identifican al misterioso 'toni' con un cargo de la generalitat

Un testigo vincula la Generalitat con Òmnium en la publicidad del 1-O

En una tarde corta pero intensa, dos interrogatorios apuntan a la responsabilidad del Govern con los carteles del referéndum y la enlazan con el 1-O

Foto: Vista de la sala del Tribunal Supremo en la que se celebra el juicio del 'procés'. (EFE)
Vista de la sala del Tribunal Supremo en la que se celebra el juicio del 'procés'. (EFE)

La sesión de tarde en el Tribunal Supremo ha dejado dos datos clave. Para empezar, se ha desvelado el misterio del "tal Toni" que hacía encargos del 1-O. Un testigo le identificó ante el tribunal del 'procés' como el responsable de Difusión de la Generalitat, Antoni Molons. Dijo que aunque nunca se presentó ante él con nombre y apellido, vio al cargo del Govern en televisión y ató cabos. La persona que pedía publicidad para el referéndum se parecía mucho al señor que salía en el telediario. Un segundo testigo unió además en su declaración un encargo efectuado por Òmnium para el 1-O con un pago que debía abonarse a la Generalitat.

Las dos declaraciones se han superpuesto, contradicho e incluso completado. El primer testigo era Enric Vidal, diseñador gráfico y socio de Òmnium Cultural. Su adscripción a la asociación que preside Jordi Cuixart quedó clara tras una pregunta de la Fiscalía que levantó las quejas de las defensas y obligó al presidente Manuel Marchena a intervenir. El segundo fue Enrique Mary Yriarte, trabajador de la imprenta Artyplan. Vidal dijo que recibió el encargo de ese 'Toni' sin indentificar. Y Mary Yriarte fue contactado por Vidal para desarrollar el trabajo, a petición de Òmnium.

La clave en torno al pedido llegó en la declaración de Mary Yriarte. Respecto al encargo de la impresión de una serie de carteles de cara al referéndum, dijo: "Venía referenciado de una llamada de Òmnium, que es un cliente histórico nuestro". Segundos después, el testigo soltó una afirmación cuando le preguntaron sobre a quién debía cobrar el trabajo que da oxígeno a la acusación de malversación: "La única información que teníamos era que a la Generalitat".

En cuanto a 'Toni', ya salió ayer en la vista oral y volvió este martes. En uno de los momentos más rocambolescos de la vista, esta persona hasta hoy sin identificar, que este lunes ya fue nombrada por trabajadores de la empresa Unipost como el enlace de la Generalitat, volvió a ser citada por un nuevo testigo, Enric Vidal, como la persona que les reclamó un pedido relacionado con carteles para llamar al referéndum.

Fotografía de archivo del exsecretario de Difusión del Govern Antoni Molons. (EFE)
Fotografía de archivo del exsecretario de Difusión del Govern Antoni Molons. (EFE)

Vidal, diseñador gráfico, recordó cómo llegó a sus manos el encargo de pasar a cartelería la famosa imagen de la vías del 1-O. Dijo que, un día de septiembre, "un tal Toni" le llamó y le encargó "algunos diseños" que él realizó. Le contactaron por teléfono y quedaron un día a primeros de mes en el Hotel Colón. Cruzaron después de eso varias llamadas más. Pero Toni nunca tuvo apellido. "Al principio sí que hablamos, porque yo le digo cómo creo que se tiene que repartir [el cartel], y después, a partir de un momento, ya no hay más llamadas, más contacto con esa persona".

El cartel ya estaba diseñado, simplemente tenía que redimensionar tamaños y hablar con tres imprentas para su impresión. "Me pasa un USB con el material para yo trabajar. No le conocía", dijo Vidal, que aseguró que no recordaba otros detalles como el precio. El testigo dio respuestas ambiguas a la hora de explicar si se trataba o no de un pedido de la Generalitat: "En el momento del encargo, yo sé que es para la Generalitat", indicó en un primer momento, matizando minutos después que "yo no sabía que eran para la Generalitat". Tampoco hubo cantidad acordada con el tal 'Toni', ni llegó a facturar ni cobrar un solo euro. "Es el trabajo que me pide un cliente y si yo lo sé hacer y lo puedo hacer, lo hago", argumentó.

En muchos tramos del interrogatorio, el fiscal Jaime Moreno no daba crédito a lo que oía, y se notaba en sus preguntas. "¿Usted le preguntó algún dato de identidad sobre quién era?", lanzó. "No, no", respondió el diseñador. "Como lo hago con muchos clientes", sostuvo el testigo. "El primer día puedo quedar con él y luego ya tendré más información", agregó para justificar esa extraña falta de interés. Se excusó también sobre su renuncia a ingresar dinero por su trabajo: "Con el panorama que había...".

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
14 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios