NO HABRÁ MÁS INFORMACIÓN

El estado de Rubalcaba empeora: sigue ingresado en la UCI y "de extrema gravedad"

El exlíder socialista sigue hospitalizado en el Puerta de Hierro de Madrid tras sufrir un infarto cerebral. Sánchez, miembros de su Gobierno y dirigentes del PSOE se acercan al centro a animar a la familia

Foto: Alfredo Pérez Rubalcaba, el 27 de septiembre de 2014 en Santander. (EFE)
Alfredo Pérez Rubalcaba, el 27 de septiembre de 2014 en Santander. (EFE)

El estado de salud de Alfredo Pérez Rubalcaba empeora. El último parte médico, difundido al filo de la una de la tarde de este jueves, señala que el vicepresidente del Gobierno y exlíder socialista continúa ingresado en la Unidad de Cuidados Intensivos del hospital universitario Puerta de Hierro de Majadahonda tras sufrir, en la tarde del miércoles, un infarto cerebral. "Su estado es de extrema gravedad", señala el informe del centro, que añade que, "por expreso deseo de la familia, no se facilitará más información".

[El estado de Pérez Rubalcaba no presenta novedades]

El histórico dirigente socialista padeció ayer un ictus y fue atendido primero en su vivienda de la localidad madrileña por un equipo del Summa, y después fue trasladado al Puerta de Hierro en una UVI móvil. Los médicos consiguieron disolverle el trombo, pero ya en su primer parte avisaban de que era fundamental esperar las siguientes 72 horas, porque son las que determinan la evolución de la enfermedad. Esta misma mañana, desde su entorno se señalaba que había pasado la noche "tranquilo".

Desde que se conoció su ingreso, se han sucedido las muestras de cariño y de ánimo desde todas las esquinas políticas del país. El rey Felipe VI, el presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, los expresidentes José Luis Rodríguez Zapatero y Mariano Rajoy; la presidenta del Congreso, Ana Pastor; la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, y el expresidente Alfonso Guerra han hablado también con la familia. En declaraciones públicas y redes sociales proliferaron los mensajes de calor hacia el extitular de Interior.

Sánchez recuerda que trasciende el partido: ha "dedicado toda su vida sirviendo a su patria" y "logrando cosas importantes sirviendo al PSOE"


El propio Sánchez, desde Sibiu (Rumanía), adonde asistía este jueves a la cumbre informal de jefes de Estado y de Gobierno de la UE, deseó una pronta recuperación de Rubalcaba, y que se le pueda ver de nuevo "activo, haciendo política y siendo una inspiración para todos". El mandatario socialista recordó que la figura del exvicepresidente trasciende al partido, porque ha sido una persona que ha "dedicado toda su vida sirviendo a su patria" y "logrando también cosas muy importantes sirviendo al PSOE". Sánchez trasladó a Rubalcaba y a sus allegados su cariño y los "mejores deseos de toda la familia socialista y de toda la familia política".

Sánchez adelantó su vuelta desde Sibiu por el "preocupante" estado de salud de Rubalcaba. Aterrizó en Madrid poco después de las 19 horas y se dirigió directamente al Puerta de Hierro para interesarse por la salud del exvicepresidente y acompañar a su familia. Con él estaban la vicesecretaria general del PSOE, Adriana Lastra; el secretario de Organización y ministro de Fomento en funciones, José Luis Ábalos, y la presidenta del PSOE, Cristina Narbona. Con ellos también se hallaban los ministros del Interior y de Educación, Fernando Grande-Marlaska e Isabel Celaá, y más tarde estaban los de Hacienda, María Jesús Montero, y Agricultura, Luis Planas.

El estado de Rubalcaba empeora: sigue ingresado en la UCI y "de extrema gravedad"

Antes, sobre la cinco, le visitó el expresidente Felipe González, y poco más tarde Zapatero, de cuyos Gobiernos formó parte. Al centro hospitalario también acudieron los exministros socialistas Javier Solana, Valeriano Gómez, Trinidad Jiménez, José Blanco o Antonio Camacho. También el exlíder socialista Joaquín Almunia, el exportavoz parlamentario Antonio Hernando y los exdiputados Eduardo Madina, Ángeles Álvarez y Juan Moscoso, el expresidente del Senado Juan José Laborda o su viejos amigos Rodolfo Ares y Jaime Lissavetzky, entre otros dirigentes del PSOE. La que fuera su vicesecretaria general durante su mandato (2012-2014), Elena Valenciano, viajó hasta la capital, igual que el presidente asturiano, Javier Fernández, ambos amigos íntimos del exministro, como la exportavoz en el Congreso Soraya Rodríguez, hoy en las listas de Cs a las europeas. Por la mañana, se acercaron hasta el Puerta de Hierro la expresidenta andaluza Susana Díaz, el exdirector de Gabinete de los expresidentes González y Zapatero y el eurodiputado Enrique Guerrero. Anoche estuvieron en el hospital el que fuera su número tres en Ferraz, Óscar López; el exfiscal general del Estado Cándido Conde-Pumpido, o el expresidente del PNV Josu Jon Imaz.

"Muy preocupados"

La vicepresidenta del Ejecutivo, Carmen Calvo, expresaba esta mañana desde el monasterio de Yuste (Cáceres), antes de la entrega del Premio Carlos V, que el exministro estaba "evolucionando", pero los socialistas seguían "muy preocupados". "Estas cosas tienen una evolución muy complicada. Hay que estar muy vigilantes pero, sobre todo, estamos preocupados y con todo el ánimo y el cariño enorme que le tenemos todos los socialistas pensando en él", señaló.

"Es una persona muy importante para nosotros, para nuestra vidas. No hay semana que no hable con él", dice Vara, gran amigo del exministro

En Yuste también se hallaba este jueves el presidente extremeño, el socialista Guillermo Fernández Vara, "gran amigo" de Rubalcaba. "Con toda la discreción lógica y en mi condición de médico, hay que respetar el secreto profesional. Le disolvieron ayer el trombo y ahora hay que esperar 48-72 horas para ver la evolución", comentaba el dirigente, que alababa al exlíder del PSOE como un "gran español y un español grande". "Es una persona muy importante para nosotros, para nuestra vidas. No hay semana que no hable con él. Una persona que siempre te aconseja, desde la experiencia de quien ha vivido momentos muy difíciles de la vida de España", manifestaba en una entrevista en la SER.

España

El redactor recomienda