LAS 72 PRÓXIMAS HORAS SERÁN CRUCIALES

Rubalcaba, ingresado grave tras un ictus: "Le disolvieron el trombo y hay que esperar"

El exlíder del PSOE y exvicepresidente del Gobierno fue atendido en Majadahonda y trasladado al centro hospitalario de la localidad. Su mujer le halló desorientado en su domicilio

Foto: Alfredo Pérez Rubalcaba, exlíder del PSOE y exvicepresidente del Gobierno, en marzo de 2015. (EFE)
Alfredo Pérez Rubalcaba, exlíder del PSOE y exvicepresidente del Gobierno, en marzo de 2015. (EFE)

El exvicepresidente del Gobierno y exlíder del PSOE Alfredo Pérez Rubalcaba está ingresado de urgencia tras sufrir un ictus. El veterano dirigente fue atendido este miércoles poco antes de las 19:00 en su domicilio de Majadahonda, localidad en la que reside.

[ACTUALIZACIÓN: Muere Alfredo Pérez Rubalcaba]

Según relataron a este periódico fuentes próximas al exministro socialista, su mujer, Pilar Goya, le encontró desorientado y se alarmó. Los servicios médicos de urgencias de la Comunidad de Madrid recibieron el aviso a las 18:12 de que un varón de 67 años había sufrido un desvanecimiento en su casa, como indicó a EFE un portavoz de Emergencias 112. El histórico dirigente fue primero atendido en su vivienda por un equipo del Summa y luego trasladado en una UVI móvil al Hospital Universitario Puerta de Hierro de Majadahonda. Ingresó a las 19:15. Sufría "síntomas compatibles con un infarto cerebral [ictus]", indicaba el parte médico, emitido cerca de las nueve de la noche. "Se le está aplicando el protocolo diagnóstico y terapéutico habitual. Su estado actual es grave a la espera de evolución en las próximas 72 horas", añadió el informe firmado por el centro. La operación acabó pasadas las 21:00 y fue "bien", apuntaban fuentes próximas a la familia. Pasó la noche "tranquilo".

La mañana del jueves, el presidente de Extremadura, el socialista Guillermo Fernández Vara se pronunció sobre el estado de salud del exlíder socialista antes del comienzo del acto de entrega del Premio Carlos V que preside el Rey. "Con toda la discreción lógica y en mi condición de médico, hay que respetar el secreto profesional, le disolvieron ayer el trombo y ahora hay que esperar 48-72 horas para ver la evolución", comentó el dirigente en la SER. Como compañero de partido y "gran amigo" de Rubalcaba, Vara deseó su recuperación por ser "un gran español y un español grande". "Es una persona muy importante para nosotros, para nuestra vidas. No hay semana que no hable con él. Una persona que siempre te aconseja, desde la experiencia de quien ha vivido momentos muy difíciles de la vida de España", manifestó el presidente extremeño, informa EFE.

Alfredo Pérez Rubalcaba (Solares, Cantabria, 28 de julio de 1951) ya se había apartado de la primera línea en 2014, tras las elecciones europeas en las que su partido sufrió un fuerte varapalo y para las que había postulado como candidata a su número dos, Elena Valenciano. Anunció entonces su renuncia como secretario general del PSOE, cargo para el que había sido elegido en el 38º Congreso Federal, celebrado en 2012 y en Sevilla, y dio paso, primarias mediante, a un nuevo liderazgo, el de Pedro Sánchez.

Rubalcaba, ingresado grave tras un ictus: "Le disolvieron el trombo y hay que esperar"

Entonces volvió a su plaza de profesor de Química Orgánica en la Universidad Complutense de Madrid (UCM). Su relación con su sucesor nunca fue óptima y, desde 2016, apenas había sido reconstruida. El presidente del Gobierno sí le tanteó para hacerse cargo de la candidatura socialista a la alcaldía de Madrid, pero él lo declinó.

Su retirada de la política en 2014 llegaba tras una larguísima trayectoria pública, en la que había destacado como miembro de los gobiernos de Felipe González y José Luis Rodríguez Zapatero. Ingresó en el PSOE en 1974 y, tras la llegada del partido al poder, en 1982, fue ocupando sucesivamente cargos públicos. Primero director del Gabinete Técnico de la Secretaría de Estado de Universidades e Investigación (1982-1985), y luego director general de Enseñanza Universitaria (1985-1986), secretario general de Educación (1986-1988) y secretario de Estado de Educación (1988-1992). En 1992, González le nombró ministro de Educación y Ciencia, y un año más tarde, cuando ya era diputado por Toledo, le designó titular de la Presidencia y de Relaciones con las Cortes, cartera de nueva creación.

En 1996 y 2000 renovó escaño en la Cámara Baja, esta vez por Madrid. Tras el 35º Congreso del PSOE, en 2000, en el que Zapatero fue elegido secretario general, pasó a formar parte del comité federal, y dos años más tarde se integró en el comité electoral del partido, desde el que actuó como responsable de estrategia electoral.

Se le está aplicando el protocolo diagnóstico y terapéutico habitual. Su estado actual es grave, a la espera de evolución en las próximas 72 horas


Las elecciones de marzo de 2004 devolvieron al PSOE a la Moncloa, y Rubalcaba fue primero designado portavoz parlamentario en el Congreso y, en 2006, ministro del Interior. El presidente le encomendó la tutela del proceso de paz con la banda terrorista ETA, diálogo que se rompió con el atentado de la T4 de Barajas a finales de ese año. Tras los comicios de 2008, continuó en el cargo —Zapatero tuvo que emplearse a fondo para convencerlo—, y en la remodelación de octubre de 2010, con un Gobierno ya muy debilitado por los primeros compases de la crisis, se convirtió en vicepresidente primero del Ejecutivo y portavoz, y retuvo la cartera de Interior.

Este último cargo le proyectó definitivamente como sucesor. Zapatero anunció que no repetiría como candidato en la primavera de 2011. Aquel anunció desató las maniobras en el partido. Su eterna rival, Carme Chacón, ministra de Defensa, decidió no competir contra él en primarias y le dejó el camino expedito. Rubalcaba salió del Gobierno en julio de aquel año para preparar su candidatura a las generales del 20 de noviembre, en las que el PSOE sufrió una derrota histórica, encogiéndose hasta los 110 diputados. Sin embargo, y pese a la bofetada en las urnas, se postuló para dirigir el partido en el 38º Congreso. La exministra sí dio el paso y le plantó cara, pero perdió aquel cónclave por solo 22 votos.

El líder del PSOE, Pedro Sánchez, con José Luis Rodríguez Zapatero (3i) y los también ex secretarios generales Alfredo Pérez Rubalcaba (2d) y Joaquín Almunia (d), el 17 de junio de 2017, en el 39º Congreso Federal del PSOE. (EFE)
El líder del PSOE, Pedro Sánchez, con José Luis Rodríguez Zapatero (3i) y los también ex secretarios generales Alfredo Pérez Rubalcaba (2d) y Joaquín Almunia (d), el 17 de junio de 2017, en el 39º Congreso Federal del PSOE. (EFE)

La travesía del exvicepresidente al frente del PSOE duró muy poco. Dos años. Hasta que unas nuevas elecciones, las europeas, le debilitaron y decidió su retirada. Dejó su puesto, su escaño y volvió a la universidad. Pero Rubalcaba siempre ha sido apreciado como un hombre de Estado, de gran valía intelectual y política, como una de las mejores mentes del PSOE, astuto y rápido, aunque sus enemigos le han acusado de cierto maquiavelismo.

Este miércoles, la dirección del partido y muchos de sus compañeros, empezando por Pedro Sánchez, le enviaron mensajes de ánimo a través de las redes sociales, deseándole una pronta recuperación. El presidente del Gobierno en funciones, de hecho, y su antecesor, el popular Mariano Rajoy se pusieron en contacto con la mujer del exministro, Pilar Goya, para interesarse por su estado, al igual que hizo la presidenta del Congreso, Ana Pastor, según indicaron fuentes próximas a la familia. La Casa Real también se interesó por el estado del ex número dos del Ejecutivo.

En la misma línea, también los líderes de PP, Pablo Casado; Ciudadanos, Albert Rivera, y Podemos, Pablo Iglesias, dejaron tuits de apoyo al exlíder socialista, desearon que todo quede en un "susto" y mandaron saludos de cariño a su familia.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
30 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios