“no hablamos por ti, hacemos para ti”

Casado se desmarca del 8-M y critica “el paternalismo” de la izquierda con las mujeres

Reúne en Madrid a un grupo de las principales dirigentes de su partido para denunciar “el paternalismo” de laa izquierda con las mujeres además de su afán “colectivizador”

Foto: El presidente del PP, Pablo Casado, durnate su intervención en la clausura de un acto con candidatas autonómicas y municipales del PP con motivo Día Internacional de la Mujer. (EFE)
El presidente del PP, Pablo Casado, durnate su intervención en la clausura de un acto con candidatas autonómicas y municipales del PP con motivo Día Internacional de la Mujer. (EFE)

Pablo Casado, después de desmarcarse de la huelga feminista de mañana día 8 por el manifiesto izquierdista incluido en su convocatoria, ha reunido en Madrid a un grupo de las principales dirigentes de su partido para denunciar “el paternalismo” de esa misma izquierda con las mujeres además de su afán “colectivizador”. También ha recordado que ninguna feminista de izquierdas defendió a las mujeres agredidas en Alsasua ni se solidariza ahora con la secretaria judicial acosada por los independentistas catalanes.

Casado se desmarca del 8-M y critica “el paternalismo” de la izquierda con las mujeres

El presidente del PP, rodeado por la presidenta de las Cortes, Ana Pastor, exministras de Mariano Rajoy, presidentas regionales como Isabel Bonig o candidatas como Isabel Díaz Ayuso, ha cargado contra el manifiesto “inadmisible” del Día de la Mujer, que describe a España “como un país colonial”, cuestiona sus instituciones democráticas y aboga por la intervención del Estado en todos los ámbitos de la sociedad. "Tengo una hija y un hijo. No quiero vivir en un país en el que se enfrenta a mi hija con mi hijo”, exclamó en otro momento.

En el acto que los populares han celebrado bajo el lema “no hablamos por ti, hacemos para ti”, Casado abogó por un feminismo entendido como “igualdad de oportunidades sin colectivizar a la sociedad”. También comentó que la cuestión no es enfrentar mujeres contra hombres, sino de plantear medidas eficaces para penalizar a los delincuentes, “en especial a los que ejercen violencia contra la mujer”.

El sucesor de Rajoy presumió de los avances protagonizados por su partido a la hora de aumentar el peso de las mujeres en la política. “Nuestra historia está unida indisociablemente a las mujeres que por su valía han ocupado los principales puestos de responsabilidad política en nuestro país”, recalcó.

Casado puso los ejemplos de la primera ministra de la democracia, que fue Soledad Becerril; de la primera comisaria europea Loyola de Palacio; de la primera presidenta del Congreso Luisa Fernanda Rudi; del Senado Esperanza Aguirre (que también fue la primera presidenta electa de una comunidad autónoma), “sin olvidar que también el PP tuvo la primera ministra de Justicia, de Exteriores, y un innumerable número de alcaldesas en toda España”.

El presidente del PP destacó que ahora mismo el 44% de sus candidatos son mujeres, “lo que se traduce en que 29 de las candidaturas a las 52 capitales de provincia y 13 comunidades autónomas estén encabezadas por mujeres”.

Para el dirigente del principal partido del Congreso la lucha contra la lacra social de la violencia de género “es compatible” también con hacerlo contra la violencia doméstica e intrafamiliar. Una vez más, reivindicó la prisión permanente revisable, además de para los casos de asesinato tras una violación o agresión sexual, para los secuestros que acaben en asesinato. Y añadió el reto lanzado al PSOE y Podemos para que apoyen la prisión permanente revisable “para los asesinatos machistas”.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios