irene montero, EMBARAZADA DE NUEVO

"Soy muy excesivo en todo": Pablo Iglesias ya reveló su deseo de tener familia numerosa

Durante una de sus últimas conversaciones con el periodista Enric Juliana, el pasado mes de septiembre, para elaborar el libro 'Nudo España'

Foto: Irene Montero y Pablo Iglesias, en sus escaños en el Congreso. (EFE)
Irene Montero y Pablo Iglesias, en sus escaños en el Congreso. (EFE)

Pablo Iglesias ya aventuró su deseo de tener más hijos durante una de sus últimas conversaciones con el periodista Enric Juliana, el pasado mes de septiembre, para elaborar el libro 'Nudo España' (Arpa). En el sincero y lúcido diálogo que ambos establecieron durante meses, en un tiempo de aceleración política marcado no solo por los profundos virajes en la política española y la geopolítica mundial, como se plasma en la obra, sino también por la vida personal de Iglesias, el líder de Podemos explica que "antes de tener dos hijos me planteaba qué cosas quería hacer después de la política. Ahora básicamente quiero criarles y ocuparme de ellos, y el resto es secundario".

Este miércoles, su compañera y también dirigente del partido, Irene Montero, anunciaba a través de las redes sociales que estaba embarazada de una niña. El pasado mes de julio fueron padres de mellizos, que nacieron de forma prematura, a los seis meses de gestación. Precisamente, Iglesias se encuentra de permiso de paternidad, hasta el próximo 23 de este mes.

"Creo que no me importaría tener más hijos. Soy muy excesivo en todas las decisiones que tomo", añadía Iglesias. El "florentino" Juliana, como en ocasiones lo ha denominado el líder de Podemos, lanzaba pertinentemente una de sus últimas preguntas antes de enviar las galeradas a corregir: "¿Has reflexionado sobre tu futuro en la política durante este pasado verano?". Sin muchos rodeos, Iglesias expresa su deseo de ser el candidato de Podemos a la presidencia del Gobierno en las próximas elecciones generales, pero deja claro que el resultado que obtenga en las urnas determinará si consigue el objetivo por el que se metió en política, que no es otro que gobernar, o si da un paso a un lado, para seguir haciendo política fuera de las instituciones, volver a la universidad y centrarse en la crianza de sus hijos.

"Ayer, a Noelia Vera le jugó una mala pasada el subconsciente en una rueda de prensa, pero no fue por el lenguaje inclusivo, sino por ser amiga antes que portavoz. Ella ya sabía que la familia crece. Leo y Manuel van a tener una hermana. Estamos bien, felices y preparadas para cuidarnos mucho y a la vez dar lo mejor de nosotras en estos meses decisivos", anunciaba la portavoz parlamentaria de Unidos Podemos en su perfil de Instagram.

Iglesias argumentaba su carácter de "excesivo" en sus decisiones añadiendo que "fui excesivo en mi soltería; no tengo un perro, tengo tres" para concluir que "supongo que ese exceso también se verá a la hora de seguir construyendo una familia, pero creo que mi futuro político va a estar determinado por las próximas elecciones generales".

"Quiero ser candidato y me presentaré a las primarias de Podemos, y el resultado determinará muchas cosas. Si las ganamos, o si somos la primera fuerza, tendremos que lograr un acuerdo de gobierno. Si no, tendremos que buscar otro tipo de acuerdo, y allí se definirá mi futuro político". Por si hacía falta disipar más dudas, tanto hacia dentro de su organización como hacia afuera, Iglesias concluía que sigue teniendo claro que la política es un periodo, una pausa, y que "tarde o temprano se terminará". Completa su reflexión afirmando que "cuando tienes hijos, y esto nunca lo había pensado así, tienes familia para siempre. Si todo va como tiene que ir, lo lógico es enterrar a tus padres. Las parejas felices duran mucho tiempo, otras no. Sin embargo, los hijos son para siempre, e incluso te vinculan a la madre de tus hijos para siempre. Eso es una liga completamente distinta, y claro que condiciona el modo en que uno se ve a sí mismo en el futuro".

El candidato de Podemos a la presidencia del Gobierno fía así su futuro en política a cogobernar con Pedro Sánchez tras el 28-A, a que den los números y arrastrar a los socialistas hacia la izquierda, en lugar de volver a reeditar el fracasado 'pacto del abrazo' de 2016 con Albert Rivera. En este contexto, en que tanto en público como en privado se han ido situando ya terceras vías para tomar las riendas de este proyecto político ante una hipotética dimisión de Iglesias tras el 28-A, y en que tanto Íñigo Errejón como sus afines mantienen sus cargos orgánicos en el partido sin descartar volver a hacerse con el control de la organización, Irene Montero marcaba terreno la pasada semana. La portavoz parlamentaria lanzaba a los suyos el mensaje de que la persona que suceda a Pablo Iglesias en la Secretaría General de la formación será una "mujer", y que eso ocurrirá "pronto".

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
46 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios