Adrián de la joya, en el foco de la agencia tributaria

Hacienda investiga al socio de Villarejo por llevarse 12 millones de euros a Suiza

La Agencia Tributaria comunica a la Audiencia que el empresario Adrián de la Joya sacó de España 12 millones de origen desconocido para evitar supuestamente el pago de responsabilidades penales

Foto: El comisario Villarejo. (EC)
El comisario Villarejo. (EC)

La Agencia Tributaria está investigando a uno de los principales socios del comisario Villarejo, el industrial Adrián de la Joya, por el traslado a Suiza de 12 millones de euros que tenía depositados en España y cuyo verdadero origen se desconoce. El movimiento se produjo en 2010, sólo unos meses después de que estallara el caso Gürtel, en el que se detectó un pago del empresario a Luis Bárcenas precisamente en territorio helvético.

Según un focumento al que ha tenido acceso El Confidencial, Hacienda sospecha ahora que De la Joya pudo sacar el dinero de suelo nacional para evitar el pago de posibles responsabilidades penales y ha comunicado el hallazgo al Juzgado Central de Instrucción número 6 de la Audiencia Nacional, que mantiene imputado al empresario en el caso Lezo por su presunta implicación en el abono de un supuesto soborno de 1,4 millones de euros de OHL al expresidente de la Comunidad de Madrid Ignacio González.

Adrián de la Joya.
Adrián de la Joya.

De la Joya suma así nuevo frente, otro más. Además de en Gürtel y Lezo, su nombre ha sonado con insistencia en la llamada operación Tándem contra el comisario Villarejo. El industrial habría sido uno de sus principales valedores. Gracias a De la Joya, el policía habría conseguido llegar a empresarios como el naviero Ángel Pérez Maura y los antiguos propietarios de Banca Privada de Andorra (BPA), los hermanos Cierco. Como reveló este diario, Villarejo y De la Joya consiguieron llegar incluso hasta el jefe de campaña de Donald Trump, el polémico lobista Paul Manafort. Intervinieron para que los máximos accionistas de BPA invirtieran 14 millones de euros en un negocio de la mano derecha del presidente estadounidense.

La Agencia Tributaria ha detectado la fuga de los 12 millones de euros rumbo a Suiza en una inspección de las declaraciones de la renta (IRPF) del propio De la Joya en el periodo 2013-2015 y de su exmujer Cristina Fernández-Longoria Brujo en los años 2013 y 2014. Según las pesquisas del fisco, el industrial abrió una cuenta en el Deutsche Bank de Ginebra el 12 de abril de 2010. Ese mismo día, transfirió allí 9 millones de euros que guardaba en una cuenta de CaixaBank en España. Y tres semanas después, el 3 de mayo de 2010, movió con idéntico destino otros 3 millones de euros alojados en un depósito del Banco Popular.

Las fechas coinciden con la separación del matrimonio De la Joya-Fernández-Longoria y el traslado de la residencia fiscal del empresario a la localidad suiza de Gstaad, donde ya era propietario de un inmueble. Pero Hacienda considera que la salida de los 12 millones de euros pudo responder a una estrategia que “podría ser constitutiva de algún ilícito penal tendente a vaciar su patrimonio frente a futuras responsabilidades penales o administrativas en España”. Además, los inspectores subrayan que no es posible determinar el origen de esos fondos. Han solicitado la información de la cuenta en Deutsche Bank a las autoridades helvéticas, pero aún no ha obtenido respuesta.

Se da la circunstancia añadida de que una parte del dinero volvió posteriormente a España. En concreto, el aliado de Villarejo transfirió a sus dos hijos desde Ginebra en 2013, en concepto de donación, un total de 3,3 millones de euros. El dinero habría sido utilizado por sus descendientes para adquirir un inmueble en Madrid junto a la residencia de la madre. Asimismo, De la Joya abonó desde Suiza a su exmujer entre 2013 y 2014 otros 2,5 millones de euros que teóricamente saldaban un préstamo concedido previamente por ella.

A esos datos, Hacienda ha incorporado informaciones obtenidas de fuentes abiertas que apuntalarían una hipotética acusación por fraude. Por un lado, el comunicado remitido a la Audiencia Nacional recuerda que una comisión rogatoria enviada a Suiza en el marco de la investigación del caso Gürtel confirmó la relación de De la Joya con una cuenta en la delegación de Ginebra del banco neerlandés ABN Amro. En concreto, el depósito estaba controlado por el industrial y su exmujer mediante una sociedad instrumental con domicilio en Tórtola (Islas Vírgenes) llamada Frankford Trade Ltd. Desde esa cuenta, De la Joya realizó un pago de 50.000 euros a uno de los testaferros de Luis Bárcenas en Suiza, Francisco José Yáñez. La Agencia Tributaria considera que Frankford Trade Ltd. podría formar parte de un esquema societario diseñado para la evasión de fondos.

El expresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González. (EFE)
El expresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González. (EFE)

También sería esa la función de una segunda sociedad instrumental detectada en el caso Lezo, la panameña Lauryn Group Inc., usada por De la Joya para gestionar otra cuenta en el Anglo Irish Bank de Ginebra. A ese depósito llegaron en 2007 los 1,4 millones de euros que OHL pretendía pagar presuntamente a Ignacio González por la adjudicación del Cercanías de Navalcarnero. El empresario admitió en sede judicial que recibió los fondos de OHL, pero dijo que nunca llegó a entregárselos al exdirigente del PP y que los usó para saldar una deuda que la constructora había contraído previamente con él.

Hacienda ha trasladado esta información al juez Manuel García Castellón, encargado de la instrucción de Lezo, por si los hechos que ha descubierto son relevantes para la causa y para que decrete, en el caso de que lo considere procedente, la suspensión de las inspecciones ante la concurrencia de un claro supuesto de “prejudicialidad penal”.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios