andrés serrano se queda fuera

El jefe de la Policía de Carmena suspende el test psicológico del ascenso a comisario

El exresponsable ecológico del cuerpo, nombrado a dedo por Carmena, se fue de vacaciones justo tras tomar posesión; su presentación a estas oposiciones fue criticada por ser juez y parte

Foto: Andrés Serrano, a la derecha, junto a Barbero, Carmena y Daniel Vázquez. (EFE)
Andrés Serrano, a la derecha, junto a Barbero, Carmena y Daniel Vázquez. (EFE)

El director general de la Policía Municipal de Madrid, Andrés Serrano, ha suspendido el examen psicológico de las oposiciones internas de ascenso comisario de la corporación, que se convocaban por primera vez en la institución. Serrano, colocado a dedo por la alcaldesa Manuela Carmena al llegar al cargo, ha sido uno de los seis funcionarios que no han superado el test, uno de los más objetivos de la prueba y el primero que afrontaban los 13 aspirantes.

De estos candidatos, tan solo siguen adelante, por lo tanto, los siete que han aprobado el examen. En concreto, se trata de los intendentes Ema Pereda López -actual subdirectora de Recursos Humanos-, María Luisa Robles Tardío, Javier Fernández Ruiz, Juan Carlos Nieto Frías, Agustín Alarcón Alonso, Juan Manuel González Muñoz y Teresa Gil Manzano. Esta última fue la primera mujer que alcanzó la plaza de subinspectora en una policía local en España. Junto a Serrano, se quedan fuera de la promoción de ascenso otros cinco intendentes que tampoco han pasado el examen psicológico.

El cargo de subinspector pasó a denominarse comisario el pasado abril y actualmente lo ostentan 17 funcionarios de la Policía Municipal de Madrid que son los que deben ocupar las máximas responsabilidades de la institución. Hasta el momento se han celebrado dos oposiciones de ascenso a esta plaza. La primera fue superada por 12 opositores y la segunda por cinco más.

Serrano figuró entre los 14 intendentes admitidos en la lista de aspirantes al ascenso de esta tercera convocatoria, lo que provocó un sinfín de críticas dentro de la corporación. Los funcionarios -y así lo transmitieron varios sindicatos- consideraban que los miembros del tribunal podrían beneficiarle dado el cargo que ostenta el director de la Policía Municipal, que no deja de ser el jefe de los que deciden quién pasa y quién no. Serrano, sin embargo, negó que esto fuera a pasar y defendió que se trataba de un proceso ajustado a la legalidad.

La Asociación de Policía Municipaol Unificada (APMU) tachó de "auténtica muestra de descrédito y de manipulación el concurso oposición". "Las plazas de comisario no eran necesarias hasta 2020", censuró la agrupación, que reprochó al director que en sus manos tenía todas las herramientas para aprobar. "Serrano convoca unas plazas para poder presentarse, realiza las bases, determina la puntuación del concurso adaptado a su currículum, contrata a la empresa de psicotécnicos, escoge al tribunal y se nombrará a sí mismo en el caso de aprobar", afirmaron desde APMU.

"Lo único que le falta es ponerse el examen, corregírselo él o alguno de sus colaboradores e ir con vehículo oficial a realizar las pruebas", insistieron los policías, que pidieron la dimisión del director para presentarse a la oposición o que fuera destituido por el concejal de Seguridad, Javier Barbero. Reiteraban que no podía "ser juez y parte".

Serrano era responsable de la unidad de Medio Ambiente del cuerpo antes de ser nombrado director por Carmena, una designación que fue polémica desde el principio no solo por la vinculación previa que el funcionario tenía con Podemos, sino también por cómo llegó al cargo. Serrano fue presentado un día de primeros de julio de 2015 y apenas pisó la oficina se fue de vacaciones. En concreto, el día siguiente cogió las maletas y se marchó a su retiro estival, una entrada que llamó la atención en el seno del colectivo.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios