JUZGADO DE INSTRUCCIÓN 10 de madrid

"Perdieron todo en 10 minutos": IronFx, la firma de 'brokers' a la que acusan de estafa

Desde que se presentó la querella el pasado septiembre, el número de afectados que se ha sumado a la misma no ha dejado de crecer y ya son catorce

Foto: Imagen de archivo de un centro de cambio de dólares. (EFE)
Imagen de archivo de un centro de cambio de dólares. (EFE)

"El líder mundial en el 'trading online'". Así se define en su página web IronFX, una firma internacional que en España promete a sus clientes grandes beneficios tras una inversión inicial de en torno a 10.000 euros. La empresa opera en el mercado Forex y en su página incluye gráficos con las fluctuaciones de divisas, todo ello junto a frases en las que presume de tener más de 30 premios y miles de clientes por 180 países. Pero una querella presentada ante el Juzgado de Instrucción Número 10 de Madrid pinta una imagen distinta de la empresa: 14 antiguos clientes acusan a IronFX de estafa, apropiación indebida y administración desleal después de invertir 2,2 millones y perderlo todo.

Desde que se presentó la querella el pasado septiembre, el número de afectados que se ha sumado a la misma no ha dejado de crecer. Las historias varían de unos a otros, siendo los más afortunados aquellos que dieron la espalda a la empresa tras entregarles los primeros 10.000 euros. El despacho Duran&Duran representa a los 14 querellantes y en su escrito, al que ha tenido acceso El Confidencial, recoge algunas de las frases que utilizaban los trabajadores de IronFX para captarles: “Me dan igual las comisiones mientras te haga ganar dinero”, “fíjate muy bien en la posición del petróleo y vas a ver la supuesta varita mágica”... Todo un repertorio de argumentos con los que transmitir seguridad y cercanía.

Una vez realizada la inversión inicial, los clientes pasaban a darse de alta en la plataforma de la empresa, donde "el 'trader' procede a demostrarle su conocimiento del mercado bursátil con la realización de varias operaciones simuladas con valores reales de mercado, obteniendo una rentabilidad elevada en muy poco tiempo". Estos quedaban encandilados ante la "varita mágica" de IronFX, lo que llevó a varios a entregarles más dinero al creer que habían encontrado El Dorado. Los problemas, sin embargo, comenzaban al intentar recuperar su dinero.

En la ampliación de la querella presentada el pasado 15 de enero se explica por ejemplo el calvario de una pareja de Valladolid que invirtió 10.000 euros en IronFx. Tras la fase inicial en la que se les "ofrecía una rentabilidad elevada en poco tiempo", optaron por rescatar sus beneficios y no entregar más dinero. La reacción por parte de los 'traders' no se hizo esperar: "Una vez que mis mandantes han solicitado el rescate de sus beneficios y decidieron no realizar más inversiones adicionales a la inicial, IronFx les hizo perder todo su capital en menos de 10 minutos. Desde entonces, no les han dado una respuesta a lo sucedido y su cuenta se encuentra bloqueada, habiendo tenido un perjuicio de diez mil euros más la rentabilidad generada". De la noche a la mañana, el trabajador que les prometía una lluvia de dinero pasó a ignorarles.

Pero en comparación con otros de los afectados, la pareja de Valladolid es afortunada. En una nueva ampliación de la querella presentada el pasado 11 de marzo, destaca el caso de otra pareja que la firma consiguió captar en abril de 2018. 'IronFx sigue actuando con total impunidad debido a que no existe ningún tipo de diligencia de investigación o medida de aseguramiento concedida a esta acusación a pesar de haberlas solicitado desde el pasado mes de septiembre", critica el despacho en este sentido a la hora de exponer lo sufrido por estos clientes. En su caso, la secuencia de acontecimientos es más larga, pues llegaron a invertir más de 200.000 euros y no rompieron su relación con la empresa hasta hace escasos meses. Su historia se puede resumir en los siguientes diez pasos:

- En abril reciben una llamada de IronFX y les cuentan "las bondades de invertir en dicha mercantil", ante lo que el día 9 de ese mismo mes entregan los habituales 10.000 euros iniciales.

- En apenas 20 días, el supuesto 'broker' realiza hasta 429 operaciones, reportándoles todas ellas un beneficio que supone "una ganancia de un 20% de la cantidad invertida".

- A finales de abril, "después de la rentabilidad generada y ante la insistencia por parte de A. O. a que realizaran un nuevo ingreso", optan por entregarles 100.000 euros más.

- Llegados a ese punto, IronFX les asigna un nuevo 'broker' que una vez más pone en marcha su "varita mágica": genera en apenas 2 días una rentabilidad del 40% a través de 300 operaciones exitosas en la compra y venta de divisas EUR/USD.

- Con los beneficios generados, la pareja decide retirar el dinero, momento en el que comienzan las operaciones infructuosas. "En apenas 24 horas, mis mandantes habían perdido todo el capital invertido (110.000) y la rentabilidad generada".

- Tras ponerse en contacto con el 'broker', este les dice que se debe a “los riesgos que tiene el mercado”, pero les explica que lo pueden recuperar si hacen una nueva inversión de un mínimo de 70.000 euros. "Así, en apenas 24 horas y presas del pánico, mis mandantes volvieron a invertir en IronFX".

- Pero 16 operaciones después volvían a estar a cero: "Después de que la mercantil hubiese recibido la transferencia y en apenas 6 minutos mis mandantes nuevamente perdieron todo el capital invertido".

- Ante sus protestas aparece en escena el responsable de IronFx en Madrid, J. G., quien les asegura que intentará que recuperen el dinero a través de algún "chivatazo" o "información privilegiada que recibiera".

- El 13 de noviembre, tras recibir la llamada de un nuevo 'broker', invierten otros 70.000 euros ante la promesa de que "se iba a producir una operación de divisas segura".

- Una vez más pierden todo el dinero: "Desde entonces y hasta apenas hace unos días, las falsas promesas por parte del bróker de IronFx de que recuperarían su inversión, continuaban", sostiene la querella presentada el pasado 11 de marzo.

Tras exponer este caso, el despacho no duda en calificar a IronFX como "una organización criminal que utiliza el engaño y la extorsión como elementos esenciales", pidiendo entonces que se condene a la mercantil y sus trabajadores por ​estafa, apropiación indebida y administración desleal. "Estamos ante una actividad criminal organizada jerárquicamente cuyo único objetivo es apropiarse indebidamente de las inversiones de terceros, recurriendo a una apariencia de legalidad y la falsa promesa de garantizar una rentabilidad a las inversiones realizadas por los afectados", sostiene la querella. Pero a falta de que avance la investigación, IronFX sigue funcionando con absoluta normalidad en España.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
12 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios