UNA PAREJA DE TESTIGOS TUVO QUE INTERVENIR

El conductor de un patinete atropella y agrede a un anciano de 87 años en Zaragoza

Desequilibró al hombre, que al caerse se agarró a una niña que también circulaba sobre el patín, lo que provocó que el conductor agarrara y golpeara repetidamente al anciano

Foto: El conductor del patinete se dio a la fuga cuando se vio rodeado (EFE/Eugene Garcia)
El conductor del patinete se dio a la fuga cuando se vio rodeado (EFE/Eugene Garcia)

El pasado miércoles 1 de mayo, sobre las seis y media de la tarde, un anciano de 87 años caminaba por la calle del Arzobispo Morcillo de Zaragoza, después de darse un paseo por el Parque Grande de la capital maña. Se ayudaba de un bastón para moverse, dada su fragilidad, pero no contaba con que iba a cruzarse con un patinete que le tirara al suelo.

Un hombre de unos 40 años pasó a su lado conduciendo un patinete eléctrico y le rozó lo suficiente para hacerle perder la estabilidad. El anciano, al notar que se caía, intentó agarrarse a lo primero que encontró a mano y eso fue una niña de unos 5 ó 6 años que también circulaba en el patinete que le había molestado.

El anciano se cayó al suelo y, con él, también cayó la niña. Eso provocó una reacción violenta del conductor del patinete. Según informa el Heraldo, que ha tenido acceso a la denuncia, el hombre de unos 40 años se bajó del patinete, agarró al anciano por las solapas y lo tiró al suelo, donde comenzó a golpearlo.

Conducta violenta

La rápida actuación de una pareja que presenció los hechos hizo que el hombre detuviera su agresión, ya que se vio rodeado de varias personas. Le recriminaron su actitud y decidió salir corriendo con la niña y con el patinete, mientras los testigos llamaban a la Policía Nacional, que se presentó pocos minutos después en el lugar de los hechos.

Los vecinos ayudaron al anciano y explicaron a los agentes lo sucedido. El conductor del patinete llevaba varios minutos circulando por la zona, llevando en unos viajes a una niña y en otros a un niño y conduciendo, según los testigos, de manera “temeraria” por una zona que es peatonal.

Los testigos estaban asombrados e indignados ante la barbaridad que habían presenciado: una agresión a un casi nonagenario y delante de una niña

La hija del anciano explica que "los testigos estaban asombrados e indignados ante la barbaridad que habían presenciado: una agresión a un casi nonagenario y delante de una niña pequeña". Ahora la Policía busca al conductor del patinete para interrogarle por lo sucedido, mientras la familia del agredido espera que no coja miedo a salir a la calle y que siga disfrutando de sus paseos diarios.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
25 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios