ambos son de nacionalidad sueca

Detenido por asesinar a golpes a su mujer en Gran Canaria

La mujer fue encontrada muerta en su apartamento después de que su esposo llamara al 112 para pedir ayuda. Pero las explicaciones que dio levantaron sospechas de los agentes

Foto: Agentes de la Guardia Civil. (EFE)
Agentes de la Guardia Civil. (EFE)

La Guardia Civil ha detenido este jueves en la localidad de Puerto Rico, en el sur de Gran Canaria, a un ciudadano sueco acusado de haber matado a golpes a su esposa, una mujer de la misma nacionalidad que tenía 42 años, según han informado a Efe fuentes de la investigación.

La mujer fue encontrada muerta en su apartamento la mañana del jueves por una patrulla de la Benemérita del puesto de esa localidad turística, después de que su esposo llamara al 112 sobre las 10:00 horas para pedir ayuda, con una versión que no ha trascendido. Sin embargo, las explicaciones que dio en ese momento el marido y los golpes que presentaba el cuerpo ya levantaron sospechas a los agentes que participaron en la primera inspección del apartamento.

El hombre, de 45 años, ha sido arrestado con cargos iniciales de homicidio después de que un médico forense determinara que las lesiones que se observan en el cuerpo de la fallecida presentan indicios de criminalidad.

Las fuentes consultadas por Efe han insistido en que es a la Delegación del Gobierno sobre Violencia de Género a la que corresponde determinar oficialmente si se trata de un presunto crimen machista. Sin embargo, en España, la última jurisprudencia del Tribunal Supremo al respecto es clara: se cataloga como violencia machista cualquier agresión de un hombre a una mujer, si entre ambos existe o existió en el pasado relación sentimental o de pareja.

De confirmarse esta línea de investigación, este sería el tercer procedimiento por homicidio o asesinato machista que se abre en las Islas Canarias desde que comenzó 2019. Desde el 1 de enero, los juzgados de Canarias han dictado órdenes de prisión para dos hombres acusados de haber asesinado a sus parejas o exparejas, en dos casos todavía en investigación ocurridos en Lanzarote y Tenerife.

El primero de ellos ocurrió la noche de Año Nuevo, cuando murió en Costa Teguise (Lanzarote) la joven paraguaya Romina Celeste Núñez. Su marido ha confesado ante la juez que se deshizo del cadáver de su esposa tirándolo al mar, pero en sus declaraciones siempre ha sostenido que él no la mató, sino que la halló muerta. Sin embargo, el Juzgado de Violencia Machista de Arrecife (Lanzarote) ordenó su ingreso en prisión con cargos de homicidio o asesinato y malos tratos habituales.

El segundo tuvo lugar en la tarde del 16 de enero en La Laguna (Tenerife), en lo que inicialmente parecía un accidente de tráfico que había costado la vida a una mujer, María Soledad, de 39 años, al arder su coche tras estrellarse contra un poste. La Policía Nacional sospechó de su exnovio casi desde el primer momento, porque había sido ingresado en un hospital con quemaduras, pero este no fue detenido hasta el pasado 2 de abril, cuando se reunieron pruebas de que él pudo haber prendido fuego al coche con la víctima dentro. El Juzgado de Instrucción número 4 de La Laguna decretó al día siguiente su ingreso en prisión sin fianza un delito de asesinato con alevosía y ensañamiento.

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios