A LOS JUZGADOS DE PLAZA CASTILLA

Corinna hace 'tándem' con Villarejo: envía una declaración contra el director del CNI

Remite al juez un escrito ante notario en apoyo de la defensa del excomisario que se enfrenta a una petición fiscal de dos años por calumnias y denuncia falsa

Foto: Corinna Zu Sayn-Wittgenstein en una imagen de archivo. (Getty)
Corinna Zu Sayn-Wittgenstein en una imagen de archivo. (Getty)

Corinna zu Sayn-Wittgenstein ha irrumpido, por sorpresa, en uno de los procedimientos judiciales contra Villarejo. La amiga íntima del rey emérito ha remitido una declaración jurada al Juzgado de lo Penal número 48 de Madrid. a favor del excomisario, en la que desgrana a lo largo de nueve páginas, argumentos a favor del policía retirado encarcelado en el marco de la operación Tándem y carga contra el director del Centro Nacional de Inteligencia (CNI), Félix Sanz Roldán. Deja claro desde el encabezamiento del escrito cual es su intención: "Hago esta declaración jurada en apoyo de la defensa de José Manuel Villarejo Pérez en el caso contra él por calumnias".

La declaración, firmada ante notario y en inglés en original —a la que se adjunta una traducción al castellano— está fechada el pasado 9 de abril en Inner Temple, Londres. Pretende respaldar la versión de Villarejo ante la petición de dos años de prisión de la Fiscalía Provincial de Madrid que le acusa de calumnias y denuncia falsa. El primero de los delitos se basa en la afirmación que realizó el 5 de junio de 2017, en el programa Salvados, de la Sexta. Entonces aseguró que Sanz Roldán había amenazado de muerte a la examiga de don Juan Carlos "siendo consciente de que no era cierto", defiende el Ministerio Público.

Según la versión de Corinna, lo que aseguró el excomisario entonces, no es falso. "He revisado una transcripción de esa entrevista y creo que las afirmaciones del señor Villarejo son verdaderas. Entiendo que se basan en una conversación que tuve con el señor Villarejo en 2015", indica el texto, al que ha tenido acceso El Confidencial. Explica a continuación que esas supuestas amenazas se produjeron en 2012 y se precedieron de "una larga campaña" en su contra dirigida por el general del CNI, contra el que está procediendo "en otros tribunales".

Se ofrece a responder a cualquier pregunta sobre estos hechos, eso sí, a través de videoconferencia. "No viajaré a España para testificar en persona, en parte porque creo que mi seguridad personal no puede garantizarse, dada la conducta pasada y presente del general Roldán". Tras esta parte a modo de introducción, la declaración se divide en cinco puntos y concluye asegurando: "para que no quede lugar a dudas, certifico que he otorgado esta declaración jurada voluntariamente y que nadie ha ejercido presión ni influencia sobre mi, La información de esta declaración jurada es verdadera a mi saber y entender".

Desarrolla en esos apartados hechos ya conocidos. Describe su conexión con el Rey emérito como algo "ampliamente publicitado en medios", a menudo, "falsamente" y dice que a lo largo de ella recibió "información y documentos relativos a negociaciones financieras y empresariales del rey emérito y otras personas de la Casa Real". "El director del CNI "intentó recuperar esos documentos y otra correspondencia personal y evidencia de la relación", dice.

Tras mencionar el viaje a Botsuana de abril de 2012 —en el que, dice, ya no mantenía relación sentimental con el rey y que se hizo como regalo para su hijo— asegura que Sanz Roldán filtró detalles de la visita. Después de aquello, comenzó a ser percibida como "persona non grata" para la Familia Real y se enteró de que estaba siendo seguida por agentes del CNI. "La sensación de ser una ciudadana amenazada por un jefe de Estado y el jefe de sus servicios secretos empezó a hacerme tener mucho miedo", indica.

Se refiere, también, a una operación encubierta en su casa de Mónaco, para robarle la documentación bajo la tapadera de un dispositivo de seguridad destinado a "protegerla" y que se encargó a una empresa de nombre Algiz, con personal "con antecedentes mercenarios". Asegura que Sanz Roldán se puso en contacto con ella por teléfono y a través de una cuenta de email con nombre supuesto. El objetivo era trasladar "ocho cajas negras y 16 cajas fuertes". En ellas había "documentos que probaban asuntos personales y privados, correspondencia oficial, informes políticos confidenciales y transacciones financieras. Indica que se negó a que efectuara barrido alguno de su casa y que el general le dijo que, hasta que no le diera esos papeles, "no estaría segura".

"Recibí una llamada de teléfono extremadamente desagradable del general Roldán en la que repitió la amenaza. No recuerdo las palabras exactas que utilizó, pero en su mensaje decía que dejarían de protegerme y sugirió que si quería ir en contra de él, habría consecuencias", asegura. Se quejó del tono al entonces Rey. Al final, la supuesta misión no pudo completarse y pudo "salir de Mónaco con la mayoría de los documentos intactos", indica.

Reunión en el hotel The Connaught

En mayo de 2012 Corinna y Sanz Roldán se reunieron durante una hora en el hotel The Connaught de Londres y hablaron en una mezcla de "inglés, español y francés". El documento remitido a Plaza Castilla asegura que la amenazó a ella y a sus hijos. "Según sus palabras, no podía garantizarme mi seguridad física ni la de mis hijos a menos que cumpliera sus instrucciones", dice. Entre las condiciones estaba no hablar con medios ya que podía afectar "a 45 millones de personas". "Escuchar esas palabras del jefe de los servicios secretos de España realmente me atemorizó", "sentí que no podía estar segura en ninguna parte del mundo", "actuaba fuera de la ley y ninguna autoridad policial podía protegerme de sus actos", va enumerando en la declaración.

Corinna: "Escuchar esas palabras de Sanz Roldán realmente me atemorizó, sentí que no podía estar segura en ninguna parte del mundo"

Relata también un episodio algo confuso sobre la presencia de un libro sobre la muerte de Lady Di en la habitación del internado de su hijo y una llamada en la que le dijeron: "Hay muchos túneles entre Mónaco y Niza". También dice que se la amenazó por correo electrónico con difundir "alegaciones falsas en su contra". En el escrito, relata como contactó con Villarejo a través del empresario Juan Villalonga. La iniciativa estaba dirigida a protegerla ante acusaciones que podían desembocar en un procedimiento penal. Desesperada —indica— aceptó el encuentro.

Aquella reunión fue grabada y su contenido provocó la apertura de una pieza del caso Villarejo, denominada Carol, en la Audiencia Nacional. El procedimiento fue archivado el pasado septiembre aunque la Fiscalía Anticorrupción mantiene vivas unas diligencias previas en las que investiga las transacciones financieras internacionales a las que se refería en la charla relativas al cobro de comisiones por la construcción del AVE a la Meca.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios