La Álvaro de Bazán estuvo en el Golfo Pérsico

Zapatero mantuvo una fragata de escolta a EEUU en misión antiterrorista en 2005

En 2005, la Álvaro de Bazán se integró en el grupo de combate del portaaviones Theodore Roosevelt desplazado al golfo Pérsico en misión de lucha global contra el terrorismo

Foto: Fragata española F-100 Álvaro de Bazán. (Wikimedia)
Fragata española F-100 Álvaro de Bazán. (Wikimedia)

La orden de retirada de la fragata española Méndez Núñez del grupo de combate de la Marina de los Estados Unidos desplegado en el golfo Pérsico rompe décadas de lealtad y cooperación entre las armadas de ambos países. Ni el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero en pleno arranque pacifista de su mandato, después de ordenar la espantada de las tropas de Irak en 2004, cambió la tradición, aunque intentó que no se notara. En septiembre de 2005, la fragata Álvaro de Bazán se integró en el grupo de combate del portaaviones Theodore Roosevelt desplazado al golfo Pérsico en misión de "lucha global contra el terrorismo", y como escolta cumplió con sus obligaciones hasta el mes de diciembre de ese año.

Según informó entonces la Marina estadounidense, el grupo de combate se había empleado en la operación Steel Courtain (cortina de acero) con bombardeos sobre objetivos yihadistas situados en la frontera entre Irak y Siria. Durante todo el otoño, el ministro de Defensa, José Bono, sostuvo que la fragata española, la primera de la clase F-100 construida por Navantia, estaba en misión de adiestramiento, y hasta el 24 de enero de 2006 no admitió su presencia en aguas del Golfo.

El expresidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero. (EFE)
El expresidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero. (EFE)

Defensa se negó entonces a aclarar en el Congreso en qué tipo de operaciones había participado la Álvaro de Bazán, si se había retirado para las misiones de bombardeo o cómo se había suplido su posible baja. El acuerdo suscrito entre ambas armadas en tiempos del anterior Gobierno del PP incluía las pruebas de la nueva fragata equipada con el sistema de combate AEGIS (estadounidense) sobre el buen funcionamiento en misiones de entrenamiento, pero la orden del "despliegue operativo" correspondía ya al Ejecutivo de Rodríguez Zapatero.

La Armada española recoge en su web el arranque de la historia de la primera F-100 y su bautismo en misión en el exterior en dos fases: "La primera consistió en un adiestramiento con unidades de la Marina de EEUU en Norfolk (Virginia) del 24 de abril-29 de julio de 2005, para en la segunda realizar el despliegue e integración con el grupo de combate del portaaviones norteamericano Theodore Roosevelt del 8 de septiembre al 21 de diciembre de 2005".

El diario 'ABC' destapó en febrero de 2006 el contenido de las órdenes y mensajes del jefe de Estado Mayor de la Armada, Sebastián Zaragoza, a la Álvaro de Bazán que confirmaban la plena participación de la fragata española en la misión de la Marina estadounidense. "Previsto segunda fase integración, consistente despliegue en áreas responsabilidad V y VI flota", rezaba la primera instrucción, del 5 de septiembre de 2005.

El mando de los norteamericanos definía su misión como "trabajo en aguas internacionales del centro y sur del golfo Pérsico para desempeñar operaciones de seguridad marítima" y la tarea de la fragata española, como escolta, era "el mantenimiento de la situación aérea", control del despliegue de aviones amigos o enemigos y despliegue de misiles "para posible respuesta en el caso de detectar misiles atacantes".

La Álvaro de Bazán, como la Méndez Núñez, equipa el citado sistema de combate AEGIS para cumplir ese tipo de funciones como pieza fundamental del grupo de combate aeronaval junto con portaaviones, destructores y buques de aprovisionamiento. Era y es el orgullo de los astilleros de Navantia, lo que le ha permitido a su vez construir F-100 para otros países.

Con el Gobierno de Pedro Sánchez en funciones y en medio de una nueva campaña electoral, la ministra de Defensa, Margarita Robles, justifica la retirada de la Méndez Núñez en clave preventiva, por el riesgo de enfrentamiento en la zona. Desde la oposición, Pablo Casado la acusa de tomar decisiones estratégicas sin seguir los plazos y los protocolos tradicionales con un país aliado y sin tener en cuenta además los intereses de España, al poner el peligro las buenas relaciones militares y comerciales con los Estados Unidos. Zapatero se dio un baño de popularidad pacifista nada más llegar al poder en 2004 con la orden de retirar las tropas españolas de Irak, pero luego su ministro José Bono mantuvo el compromiso con la Marina estadounidense.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios