FUENTES DE LA GUARDIA CIVIL LO CONFIRMAN

La 'manada' de Ciempozuelos se esfuma: un solo agresor atacó a la víctima

La joven no ha podido aportar a la Guardia Civil ningún elemento objetivo para identificar al atacante o a otras tres personas que supuestamente le acompañaban pero que la chica no vio

Foto: Concentración en Ciempozuelos el pasado viernes en repulsa por el ataque. (EFE)
Concentración en Ciempozuelos el pasado viernes en repulsa por el ataque. (EFE)

La manada de Ciempozuelos no es manada ni trío, ni siquiera pareja. La Guardia Civil sospecha de un solo hombre como autor de los hechos y descarta de momento la implicación directa de cualquier otra persona. Así lo han revelado a El Confidencial fuentes del instituto armado, que consideran que no tiene sentido hablar de manada en este caso concreto.

Según entienden los investigadores, la joven venezolana de 24 años fue agredida durante la madrugada del pasado jueves (minutos después de media noche) por un único individuo. En concreto, la agresión se produjo en unos soportales de Ciempozuelos en los que en autor de los hechos abordó a la chica, que acababa de bajarse del tren y se dirigía a su casa después de trabajar.

La víctima declaró a los responsables de las pesquisas que ella tuvo la sensación de que cuatro personas comenzaron a seguirla al bajarse del tren, pero en ningún momento vio a ninguna de ellas. Posteriormente, relató la denunciante, ya a la altura de los citados soportales, un individuo la paró y le pidió el móvil con intención de sustraérselo. Tras robárselo, el ladrón comenzó a sobarla y le introdujo un dedo en su vagina, elemento considerado suficiente por el Código Penal para aplicar el delito de violación.

En ese momento, según las fuentes de la Guardia Civil consultadas, la chica solo pudo fijarse en que el agresor tenía una gorra de la que no recuerda ni el color ni dato complementario alguno de lo asustada que estaba. Los investigadores de momento no tienen más elementos que sitúen a los otros supuestos acompañantes del agresor siquiera en la escena de los hechos. La joven no ha podido identificar a ninguno de ellos.

Ni la nacionalidad ni la edad

Durante la agresión, el atacante descubrió que la joven tenía el periodo y por eso se marchó. La Guardia Civil buscó a cuatro individuos, porque la víctima contó que inicialmente la seguían cuatro personas, pero tiene claro que la agresión la llevó a cabo solo uno, del que desconoce la nacionalidad y la edad. “La chica no sabe si estaban encapuchados o no porque no les vio la cara”, explican las mencionadas fuentes del instituto armado, que añaden que de momento “no ha dado dato objetivo alguno que ayude a identificar” a nadie.

La joven, que tampoco menciona la existencia de un cuchillo durante la agresión, se encuentra actualmente bajo un fuerte estrés postraumático motivado por el ataque sufrido y por el relato que están trasladando algunas fuentes sobre lo ocurrido, que poco tiene que ver con la realidad, según han confirmado las fuentes de la investigación.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios