ÉL TIENE HASTA CINCO ANTECEDENTES DE TRÁFICO

Multa de 4.800 euros por mantener sexo con el coche parado en mitad de la autopista

El vehículo en el que viajaban se quedó sin gasolina, pero en vez de llamar a emergencias se quedaron en el interior del coche practicando sexo

Foto: El suceso tuvo lugar en la autopista AP-68 que une Bilbao con Logroño y Zaragoza (EFE/Javier Zorrilla)
El suceso tuvo lugar en la autopista AP-68 que une Bilbao con Logroño y Zaragoza (EFE/Javier Zorrilla)

Una pareja de jóvenes ha sido condenada a 4.800 euros de multa y a trabajar un total de 60 horas en beneficio de la comunidad después de que fueran sorprendidos manteniendo relaciones sexuales en el interior de su coche mientras estaban aparcados en una autopista. El suceso tuvo lugar el pasado 31 de marzo a las 6 de la mañana.

Ese día, domingo, el 112 recibió tres llamadas a partir de las 6.17 de la mañana de otros tantos conductores que alertaban de la presencia de un coche estacionado en un lateral de la autopista AP-68 que une Bilbao con Logroño y Zaragoza. El vehículo estaba estacionado en el lateral del carril izquierdo, aunque parte de él invadía la calzada.

Según informa El Correo, cuando la Ertzaintza llegó hasta el lugar se encontró con que el vehículo tenía encendidos los intermitentes de emergencia, pero no habían colocado los triángulos señalizadores de peligro. Pero la sorpresa fue mayúscula cuando llegaron hasta el coche y, al abrir la puerta, se encontraron a una pareja manteniendo relaciones sexuales.

Con antecedentes

En el juicio que se ha celebrado en Vitoria, el Ministerio Fiscal señaló que “estando en esas tareas no llegaron a percatarse ni siquiera de la llegada de los agentes que acudieron al lugar”. Ahora, el juez ha condenado a la pareja a una multa de 4.800 euros. Además, el hombre, de 23 años, deberá cumplir 50 euros de trabajos comunitarios al ser reincidente: tenía el carnet de conducir retirado y varios antecedentes por conducir con alcohol. La mujer, por su parte, deberá cumplir otras 10 horas.

El joven dijo en primera instancia que era él quien conducía, pero cuando le hicieron la prueba de alcoholemia, dio 0,87 y cambió de opinión

El joven dijo en primera instancia a los agentes que era él quien conducía. Sin embargo, cuando le hicieron la prueba de alcoholemia, dio un resultado de 0,87 y cambió de opinión. Durante el juicio explicaron que se habían pasado el desvío de la autopista después de una noche “de fiesta” y que se habían quedado sin gasolina. Sin embargo, en vez de pedir ayuda al 112 prefirieron llamar a la madre de ella para que les llevara combustible hasta el lugar en el que se encontraban.

En la sentencia, sin embargo, no se recoge la petición de la Fiscalía, que solicitaba 27 meses de prisión para el varón, al entender que no tienen pruebas suficientes de que era él quien conducía el vehículo.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios