DOS MENORES HACINADOS SIN CONTACTO SOCIAL

"Tu padre es el diablo": así fue la detención de la madre que secuestró a su hijo dos años

En el momento en que los agentes consiguieron acceder al interior de la casa, la madre asustó a su hijo diciéndole que su padre solo quería el mal para él

Foto: Villar de Cañas, la localidad conquense en la que tuvo lugar el caso. (EFE)
Villar de Cañas, la localidad conquense en la que tuvo lugar el caso. (EFE)

La conquense localidad de Villar de Cañas se ha visto sacudida por el terrorífico caso de María Sevilla Sánchez. La presidenta de la asociación Infancia Libre fue detenida el pasado sábado después de llevar varios meses en busca y captura por incumplir una sentencia que la obligaba a entregar a su hijo al padre, a quien había sido concedida la custodia legal, y quien llevaba sin ver al niño dos años. Ahora, han salido a la luz las primeras imágenes de cómo vivían ese menor y su hermana pequeña.

Según fuentes policiales, tanto la madre del menor como su actual pareja, con la que tenía una hija, habían decidido apartarse del foco público, tomando todo tipo de precauciones para evitar que las autoridades pudieran tener el menor rastro de ninguno de ellos. Los investigadores comprobaron que, en los últimos dos años, el niño no había sido escolarizado ni atendido en ningún centro sanitario de España, pero finalmente lograron localizarlo en la provincia de Cuenca.

Se encontraba en una finca de 6.000 metros cuadrados en una urbanización despoblada y totalmente vallada, donde hace escasos 15 días se montó un plástico negro como medida de seguridad que impedía comprobar lo que sucedía en su interior. Tras varias semanas de vigilancia, los agentes comprobaron que un hombre, actual pareja de la detenida, abandonaba la parcela en algunas ocasiones y realizaba compras, pero muy espaciadas en el tiempo.

La última compra que realizó la pareja de María Sevilla ascendía a un importe de 120 euros. Los agentes investigaron y pudieron determinar que en su interior contaba con varios productos para niños, por lo que se llegó a la conclusión de que los menores debían de estar en alguna parte, lejos de las miradas de los vecinos. Pero como no habían conseguido ver al menor, los agentes decidieron seguirlo. Pese a mostrarse cauteloso y tomar medidas al respecto, las autoridades lograron no perderle la pista.

Los agentes decidieron utilizar un dron para vigilar la finca y así vieron que en ocasiones ese hombre esperaba a la tarde o noche para sacar al menor a dar un breve paseo junto a su madre, tras comprobar siempre que no había nadie vigilándolos. También vieron en la finca a otra menor de edad, más pequeña que el niño, que resultó ser hija de la mujer y de su actual pareja. Los dos estaban hacinados en una casa en no muy buenas condiciones, donde recibían enseñanzas básicas.

Pasaje del Génesis en una pizarra. (Antena 3 Noticias)
Pasaje del Génesis en una pizarra. (Antena 3 Noticias)

Cuentas y la Biblia

El programa 'Espejo Público', de Antena 3, accedió a algunas imágenes en el interior de la casa, en concreto de la denominada como 'habitación de juegos'. En un primer lugar, una ventana era utilizada a modo de pizarra, donde mediante coches y aviones se trataba de enseñar a los menores a realizar cuentas; la otra imagen es una pizarra con una interpretación del pasaje bíblico del Génesis 22:18: "En tu simiente serán benditas todas las naciones de la tierra, por cuanto obedeciste a mi voz".

Según confirmó en dicho programa Rafael Marcos Iglesias, padre del niño de 11 años, este veía telenovelas con su madre hasta altas horas de la madrugada, además de confesar que su hermana no fue capaz de comunicarse con los agentes, sino que cuando los vio entrar en la finca no pudo más que olisquearlos. De igual manera, aseguró que dentro de la casa había un pitbull que llegó a abalanzarse contra los agentes, quienes consiguieron reducirlo gracias a que uno de ellos sabía artes marciales.

Cuentas dibujadas en una ventana. (Antena 3 Noticias)
Cuentas dibujadas en una ventana. (Antena 3 Noticias)

En el momento en que las autoridades se llevaban a los niños, la madre no dudó en gritar al pequeño de 11 años: "Recuerda que tu padre es el diablo, llévate la Biblia porque la vas a necesitar". Poco después, ya en conversación con los agentes, el menor aseguró: "Mi padre no me quiere". Preguntado por quién le había dicho eso, su respuesta fue tajante: "Dios". Poco después, confesaba que su gran deseo es "ser de mayor jefe de los pastores evangélicos".

"Me reconoció; al principio estaba un poco seco, pero luego mucho mejor, no nos veíamos desde hacía más de dos años", asegura el padre del niño, que afirma que el juzgado ha prohibido a la madre tener contacto con el pequeño más allá de dos encuentros semanales que tendrán lugar sábados y domingos, siempre bajo supervisión. Marcos Iglesias recuerda que su exmujer comenzó a formar parte de la Iglesia Evangélica justo después de que ambos se separaran y que allí conoció a su actual marido.

Este es el ejemplo de un texto alternativo

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
30 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios