el cabecilla de la red le acusa de amañar dos partidos

Las escuchas a la mafia del tenis implican a Marc López, oro con Rafa Nadal en Río 2016

La Guardia Civil incluye al medallista olímpico en un grupo de tenistas que presuntamente se habría dejado perder partidos para realizar apuestas ilegales. La red estaba liderada por la mafia armenia

Foto: Marc López, junto a Rafa Nadal, tras ganar el oro en dobles en los Juegos de Río. (EFE)
Marc López, junto a Rafa Nadal, tras ganar el oro en dobles en los Juegos de Río. (EFE)

La investigación sobre la presunta infiltración de la mafia armenia en el tenis español para amañar partidos y efectuar apuestas ilegales salpica a Marc López, ganador de un oro en dobles junto a Rafa Nadal en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016. Una conversación telefónica interceptada por la Guardia Civil a uno de los cabecillas de la trama, el tenista Marc Fornell-Mestres, desvela que López se habría dejado ganar supuestamente en dos campeonatos oficiales a cambio de sobornos, según recogen informes policiales a los que ha tenido acceso El Confidencial.

La implicación del medallista se desprende de una llamada clave para el caso registrada a las 19:52 del 4 de abril de 2018, cuando la red de amaños ya estaba siendo vigilada por el Equipo de Fraude Económico y Blanqueo de Capitales de la Comandancia de Madrid del Instituto Armado, bajo la supervisión del Juzgado Central de Instrucción número 5 de la Audiencia Nacional. El pasado octubre, tras más de un año de indagaciones y seguimientos, la organización fue finalmente desarticulada. Ya hay casi un centenar de imputados en la causa y la cifra sigue subiendo.

En la cúspide se encontraba Armen Melkumyan, máximo responsable en España de la división de amaños deportivos de la mafia armenia, dedicada también a otros lucrativos negocios como el narcotráfico, la trata de personas y el tráfico de armas. Los investigadores sostienen que, por su veteranía y conocimiento del mundillo del tenis, Fornell-Mestres se convirtió presuntamente en el eslabón entre Melkumyan y el nutrido grupo de tenistas que adulteraba sus partidos por cantidades que llegaban a los 1.000 euros por dejarse ganar un juego, y a los 5.000 por un partido completo.

Partidos en Tarragona e Italia

Esa tarde de abril, los agentes detectaron una conversación que apuntalaba esas acusaciones e introducía una importante novedad. Fornell-Mestres estaba hablando con uno de sus colaboradores más estrechos, el joven empresario Miguel Lucignoli, propietario de un bar que habría sido utilizado para blanquear parte de las ganancias que conseguían con las apuestas. En un momento de la llamada, ambos empezaron a comentar la exitosa trayectoria de Marc López, que a sus 36 años acumula casi 600 partidos en el circuito profesional ATP y en 2004 llegó a ocupar el puesto 106 en el 'ranking' mundial de individuales.

Sin embargo, en el minuto 11.11 de la grabación, el presunto líder de los tenistas corruptos, que tiene la misma edad que el medallista pero acumula una trayectoria mucho menos brillante, condujo el diálogo en otra dirección. Confesó a su amigo Lucignoli que en el pasado había formado pareja de dobles con López en varios campeonatos y que en al menos dos ocasiones se dejaron ganar a cambio de dinero. Estas fueron sus palabras textuales: “(…) Challenger de Tarragona (año 2008), la única vez que he jugado con él [López] en ATP, pegamos paliza a todos, te lo puedo enseñar, y en la final nos vendimos, vendimos en la final”.

Marc Fornell-Mestres.
Marc Fornell-Mestres.

2.000 euros para López

Fornell-Mestres dio más detalles a su interlocutor sobre cómo se habrían producido esos supuestos amaños. “Nos vino Colere [sic] y me dijo ¡hostias! Te doy 2.000 por, pero 2.000 por cabeza, y él no quería, Marc López, y dije ¡hostias! En ese momento, él [López] estaba el 120 o así en dobles, y el tío iba jugando que tampoco le importaba tanto el doble, ¿no? Estaba a 120, digo, sí, sigo y tal… Le dije: ¡hostias! Nos dan la pasta, y al final… ¡ah! Vale, pues va, lo tiramos. Y tiramos la final”, aseguró Fornell-Mestres. “En vez de ganarla, que la hubiéramos ganado, ¿eh?, porque era contra Colere [sic] y otro doblista que era medio flojo. Y estaba bien ganar un Challenger, pero como no estaba para lo que estaba… Los mangos [faltas de saque intencionadas en el argot de los amaños] siempre primero, pues mira”.

El investigado relató luego que López, después del partido, no estaba del todo seguro de lo que había hecho. “El tío me decía: 'Como no entre en Wimbledon ahora, por esos puntos…' [Fue] la única vez que jugué con él en dobles”. Pero Fornell-Mestres casi no había terminado la frase cuando le vino a la mente un segundo amaño con López: “¡Ah! Y otro que lo tiramos. Los dobles, antes, tío, pedías el 'single' y lo tirabas. Lo tiramos en Italia, que veníamos de Sevilla y luego era el de Peruccia [sic]. Sí, sí, lo tiramos a la primera y llegamos a [no se entiende] sin querer”.

La Guardia Civil concede relevancia a este audio porque, además de incluir a Marc López en la trama, el propio Fornell-Mestres se incrimina en hechos que no habían trascendido hasta ese momento. No tenía ni un solo motivo para inventárselos. Pero es que, además, en el conjunto del procedimiento, el tenista ha demostrado ser una fuente de información enormemente fiable, entre otras cosas, porque jamás imaginó que tenía el teléfono pinchado y negociaba los amaños en un clima de absoluta impunidad.

La Guardia Civil cazó el pasado octubre, sólo una semana antes de la operación coordinada por la Audiencia Nacional, al presunto jefe de amaños de la mafia armenia en España, Armen Melkumyan, hablando en un torneo ATP en Ribarroja (Valencia) con Marc Fornell-Mestres, mientras este jugaba un partido presuntamente manipulado.
La Guardia Civil cazó el pasado octubre, sólo una semana antes de la operación coordinada por la Audiencia Nacional, al presunto jefe de amaños de la mafia armenia en España, Armen Melkumyan, hablando en un torneo ATP en Ribarroja (Valencia) con Marc Fornell-Mestres, mientras este jugaba un partido presuntamente manipulado.

La confesión del cabecilla encaja

Con todo, los agentes decidieron comprobar si los torneos, las fechas y los protagonistas que aparecían en el relato del presunto cabecilla de la red encajaban con lo que había ocurrido realmente. No tardaron en comprobar que las palabras de Fornell-Mestres eran milimétricamente exactas. Tal y como contó a Lucignoli por teléfono, en 2008 formó pareja con López en el Challenger de Tarragona y consiguieron llegar a la final tras aplastar a todos los rivales de su parte del cuadro. En el último partido del torneo, se encontraron al austriaco Daniel Koellerer [el Colere que recoge la transcripción incorporada al sumario] y al checo Dusan Karol. Los españoles perdieron por un doble 2-6.

Los investigadores también intentaron comprobar si Fornell-Mestres y López habían vuelto a jugar juntos después, en Italia, como había captado la grabación. Efectivamente, solo dos semanas después del campeonato de Tarragona, fueron pareja de nuevo en el Challenger de Todi, en Italia, situada en la provincia de Perugia, Peruccia en la transcripción. Y como dijo el presunto cabecilla de la trama, cayeron a las primeras de cambio con un extraño 5-7, 6-0, 6-10. Sus rivales fueron los transalpinos Alberto Brizzi y Alessandro Motti.

Marc López, el pasado 12 de febrero, en un torneo ATP en Argentina. (EFE)
Marc López, el pasado 12 de febrero, en un torneo ATP en Argentina. (EFE)

Hay otro elemento que refuerza la acusación contra López. Durante la llamada, Fornell-Mestres aseguró que, en el campeonato de Tarragona, fue su rival Koellerer el que se puso en contacto con ellos para ofrecerles dinero a cambio de dejarse ganar. Se da la circunstancia de que tres años después, en 2011, Koellerer se convirtió en el primer tenista de la historia suspendido de por vida por la Federación Internacional de Tenis. Apenas tenía 27 años y estaba en el mejor momento de su carrera, pero el órgano encargado de luchar contra los amaños en este deporte, la Unidad de Integridad del Tenis (TIU, en inglés), concluyó que había manipulado sus encuentros y se había enriquecido en casas de apuestas. Entre los cargos de los que fue hallado culpable, se encontraba precisamente el “solicitar, ofrecer o brindar dinero, beneficios o consideraciones a cualquier otra persona encubierta con la intención de influenciar negativamente los mejores esfuerzos en cualquier evento”. Es decir, justo la conducta que describió Fornell-Mestres en la conversación interceptada.

En conversación telefónica con este diario, López niega haber participado en apuestas ilegales. No tengo nada que ver. Estaré encantado de declarar ante la Guardia Civil si me llama. Para mí, las apuestas son algo que no forman parte del tenis. Y estoy sorprendido por estas palabras de Fornell-Mestres”, manifestó el jugador.

​El rival fue suspendido de por vida en 2011

Lo cierto es que, a pesar de estos indicios, López se ha quedado por ahora fuera de la primera tanda de investigados. Los dos partidos de dobles en los que estaría implicado han sido incorporados al sumario y han sido analizados por los especialistas de la Guardia Civil. En uno de los informes, los agentes señalan que “las manifestaciones existentes en las conversaciones telefónicas de Fornell con terceros han posibilitado conocer numerosos eventos pasados en los cuales se ha corrompido”. “Si bien es cierto que la mayoría le afectan únicamente a él, también existen varios que hacen referencia a la corrupción pactada con los jugadores que resultan ser sus rivales, quiénes habrían recibido distintas cuantías económicas a cambio de corromper determinados aspectos del juego”, continúa el informe. “Sobre dichos eventos, se han llevado a cabo rastreos de las apuestas asociadas a los mismos, observando cómo la versión aportada por Fornell en sus manifestaciones es muy explícita, lo que hace considerar que se produjo tal y como él mismo describe”.

Daniel Koellerer, en un partido previo a su suspensión. (Reuters)
Daniel Koellerer, en un partido previo a su suspensión. (Reuters)

A continuación, el documento aportado por el Instituto Armado reproduce los nombres de esos otros tenistas a los que ha llegado gracias a las conversaciones telefónicas de Fornell-Mestres. Marc López es uno de los que figuran en una enumeración en que hay hasta 21 jugadores. Además de él, también destaca Enrique López, de 27 años, que en octubre de 2018 llegó a ocupar el puesto 138 en el 'ranking' mundial de individuales. Este último sí figura entre el casi de centenar de investigados en la causa que instruye el juez de la Audiencia Nacional José de la Mata.

Sin embargo, Marc López aún no está siendo investigado. Los dos amaños que se le atribuyen tuvieron lugar en 2008, dos años antes de que entrara en vigor una reforma del Código Penal que por primera vez castigaba específicamente a los deportistas que adulteraran sus resultados. Con todo, la Guardia Civil indagó para ver si la Dirección General de Ordenación del Juego (DGOJ), dependiente del Ministerio de Hacienda, había detectado movimientos sospechosos en las cotizaciones de esos dos partidos en Tarragona y Todi. Los agentes no encontraron datos reseñables, “si bien dicha circunstancia no es óbice para que las mismas [apuestas] se hayan ejecutado en otras formas, como casas de apuestas a pie de calle o en mercados extranjeros sin supervisión, como se ha observado en otras ocasiones”, advierte el informe. En efecto, las mafias de las apuestas con conexiones internacionales como la desactivada el pasado octubre recurren a las casas asiáticas, las más opacas y las que más dinero mueven del mundo.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios