EL DE ÒMNIUM DIJO: "PODRÍAIS PASAR DE LARGO"

El DNI perdido y la resistencia de Cuixart: la rocambolesca historia de un guardia

El testigo explicó que patrullaban por Badalona cuando observaron a un grupo de cinco personas con pancartas en la mano que iban colocándolas en farolas, ante lo que optaron por incautarlas

Foto: El líder de Òmnium Cultural, Jordi Cuixart.
El líder de Òmnium Cultural, Jordi Cuixart.

La sesión de tarde del juicio del 'procés' arrancó con la declaración de un miembro de la Guardia Urbana que relató un episodio rocambolesco con unos carteles de propaganda del referéndum, un DNI perdido y Jordi Cuixart como protagonista. El agente explicó cómo la incautación de material en el que podía leerse 'Hola república' acabó provocando un gesto de resistencia pasiva por parte del líder de Òmnium Cultural, una situación ante la que a él le entró la risa.

El testigo explicó que patrullaban por Badalona cuando observaron a un grupo de cinco personas con pancartas en la mano que iban colocándolas en farolas. "Paramos a su lado, nos dijeron que era propaganda para el referéndum y que la ponían porque se lo pedía el cuerpo, que no pensaban que estuvieran haciendo nada malo". De "muy buenas formas", la patrulla explicó al grupo que aquello no se podía hacer, mientras ellos insistían en que el gesto era "un bien para Cataluña".

Tras avisarles, iniciaron la incautación "del género", explicó el guardia, que se refería a la propaganda en estos términos. Todo desde un trato amable y cordial. En un momento dado, una de las señoras del grupo anunció que iba a llamar a la alcaldesa de la localidad para evitar que se llevaran el material. Dicho y hecho. Llama a la primera edil.

Todo esto sucedía mientras se arremolinaba a su alrededor gente que les insultaba. "Ladrones", "fascistas", "os vamos a echar de Cataluña". De pronto apareció por la calle Jordi Cuixart que, dirigiéndose a ellos, les recriminó la actuación: "Podríais haber pasado de largo...". Entre los insultos y "la gente acalorada", a la patrulla le entró "el agobio". Perdieron uno de los DNI que habían solicitado para identificar al grupo.

"El DNI no aparecía, estuvimos buscándolo y no aparecía, nos pusimos nerviosos", relató. Al testigo se le ocurrió, para calmar los nervios y centrarse, refugiarse en el ayuntamiento, que se encontraba a solo 100 metros: "Les dije, entre la gente que nos rodea y la situación que cambia de color, 'vamos al ayuntamiento que está ahí al lado".

Una idea inofensiva que se topó con la resistencia de Cuixart. "Iba a arrancar el coche y se puso con otras personas delante". Les dijo: "No os movéis hasta que aparezca el documento". El mismo testigo indicó que en ese momento le entró la risa. "Era una situación cómica, un poco rara", indicó. Dijo que pidió a Cuixart que desistiera: "Dejadnos trabajar tranquilos, que estamos aquí agobiados".

En ese momento surrealista, apareció un cargo del ayuntamiento: el teniente de alcaldía, José Téllez. "Como autoridad, ordenó que se los entregaran", indicó. "Levantó las manos y dijo: 'He tomado la decisión de coger los carteles aunque me multen". Valiéndose de un parapeto, sacó los carteles y se los entregó a Cuixart mientras la gente arremolinada gritaba: "Hemos ganado". El teniente de alcaldía fue precisamente absuelto ayer por estos hechos, que le valieron una imputación por desobediencia.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
15 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios