antiguo líder de la Iglesia Católica Palmaria

El expapa Gregorio XVIII y su esposa, a juicio por robar en la Iglesia Palmar de Troya

La Fiscalía pide 10 años de cárcel por un delito de tentativa de robo con violencia e intimidación y dos delitos de lesiones

Foto: Basílica del Palmar de Troya en la provincia de Sevilla. (EFE)
Basílica del Palmar de Troya en la provincia de Sevilla. (EFE)
Autor
Tiempo de lectura2 min

El Juzgado de lo Penal número 10 de Sevilla enjuiciará mañana a J.H.M., conocido como Sergio Ginés María y antiguo líder de la Iglesia Católica Palmariana bajo el nombre de Gregorio XVIII, y a su esposa, para quienes la Fiscalía pide 10 años de cárcel por un delito de tentativa de robo con violencia e intimidación y dos delitos de lesiones.

También está encausado por un delito de lesiones un religioso de la orden de los Carmelitas de la Santa Faz que responde a las iniciales A.R.M.G. y es conocido como padre Silvestre, aunque el fiscal solicita su absolución porque estima la eximente completa de legítima defensa.

Gregorio XVIII.
Gregorio XVIII.

El caso tiene su origen en lo ocurrido el 10 de junio del 2018, cuando los dos acusados entraron en las instalaciones de esta congregación, en El Palmar de Troya (Sevilla), con el propósito de apropiarse del dinero recaudado por la orden, según el Ministerio Público.

El que fue papa de El Palmar desde julio del 2011 hasta abril del 2016 y su mujer, exmonja también de la Iglesia Palmariana, se valieron de una escalera telescópica para sobrepasar el muro perimetral del recinto y, aprovechando que conocían los horarios, se escondieron hasta que, ya por la tarde, entraron en la imprenta.

Los acusados, que vestían ropa negra y ocultaban sus rostros con pasamontañas, llevaban además una navaja, dos caretas de payaso, bridas, cinta americana, dos alicates y una palanqueta, según el escrito de la Fiscalía.

Hernández y su pareja fueron sorprendidos entonces por A.R.M.G., quien se enfrentó a ellos y fue herido con la navaja por el expapa y con un martillo por la mujer, aunque después se rehízo, quitó el arma blanca al antiguo dirigente de la orden y asestó una puñalada a la otra asaltante.

Los acusados vestían ropa negra y ocultaban sus rostros con pasamontañas y llevaban una navaja, dos caretas de payaso, bridas y cinta americana

Una vez que Silvestre consiguió accionar la alarma, varios religiosos acudieron en su ayuda y uno de ellos, el padre Jesús María, también fue atacado y agredido por Hernández y su mujer, por lo que su compañero recogió la navaja del suelo y apuñaló al expapa en el costado.

El caso llega ahora a juicio después de que el Juzgado de Instrucción número 3 de Utrera decidiese el ingreso en prisión provisional del matrimonio, aunque a día de hoy solo permanece allí el hombre.

Además de los diez años de cárcel, la Fiscalía solicita para el expapa y su esposa la prohibición de acudir al recinto de la Iglesia Palmariana durante ocho años, la prohibición de acercarse a menos de 300 metros del padre Silvestre y el padre Jesús María durante nueve y siete años, respectivamente, y el pago de una indemnización a cada uno de los dos religiosos.

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios