Es noticia
Menú
Condenado a 36 años un empresario por abusar sexualmente de 17 menores en Vigo
  1. España
Fiscalía había pedido una pena de 54 años

Condenado a 36 años un empresario por abusar sexualmente de 17 menores en Vigo

Además, se le han impuesto órdenes de alejamiento de 500 metros respecto de las víctimas e indemnizarlas en cuantías que oscilan entre los 500 y los 2.000 euros

Foto: La Policía Nacional registra el yate del detenido.
La Policía Nacional registra el yate del detenido.

La Audiencia de Pontevedra ha condenado a 36 años de cárcel al empresario vigués del sector de la hostelería Carlos V. I., conocido como Charly o Papuchi, por abusar sexualmente de 17 menores.

Además, le ha impuesto sendas órdenes de alejamiento de 500 metros respecto de las víctimas, algunas de ellas de menos de 16 años, e indemnizarlas en cuantías que oscilan entre los 500 y los 2.000 euros.

En cambio, el empresario ha sido absuelto de los dos delitos de exhibición de material pornográfico ante menores de edad por los que también estaba acusado.

Foto: Efectivos policiales y un vehículo de Emergencias junto al lugar de los hechos. (EFE)

En el juicio, que se celebró a puerta cerrada el pasado febrero en la sección quinta de la Audiencia de Pontevedra, la Fiscalía pidió para Carlos V. I. una pena de 54 años y tres meses de cárcel por aprovecharse de el contacto con menores que le permitía su trabajo para obtener de estos "una confianza que les llevara a ejecutar actos de naturaleza sexual".

En su sentencia, la Audiencia de Pontevedra concreta que el acusado regentaba un restaurante de comida italiana en la calle Montero Ríos y "gozaba de popularidad entre gente joven".

Detalla que para satisfacer sus "propósitos sexuales" se ganaba la confianza de sus víctimas invitándolas a comer y beber en su establecimiento y a su casa, donde les permitía consumir alcohol. Además, paseaba a los menores en coches de alta gama o en un yate y los llevaba a ver partidos del Celta.

Para satisfacer sus "propósitos sexuales", se ganaba la confianza de sus víctimas invitándolas a comer y beber en su establecimiento y a su casa

Abunda además en que, a través de varias redes sociales, distribuía entre sus víctimas imágenes suyas desnudo.

En la sentencia, la Audiencia describe cómo Carlos V. I. recogía a algunas de sus víctimas a la salida del colegio y cómo llevó a varios menores a un prostíbulo.

El tribunal basa su veredicto en el testimonio "unívoco" y "coincidente" en los detalles de 18 víctimas —una de ellas solo relacionada con el delito de exhibición de pornografía, por el que ha sido absuelto— a la hora de atribuir al acusado su "perversa conducta sexual".

Considera "llamativo" que alguien con 40 años "mantenga contactos asiduos con grupos de menores" y los invite a su casa o a pasear en barco o en coches de lujo "sin que ello obedeciera a un particular fin familiar, educativo o deportivo, sino solamente el de disfrutar de su compañía".

Foto: Fachada de la Audiencia provincial de A Coruña (Google Maps)

Niega toda credibilidad a las afirmaciones del acusado en el juicio respecto a que su relación con los menores fuera "un conocerse sin más", y de que eran ellos quienes lo acosaban y que no encontraba la forma de librarse de los mismos.

Tampoco acepta su relato exculpatorio de que desconocía que algunas de las víctimas eran menores de edad, porque estas se lo decían cuando se les presentaba.

Además, el director del colegio de tres de estos menores avisó expresamente al hostelero de esta circunstancia al percatarse de que los iba a buscar al salir de clase.

Carlos V. I. estuvo en prisión provisional desde abril de 2017, medida que tras ser ratificada en dos ocasiones, una de ellas por la Audiencia de Pontevedra, finalmente pudo eludir tras el pago de una fianza.

La Audiencia de Pontevedra ha condenado a 36 años de cárcel al empresario vigués del sector de la hostelería Carlos V. I., conocido como Charly o Papuchi, por abusar sexualmente de 17 menores.

Además, le ha impuesto sendas órdenes de alejamiento de 500 metros respecto de las víctimas, algunas de ellas de menos de 16 años, e indemnizarlas en cuantías que oscilan entre los 500 y los 2.000 euros.

En cambio, el empresario ha sido absuelto de los dos delitos de exhibición de material pornográfico ante menores de edad por los que también estaba acusado.

Vigo Sucesos
El redactor recomienda