tensión en unipost: "eran completamente hostiles"

"Vimos a Quim Torra sacando cajas de papeletas": la declaración de un guardia civil

Una agente sitúa al president en las naves que almacenaban los sobres para el 1-O

Foto: Quim Torra. (EFE)
Quim Torra. (EFE)

El 'president' de la Generalitat irrumpió este miércoles en el juicio del 'procés' y no como asistente entre el público. El agente de la Guardia Civil que abrió la jornada como testigo aseguró que se vio a Quim Torra sacando cajas de papeletas en los días previos a la incautación de sobres en la nave de Unipost. La sorpresa saltó a preguntas de la abogada del Estado."¿Sabe usted cómo estas personas se enteraron de la práctica de este registro tratándose de una nave privada en la que aparentemente podían realizarse muchas cosas?", inquirió. "Por las vigilancias que se hicieron sobre las naves, ahí se vieron una serie de personas los días previos a la entrada y registro que constan en las diligencias policiales y entre los que estaban pues el señor Sutrias [director de Patrimonio], Mercedes [técnica adscrita a la Dirección General de Servicios de Vicepresidencia] y el actual presidente de la Generalitat, Quim Torra", dijo.

"Vimos a Quim Torra sacando cajas de papeletas": la declaración de un guardia civil

El testigo agregó que no fueron los únicos políticos que circularon por la zona. No recordaba los nombres, pero aseguró que se detectó a "varios diputados". "Un diputado de Tarragona... Consta en diligencias policiales. Se vieron unas siete personas que entraban y salían, con alguna caja, se vio en las vigilancias", indicó. También se refirió al mayor Trapero. Explicó que se encargó de revisar sus emails y que encontró uno en el se hacía referencia a una reunión celebrada en julio de 2017 en la que el secretario de Hacienda Lluis Salvadó le propuso un "escenario futuro" en el que los Mossos tendrías competencias plenas y ampliadas, con control de aduanas, costas y fronteras.

"Vimos a Quim Torra sacando cajas de papeletas": la declaración de un guardia civil

Otro de los testigos salpicó a Dolors Bassa. El agente que analizó sus correos electrónicos y localizó uno sobre su participación directa que ella remite al secretario general de CCOO. En el email le dice que debe informar a los trabajadores que trabajan el 1-O "por el derecho que tienen a ausentarse unas horas". Este documento iba acompañado de la ley de referéndum, de la ley de convocatoria de referéndum, de unas normas complementarias... "Le hablaba de un acuerdo logrado por el Govern en el que se autorizaba a los departamentos que hicieron los trámites necesarias y las contrataciones para el 1-O", destacó.

Más violencia

El tribunal del 'procés' reanudó este miércoles el juicio para continuar escuchando las declaraciones de los miembros de las fuerzas de seguridad que participaron en los registros previos al referéndum del 1 de octubre. De nuevo volvieron a la sala los testimonios sobre la tensión vivida en esos días. El brigada que participó en la incautación de papeletas en Unipost relató los problemas que tuvieron para abandonar la nave. "Eran completamente hostiles, nos estábamos llevando sus papeletas para el referéndum". "Se nos echó gente encima del coche", rememoró a la vez que contaba que les arrojaron latas de coca cola y de agua llenas.

El agente relató cómo la gente comenzó a arremolinarse en torno a las 10:00, al poco tiempo de que la comitiva llegara a las instalaciones de la empresa a la que la Generalitat encargó material. Tras terminar la operación, estuvieron tres horas retenidos y no pudieron salir hasta alrededor de las 17:00. Un grupo de jóvenes organizaba la resistencia. Tenían que salir con ocho furgones cargados hasta arriba con un peso considerable, lo que les obligaba a circular a una velocidad muy lenta.

"Vimos a Quim Torra sacando cajas de papeletas": la declaración de un guardia civil

La idea pasa entonces por ir contradirección: "Los compañeros de seguridad nos dicen que podemos intentarlo aprovechando que el grueso está en el otro lado de la calle. Fue imposible". Había personas que se ponían delante de las ruedas del vehículo. La llegada de los Mossos se produjo horas después y consistió solo en una patrulla de dos agentes, pero su mediación fue providencial. Tras hablar directamente con el joven que lideraba la oposición, lograron que se abriera un pasillo.

"Entablan con él una conversación y me transmiten que este joven se levanta y dice: 'Ya está, hemos cumplido, no vamos a darles imágenes de violencia con los Mossos, que es lo que buscan'". Pese a eso, hubo aún problemas. La situación fue tan tensa que provocó que el secretario judicial pidiera salir con el rostro tapado. Se le dejó un un pañuelo. El abogado del detenido tuvo que gritar, "¡soy el letrado de oficio!", para que le dejaran pasar.

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
33 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios