El PP intenta remontar el 26-M

Casado recorrerá todas las autonomías en busca del votante arrepentido de Vox

El PP confía en su implantación y en el peso de sus presidentes regionales y alcaldes; pero también en sacar partido de los guiños de Rivera a dirigentes del PSOE como García-Page

Foto: El líder del PP, Pablo Casado, durante su comparecencia tras ser recibido por el presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez. (EFE)
El líder del PP, Pablo Casado, durante su comparecencia tras ser recibido por el presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez. (EFE)

A tres días de que arranque la campaña de las elecciones municipales y autonómicas del 26 de mayo, Pablo Casado se prepara para dar otra vuelta a España y visitar todas las comunidades y ciudades autónomas para apoyar a los candidatos del PP. "Todas y cada una de ellas", según recalcan en la dirección del partido por si alguien pensaba que los llamados barones pondrían pegas a su presencia después del desastre de los comicios generales del 28-A.

Además de confiar en la estructura de su organización, la más implantada en toda España, el peso de sus presidentes regionales y alcaldes y los correspondientes balances de gestión, en la sede de Génova consideran que tienen un margen de recuperación claro entre los votantes de Vox. Dicen que muchos pueden estar ahora "arrepentidos" al ver el efecto de la división del centro derecha, decisivo en la continuidad de Pedro Sánchez en la Moncloa.

Casado recorrerá todas las autonomías en busca del votante arrepentido de Vox

Como pista, en muchas provincias el PP atribuye a problemas de conciencia de esos nuevos electores del partido de Santiago Abascal que muchos de ellos se inclinaron en la papeleta del Senado por poner la cruz en el cabeza de lista de los populares. Así se explica en parte el hecho de que hay diferencias de entre cuatro y hasta nueve puntos entre el número de votos obtenidos por la candidatura (cerrada) del PP al Congreso y el primer senador electo de la provincia correspondiente. Es un fenómeno generalizado en toda España y más acusado en circunscripciones de Castilla-La Mancha (las cinco), Castilla y León (en especial Zamora), Aragón (Huesca), Madrid o Cantabria.

La dirección del PP asegura que Casado perdió votantes con respecto a las elecciones de 2017, "por ambos lados y en la misma proporción", entre Ciudadanos y Vox. En el equipo del sucesor de Mariano Rajoy reiteran que como los resultados electorales les dieron la razón de que era letal para el centro derecha competir entre tres partidos, muchos de los electores lo tendrán en cuenta a la hora de votar el 26-M.

Sobre la ambivalencia de Cs a la hora de los pactos, con el PSOE o el PP según el momento de adscripción ideológica de Rivera y la institución de que se trate, los populares confían en que esos mismos bandazos beneficien a sus candidatos en comunidades autónomas y ayuntamientos.

En la sede de Génova, no se acaban de creer que a Ciudadanos le salga gratis dar por hecho que entrarán en un pacto de centro derecha en Madrid o en ayuntamientos de la Comunidad Valenciana y al mismo tiempo estar abiertos a negociar con los socialistas en Castilla-La Mancha o Aragón para dar continuidad en sus cargos a los candidatos del PSOE Emiliano García-Page y Javier Lambán. En el PP, confían en que sus antiguos votantes que se han pasado en las generales a la opción de Rivera mediten sobre la posibilidad de que su papeleta acabe por apuntalar a un candidato socialista y prefieran al final volver la vista a su antigua preferencia por los populares, más fiables que Cs.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
34 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios