el negocio irregular. Era 10 de febrero y, en el encuentro, el empresario designa de forma clara quiénes son las personas que han recibido pagos directos de los hermanos Pérez-Maura. También precisa que su misión es resolver "el problema de su imputación" en Guatemala. Los implicados fueron arrestados el pasado día 8 en un operativo impulsado por el Ministerio Público y el Juzgado Central de Instrucción 6 de la Audiencia Nacional.

De la Joya se dirige a Villarejo, al que pondera la importancia del asunto que tienen entre manos. Se refiere al propietario de Pérez y Cía como 'el Ratoncito Pérez' y, después de insultarle repetidamente, destaca: "Es nuestro cliente, ¿de acuerdo? Y nos paga y le hemos sacado la pasta". "Se la has sacado tú. Se la ha sacado Enrique. Se la ha sacado Pepe. Se la he sacado yo. Se la hemos sacado todos. Todos tratamos de aliviarnos todo lo que podemos, ¿de acuerdo? Y queremos seguir aliviándole a él".

Pasa a detallar que su intención no se limita a un "alivio" hipotético: "No solo es que queramos seguir aliviándole, es que queremos resolverle el problema, porque nosotros no aliviamos por aliviar. Aliviamos y lo resolvemos, ¿de acuerdo?", dice. En ese punto, el propio Villarejo interviene para poner de manifiesto el éxito de sus gestiones hasta ese momento. "Por ahora, lo hemos resuelto bastante bien", indica el comisario.

"Tenemos que solucionarle, que nos pague y no volverle a ver nunca más", continúa explicando De la Joya, que inmediatamente vuelve a los insultos. "Porque para mí verle al Ratoncito (...) me entran ganas de meterle puños. ¡Es que me apetece darle de hostias porque es un tío que no me gusta!", continúa. Aunque este cliente vip del entramado de Villarejo no fuera del agrado del grupo, parece que su dinero sí lo era.

La conversación deriva, en este punto, en afirmaciones más opacas:

"Queremos resolverle su problema. Entonces todo esto nos va a librar de resolver el problema al tonto este. Entonces es muy importante, muy importante, lo tuyo de Salta Katanga y el otro tonto. Es una cosa que deberíamos resolver porque estamos cobrando por ello y no somos unos estafadores".

"Lo estamos cobrando y lo tenemos que resolver", concluye De la Joya.

Durante el intercambio verbal, el grupo hace también referencia a una de las personas clave en el procedimiento que se sigue en Guatemala contra el industrial de nacionalidad española. La fiscalía especial y la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (Cicig) lanzaron un operativo tras descubrir que la naviera había pagado presuntamente 30 millones de dólares en sobornos al expresidente del Gobierno Otto Pérez Molina y a la exvicepresidenta Roxana Baldetti para asegurarse la adjudicación del contrato de construcción y gestión de una nueva terminal de contenedores en la zona de Quetzal, un punto clave en la costa del Pacífico. En el encuentro, los presentes se refieren a Iván Velásquez, el comisionado de la Cicig.

"Hay que cargarse a Iván Velásquez"

De la Joya indica que para "resolver el problema" al "gilipollas" del Ratoncito, "hay que cargarse al puto Iván Velásquez". Es presumible que con la expresión se refiera a la necesidad de apartar de su puesto al alto cargo del organismo de donde partían la mayor parte de los problemas de los Pérez-Maura.

De dicha reunión y de otras de las que también constan grabaciones, los investigadores han ido extrayendo el importe y los honorarios por los servicios concertados. La labor de combinación con el análisis de las cuentas ha determinado que De la Joya percibiría honorarios como socio de Villarejo en Cenyt, una de las empresas pantalla del policía e "irían a pachas" en el negocio. Entre abril de 2016 y noviembre de 2017, Villarejo se embolsó un total de 7.498.700 euros. La investigación apunta a que Enrique Maestre, otro de los detenidos en el operativo, abogado cercano a los Pérez-Maura, pudo cobrar 5.104.134,78 euros a través de empresas titularizadas a nombre de una persona de su confianza. El propio De la Joya habría percibido un total de 2.001.618,90 euros.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios