en un escrito se ponen a disposición

Los Mossos avisan a la Junta Electoral que vigilarán que Torra no vuelva a colgar lazos

La policía autonómica escribe al órgano supremo encargado de velar por el proceso electoral para avisarle de que cumplirá sus órdenes y que vigilará que no haya reincidencia de la Generalitat

Foto: Quim Torra cuelga este 22 de marzo otra pancarta en el Palau de la Generalitat: Libertad de opinión y expresión. (EFE)
Quim Torra cuelga este 22 de marzo otra pancarta en el Palau de la Generalitat: "Libertad de opinión y expresión". (EFE)

Los Mossos d'Esquadra han aprovechado el episodio de los lazos y símbolos independentistas en los edificios institucionales de Cataluña para demostrar su lealtad hacia las instituciones estatales. Como les reclamó la Junta Electoral Central (JEC), la policía autonómica se ha personado a las tres de la tarde en las consejerías para ver que estaban cumpliendo la orden de no exhibir estos símbolos partidistas. Posteriormente, en un escrito a la Junta Electoral [aquí en PDF], la dirección de los Mossos se ha puesto a disposición del organismo y ha comunicado que velarán para que el presidente catalán, Quim Torra, no vuelva a colocar símbolos independentistas.

Cuando la mañana del viernes Quim Torra mandó retirar la pancarta en solidaridad con los políticos presos que colgaba del balcón de Sant Jaume, hizo público un comunicado en el que señalaba que los Mossos actuaban como policía catalana pero también al servicio de la Junta Electoral. "El presidente de la Generalitat, Quim Torra, respeta la actuación de los Mossos d'Esquadra en sus funciones de policía nacional de Cataluña y también cuando actúan de policía judicial de la justicia española".

La actuación de los Mossos, cumpliendo las órdenes de la Junta Electoral Central a rajatabla, apuntan más a lo segundo. Los agentes han recorrido las consejerías y edificios institucionales retirando lazos donde quedaban. La JEC había prohibido su presencia en campaña por ser un símbolo partidista. Ante la negativa de Torra, la Junta, el organismo encargado de velar por la limpieza de la campaña electoral, pidió a los Mossos que retiraran los lazos si la Generalitat incumplía la última orden, como adelantó El Confidencial. Era una medida sin precedentes que ha surtido el efecto deseado.

Tras la retirada de lazos, los Mossos han remitido un escrito a la JEC, firmado por su comisario jefe, Miquel Esquius, poniéndose a su disposición y dejando claro que van a cumplir sus órdenes, según fuentes conocedoras del escrito. En la misiva, destinada al presidente de la JEC, Segundo Menéndez, avisan de que van a seguir pendientes porque no descartan que los símbolos independentistas vuelvan a los edificios públicos en unos días. Fuentes conocedoras del escrito señalan que su contenido es impecable para la JEC.

Los Mossos han aprovechado el episodio de los lazos en Palau para marcar distancias con el independentismo de Quim Torra

La Junta, compuesta por ocho magistrados del Supremo y cinco catedráticos, ha ordenado eliminar los símbolos de apoyo a los independentistas por ser algo partidista. En un primer momento, Torra cambió el lazo amarillo por uno blanco y después la JEC lo ha denunciado a la fiscalía —que se querellará por desobediencia— y finalmente ha colocado uno con una alusión a la libertad de expresión. El presidente catalán ha anunciado una querella de prevaricación contra la Junta.

La JEC ha prohibido la presencia de "banderas esteladas, lazos amarillos o blancos con rayas rojas u otros de análogo significado, fotografías de candidatos o políticos así como pancartas, carteles o cualquier otro símbolo partidista o que contenga imágenes o expresiones coincidentes o similares a las utilizadas por cualquiera de las entidades políticas concurrentes a las elecciones". En su próxima reunión, el miércoles, analizará si la nueva pancarta cumple con lo ordenado.

La decisión de los Mossos de mostrarse diligentes con la JEC llega después de que el 'major' de los Mossos durante el 1-O, Josep Lluís Trapero, declarara en el juicio del 'procés' que no se sintió cómodo con la deriva independentista y que tenía un operativo planeado para detener a Carles Puigdemont y a sus consejeros si recibía la orden. Los Mossos fueron acusados de connivencia con el 'procés' en otoño de 2017 y especialmente en el referéndum ilegal, donde no cerraron colegios.

El escrito de Esquius deja claro que la simbología independentista ya había desaparecido de los principales edificios de la Generalitat o bien se estaba retirando a la hora de redactar el correo a la JEC. A su vez, el 'conseller' de Interior, Miquel Buch, también envió otra notificación a la Junta [aquí en PDF] para confirmarle que los Mossos habían hecho "efectivo el requerimiento" de retirar la iconografía separatista, "cumpliéndose" esa exigencia "en el plazo y fecha indicado".

Los Mossos d'Esquadra no solo acudieron a las consejerías a retirar simbología independentista, sino que entraron a escuelas públicas para comprobar que no haya lazos amarillos, informa EFE.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
22 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios