FERRAN LÓPEZ LANZA UN OBÚS CONTRA EL GOVERN

Cuanto peor, mejor: Puigdemont buscó la violencia para forzar la independencia

El jefe de los Mossos durante el 155 venía a declarar con la dificultad sobrevenida de quedar bien a tres bandas y, pese a ello, la lio

Foto: Imagen capturada de la señal institucional del Tribunal Supremo del comisario de los Mossos d'Esquadra Ferran López. (EFE)
Imagen capturada de la señal institucional del Tribunal Supremo del comisario de los Mossos d'Esquadra Ferran López. (EFE)

La frase se atribuye a Lenin por inspiración de uno de sus 'padres' revolucionarios, Nikolái Gavrílovich Chernyshevski. "Cuanto peor, mejor". En la Rusia comunista, se empleaba con un sentido claro: si las condiciones de vida del proletariado eran pésimas, sería mucho más sencillo lograr que despegara la revolución. Se la oímos también a Mariano Rajoy en una 'chanante' intervención en el Congreso de los Diputados. Este miércoles, la cita sobrevoló el juicio del 'procés'. Ferran López acusó a Carles Puigdemont de encarnarse en Vladímir Ilich Uliánov en los días previos al referéndum del 1-O y buscar la violencia para activar la independencia.

Cuanto peor, mejor: Puigdemont buscó la violencia para forzar la independencia

El jefe de los Mossos durante el 155 venía a declarar con la dificultad sobrevenida de quedar bien a tres bandas. Con Trapero, su superior directo durante años, con el Ejecutivo central, que le aupó a la máxima responsabilidad, y con el coronel Diego Pérez de los Cobos, que auditó su desempeño. No le ataba, eso sí, lazo alguno ni con el Govern de Puigdemont ni con el regente Quim Torra. Y, por sorpresa, sin que nadie pudiera detener su verborrea, lanzó el obús.

El fiscal Zaragoza andaba a vueltas con las reuniones que los mandos de los Mossos mantuvieron con la cúpula de la Generalitat. Las mismas que ya mencionaron Trapero y otros mandos. Fue entonces cuando el 'artefacto' detonó. "Hacia el final de la reunión, les hablamos de violencia o altercados, pero recuerdo que Puigdemont dijo que si se producía ese escenario que nosotros preveíamos, en ese momento declaraba la independencia. Recuerdo perfectamente que lo dijo. Creo que es una frase que todos recordamos perfectamente porque es difícil de olvidar", destacó López. "No sabíamos si era una 'boutade'. Lo único que hacía era reafirmar que el 1 de octubre nos encaminábamos a un escenario de serias dificultades que, a pesar de todo, se quiso transitar", añadió. Mejor para las tesis de la Fiscalía, imposible.

Cuanto peor, mejor: Puigdemont buscó la violencia para forzar la independencia

Javier Zaragoza perdió ahí una oportunidad de oro. Era el momento ideal para una pausa dramática y un punto y final: "No hay más preguntas". Lo que estaba diciendo Ferran López era vital. Se instrumentalizó la violencia. No solo el Govern conocía que iba a producirse. Es que la deseaba, la buscaba. El escenario de "alta incandescencia" era justo el empujoncito que faltaba para justificar que se rompiera la baraja y se activara la DUI. Adiós, España opresora.

Ferran bordeó todas las alegorías y metáforas para describir esa violencia de la que avisaron, no solo a Puigdemont sino también a Junqueras y Forn. De ellos, dijo que aunque no recordaba "qué habían dicho", su posición era "homogénea". "No había divergencias, no había discrepancias, querían llevar su compromiso a término, pese a que el auto de la jueza podría abrir alguna ventana, aquel día la ventana se cerró con estrépito".

Cuanto peor, mejor: Puigdemont buscó la violencia para forzar la independencia

Habló de "disturbios", "efervescencia", "incidentes". Mientras, de fondo, se veía la sombra de Lenin-Puigdemont frotándose las manos. Muy innovador con los términos —usó palabras como 'traccionar' o 'vandalizados'—, incluso puso el símil del incendio. "En términos forestales, si hay mucha temperatura, poca humedad y fuerte viento, se producen incendios. Esta era una situación de riesgo de incendio". Ahí queda eso.

A 'cara' de perro

Tras ese pico de tensión en la sala, contra todo pronóstico, se hizo el sopor. El interrogatorio de la Fiscalía circuló por asuntos menores. La abogada del Estado acabó después por dormir a las ovejas con unas larguísimas preguntas sobre detallitos infinitesimales que nadie escuchaba a la hora de la siesta de las cuatro de la tarde. Pero quedaba un sobresalto. Por sorpresa, el abogado de Forn, Xavier Melero, pidió un careo. El término puede sonar muy peliculero, pero se trata, en definitiva, de un medio de prueba complementario destinado a aclarar los aspectos contradictorios de declaraciones de los intervinientes en un proceso penal.

Cuanto peor, mejor: Puigdemont buscó la violencia para forzar la independencia

Melero había visto una contradicción y allá que fue, a 'cara' de perro. Las versiones del coordinador de los cuerpos policiales, Diego Pérez de los Cobos, y de López, no casan en cuanto a la aprobación del plan diseñado por los Mossos de cara al 1-O. ¿El archiconocido binomio para cada centro tenía el OK del coronel o no? El de la Guardia Civil dijo que no, Ferran que sí. Solución: careo. El tribunal se tomó su tiempo para pensar una respuesta. Las apuestas corrían entre la prensa e incluso los letrados. Se fiaron al resultado hasta 'copazos'. Para bajón de muchos, el asunto quedó aplazado. Habrá que esperar a que avance el juicio y el tribunal disponga de más sustento probatorio para saber quién pagará esas cañas.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
26 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios