EN EL JUICIO DEL 'PROCÉS'

Sin debate, pero con juicio: los testigos de Vox coinciden con la recta final de campaña

Tras finalizar la ronda de testigos de la Fiscalía, llega el turno de los de Vox, para quienes se han reservado las sesiones de este martes y miércoles

Foto: La sala del Tribunal Supremo donde se celebra el juicio del 'procés'. (EFE)
La sala del Tribunal Supremo donde se celebra el juicio del 'procés'. (EFE)

Mientras los medios ponen el foco en los debates electorales, el juicio del 'procés' continúa. Aunque Vox ha quedado fuera de las citas televisivas, este martes dio un paso al frente en el Supremo: tras finalizar la ronda de testigos de la Fiscalía, ha llegado la hora de que comparezcan los suyos. Desde que arrancó el procedimiento, el tribunal ha intentado que las declaraciones afecten lo menos posible a las elecciones, para lo que citó a la mayor parte de los políticos en las primeras semanas. Los retrasos, sin embargo, han hecho que 15 testigos del partido de Abascal comparezcan finalmente entre el martes y el miércoles. Durante dos días, los abogados de Vox serán los primeros en lanzar preguntas a 'mossos' y políticos.

La acusación popular dio la sorpresa desde primera hora del martes. Frente al habitual tándem formado por Pedro Fernández y Javier Ortega Smith, el primero de ellos cedió el testigo al letrado Juan Cremades, que representa a Vox en la investigación sobre el 'procés' que lleva el Juzgado de Instrucción número 13 de Barcelona. Aunque el abogado ya había sustituido a sus compañeros en alguna otra sesión, ayer fue su gran día, pues se encargó de dirigir todos los interrogatorios. Tras un par de comparecencias de perfil bajo, a media mañana llegó el plato fuerte de la jornada: la declaración de Pere Aragonès, número dos del 'president' Quim Torra. La testifical había sido solicitada por Vox, pero sus abogados vieron cómo llegada la hora de la verdad se les escapaba entre los dedos.

Aragonès entró y salió de la sala en cuestión de minutos. Esquivó la declaración después de que el Supremo aceptara su solicitud de guardar silencio debido a la exposición razonada en su contra que remitió al Tribunal Superior de Justicia de Cataluña el Juzgado 13 de Barcelona y que, pese a no estar admitida, tampoco fue sobreseída. "Si manifiesta su interés de no declarar, hemos terminado", lanzó Marchena. Y la respuesta no dejó lugar a dudas: "Manifiesto mi interés de no declarar". Pero el 'vicepresident' no fue el único testigo de Vox que se libró de declarar este martes. El exdirector de los Mossos d'Esquadra Albert Batlle tampoco compareció por un error de trámite: fue citado "con un determinado apellido" por la acusación de Vox y "con otro distinto" por las defensas, ante lo que recibió dos notificaciones y no acudirá al Supremo hasta este miércoles.

Los abogados de Vox tuvieron que conformarse así con testigos de perfil más bajo, pero incluso entonces se dieron de bruces con un nuevo obstáculo: el presidente del tribunal, Manuel Marchena. El primer aviso llegó durante la comparecencia del exsecretario de Gobierno de la Generalitat Joan Vidal, al preguntar por uno de los documentos clave en la investigación: la agenda Moleskine del que fuera mano derecha de Junqueras, Josep Maria Jové. Aunque el testigo había dejado claro que nunca vio estas anotaciones, Cremades quiso profundizar en lo que se explicaba en las mismas y Marchena le paró los pies: "No, mire, le ha dicho que no conoce la agenda del señor Jové pese a la relación que tiene con él". El abogado trató de seguir adelante con el interrogatorio, pero el juez volvió a cortarle: "Escúcheme, escúcheme, escúcheme, escúcheme, escúcheme... No le haga preguntas de aquello que le ha dicho que no conoce".

Durante el interrogatorio al 'exconseller' de Interior Jordi Jané, Marchena volvió a atar en corto a los abogados de Vox. El político cesó de su cargo el 14 de julio de 2017, con el referéndum a la vuelta de la esquina, por lo que a los pocos minutos de comenzar el interrogatorio, Cremades lanzó la pregunta clave: "¿Tiene algo que ver su cese con la inminente celebración del referéndum del 1 de octubre?". Jané se revolvió, tras lo que el letrado cargó de nuevo con una nueva cuestión: "El señor Jordi Baiget, un consejero del Gobierno de la Generalidad, en una declaración a 'El Punt Avui'...", comenzó diciendo, refiriéndose así a cómo su compañero reconoció a dicho medio que el referéndum era inviable. Pero el presidente del tribunal intervino una vez más: "No, mire, señor letrado. No le pregunte al testigo el sentido, el contenido o la finalidad de la declaración que ha prestado otra persona en un medio de comunicación".

Salvo contadas excepciones, los abogados de Vox protagonizaron una jornada tranquila. La duda pasa ahora por ver si mantienen el tono tranquilo este miércoles, pues comparecerán al menos tres testigos que, teniendo en cuenta su historial, podrían plantar cara a la acusación popular: la alcaldesa de Vilanova i la Geltrú y presidenta de la Asociación de Municipios por la Independencia (AMI), Neus Lloveras; el portavoz del Pacto Nacional por el Referéndum, Joan Ignasi Elena, y el líder de Mossos per la República, Joan Donaire. En la recta final de campaña, Vox lleva la batuta de las acusaciones.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios