"prioridad sobre cualquier otra"

Así seguían los Mossos a compañeros de la Policía y la Guardia Civil

"Se siguió a convoyes nuestros, se pasaron placas de matrícula de vehículos camuflados e incluso se llegó a ordenar que se enviaran fotos de los mismos", dijo un agente

Foto: Imagen del juicio del 'procés'. (EFE)
Imagen del juicio del 'procés'. (EFE)

Como quien gira un espejo. El Tribunal Supremo acogió este miércoles la declaración de otros diez guardia civiles destinados en Cataluña. Uno de ellos actuó como Alicia cuando atraviesa su reflejo. Al otro lado, una visión diametralmente distinta a la escuchada hasta el momento. No se trataba del personaje de Lewis Carroll sino del agente que se encargó de revisar las transmisiones por radio que se produjeron en la jornada del 1-O.

De la versión de los mandos de los Mossos que han circulado ante el tribunal -de Trapero a Castellví- se pasó a la un comandante, capitán en aquel momento. Nada que ver una con la otra. Este mando explicó que la prioridad de la policía autonómica era muy distinta al cumplimiento de órdenes recibidas de cerrar los centros de votación. La "prioridad sobre cualquier otra" era conocer los movimientos de la Guardia Civil y la Policía. Saber dónde estaban en cada momento. Qué hacían. A donde se dirigían.

Agentes de los Mossos y de la Policía Nacional. (EFE)
Agentes de los Mossos y de la Policía Nacional. (EFE)

Había puntos calientes, de especial interés como el puerto de Barcelona o el aeropuerto de Girona. En ellos los 6.000 agentes desplegados para el operativo conjunto guardaban el material antidisturbios. Los de a pie, cumplían órdenes que se transmitían por las emisoras. "Se siguió a convoyes nuestros, se pasaron placas de matrícula de vehículos camuflados para ver si era de Policía Nacional o de Mossos, e incluso se llegó a ordenar que se enviaran fotos de los mismos", señaló este testigo.

Para camuflar estos avisos, del todo inhabituales, los agentes de uno u otro cuerpo recibieron apelativos, no sabemos si cariñosos. Los del Instituto Armados fueron bautizados como "banderines" mientras que se identificaba a los policías como "escudos". También explicó el coronel el lavado de imagen frente a los colegios. Como los de la policía autonómica se apartaban cada una de las veces que sospechaban que iba a producirse una intervención policial frente a los votantes.

"¿Se les pedía que se mantuvieran a distancia?", preguntó el fiscal y el testigo contestó que algunos de los 'binomios' -uno de los términos que ha puesto de moda el juicio para definir a las parejas de 'mossos' distribuidas frente a los colegios- recibían automáticamente la orden de quitarse del medio siempre que se les comunicaba que se acercaba un convoy. "Automáticamente la instrucción que les daba por parte de la jefatura era que se apartasen para que aparecieran imágenes en la que se viera a la policía actuando y a los Mossos mirando", describió. "Que no se diera a entender que estaban participando en la acción", agregó.

La técnica del niño-muralla

La emisora resultó muy reveladora. El testigo escuchó también al revisar los mensajes de las ondas casos "concretos" en los que los 'mossos' recomendaban a aquellos que habían comenzado a ocupar los locales colocar en primera fila a niños y ancianos. En una localidad, se dijo a la pareja de agentes que recurrieran al engaño. Facilitarían el acceso con un pasillo de seguridad y, cuando los de las Fuerzas de Seguridad estatales llegaran hasta las urnas se las encontrarían atornilladas. A su salida, para prevenir cargar, debían colocar en primera fila a niños y a personas de avanzada edad.

Incluso con este episodio sobre el espionaje de los Mossos, después de la tormenta viene la calma. Tras la jornada del martes, una de las más tensas desde el inicio del juicio del 'procés', con unas defensas enconadas frente al testimonio de varios agentes, la sesión de este miércoles discurrió por cauces más tranquilos. Protestas hubo pero fueron leves. Hubo tiempo para que destacados personajes pasaran a integrar el 'wall of fame' del juicio. Se describió como el presidente Quim Torra transportó cajas con papeletas junto a otros diputados en los días previos al 1-O. Un agente se sacó de la manga a Pep Guardiola al que mencionó en un informe en relación a una declaración de apoyo al referéndum.

Así seguían los Mossos a compañeros de la Policía y la Guardia Civil

Y Trapero, que estaba sin estar, vino, se fue, pero nunca se ha ido, volvió a saltar a la palestra en relación con los correos que se intercambió con Forn. En los meses más duros del 'procés', las comunicaciones eran constantes. El mayor y el 'conseller' comentaban hasta noticias de prensa. Trapero avisó al responsable de Interior de que su hoja de ruta podía acabar en "acciones combativas", pero ya de paso le informó también sobre los principios de actuación de los Mossos de cara al 1-O. Nada como avisar a los promotores del referéndum sobre cómo vas a detener el referéndum.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios