DURANTE EL JUICIO DE ESTE MIÉRCOLES

El día en el que el padre de Diana Quer fijó su mirada en El Chicle

Durante la vista por el intento de secuestro a otra chica que, a la postre, terminó por sacar a la luz al asesino de Diana Quer, su padre no perdió la oportunidad de mirarle a los ojos

Foto: Juan Carlos Quer no quiso despegar su mirada de El Chicle durante el juicio. (EFE)
Juan Carlos Quer no quiso despegar su mirada de El Chicle durante el juicio. (EFE)

José Enrique Abuín Gey, El Chicle, declaró este miércoles por el caso que, en realidad, le destapó como el presunto asesino de Diana Quer. Todo sucedió el pasado 25 de diciembre de 2017 cuando este hombre, presuntamente, trató de secuestrar a una joven en Boiro (A Coruña) que, con la ayuda de dos jóvenes, consiguió escapar en el último momento. Un audio grabado sin querer terminaría por destapar su caso y su vínculo con el asesinato de la joven madrileña.

Ya en mayo del pasado año, cuando El Chicle acudió al Juzgado de instrucción número 1 de Ribeira donde le comunicaron que sería juzgado por un jurado popular por el caso de Diana Quer, su padre quiso estar presente a la llegada del presunto asesino de su hija. ¿La razón? Lo tenía muy claro: "Le quiero mirar a los ojos, es un depredador sexual". Este miércoles, casi un año más tarde, no ha perdido la oportunidad de verle en primera persona.

Así, durante el juicio por el presunto intento de secuestro de otra joven en Boiro, Juan Carlos Quer no solo no dudó en acudir, sino que se pasó toda la sesión mirándole, algo que El Chicle no aguantó. Tanto que, antes de comenzar el juicio, decidió encogerse sobre su silla, tapándose la cabeza con una capucha y la cara con las manos para que no se le viera en el momento en el que el padre de Diana accedió a la sala.

Es más, incluso El Chicle quiso declarar de esta manera, algo que no se le permitió, evidentemente. Durante su declaración, donde se le vio apocado y con la voz visiblemente apagada, no quiso cruzar una sola mirada con Juan Carlos Quer, quien no quiso quitarle la vista ni un solo segundo. Ni tan siquiera cuando tuvo que abandonar la sala para que entrara la joven a declarar, donde bajó la vista para no cruzarla absolutamente con nadie.

Juan Carlos Quer, en la sala, junto al asesino confeso de su hija. (EFE)
Juan Carlos Quer, en la sala, junto al asesino confeso de su hija. (EFE)

Juan Carlos Quer destacó que el acusado tiene "causas penales abiertas, todas en la misma dirección: intentos de agresiones sexuales", y afirmó que acudió a la vista "para apoyar a los familiares, como no podría ser de otro modo". "A individuos así hay que ponerlos al margen de la sociedad; estamos ante una persona capaz de hacer lo que hizo con mi niña y, mientras ella estaba depositada en un pozo, estaba intentando agredir sexualmente y volver a depositar en un pozo a otra víctima".

"Soy una persona serena pero quiero mirarle a los ojos, sé que si estuviera mi hija, ella querría que estuviese aquí, y yo en nombre de mi hija voy allá donde haga falta", aseguró en mayo del año pasado. A pesar de la dureza que supone presenciar las declaraciones del hombre que presuntamente acabó con la vida de su hija, Juan Carlos Quer no dudó en acudir al juicio de El Chicle. Una manera de hacer justicia y honrar la memoria de Diana.

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios