nieto, millo y pérez de los cobos

Llegan los testigos clave para la rebelión como previa a la citación de Trapero

Los próximos días serán vitales para tratar de aclarar lo sucedido con los Mossos durante el 1 de octubre y para despejar las incógnitas del operativo policial

Foto: Policía y Mossos el 1 octubre. (EFE)
Policía y Mossos el 1 octubre. (EFE)

Aún no se sabe si Josep Lluis Trapero se decidirá a hablar en el juicio del 'procés'. Lo que sí está claro es que otros hablarán de él. El suyo será uno de los nombres más escuchados durante la cuarta semana de la vista oral que se abre este lunes hasta el próximo jueves. Los próximos días serán vitales para tratar de aclarar lo sucedido con los Mossos durante el 1 de octubre. También para despejar las incógnitas del operativo policial, después de que los principales responsables del Ejecutivo del PP optaran por callar.

Ya desde el lunes pasarán por la silla de los testigos tres de las personas con conocimiento directo del dispositivo de seguridad. Los enlaces con los altos cargos sobre el terreno. Se trata en concreto del delegado del Gobierno en Cataluña, Enric Millo, el secretario de Estado bajo el mando de Juan Ignacio Zoido, José Antonio Nieto y el coordinador del operativo, el coronel Diego Pérez de los Cobos. No habrá, en esta ocasión, opción de apelar al desconocimiento del que echaron mano tanto el exministro del Interior como Mariano Rajoy y Soraya Saénz de Santamaría.

El día 1 de octubre de 2017, a las ocho de la mañana, la Delegación del Gobierno alojó al grupo de responsables que tenían el encargo de seguir la delicada jornada. En una sala de la quinta planta coincidieron Nieto, Millo, Pérez de los Cobos y los jefes de la Guardia Civil y la Policía en Cataluña, Ángel Gozalo y Sebastián Trapote. También estos dos comparecerán esta semana. Los cinco comprobaron cómo los planes saltaban por los aires antes de que dieran las nueve de la mañana.

En instrucción, el coronel, la persona encargada de tratar con Guardia Civil, Policía Nacional y policía autonómica en los días previos a la convocatoria del referéndun, ya dejó clara su visión. En una declaración de más de tres horas con el juez Pablo Llarena, aseguró que la dirección de los Mossos pretendía "facilitar el referéndum ilegal”. Dijo que Trapero, estaba “absolutamente alineado” con uno de los acusados por rebelión, el 'exconseller' Joaquim Forn y con el 'expresident' Carles Puigdemont.

Llegan los testigos clave para la rebelión como previa a la citación de Trapero

Detalló también que, pese a las promesas que se hicieron en los encuentros de coordinación lo que sucedió el 1-O fue una traición en toda regla. Entonces especificó que el cuerpo policial se cruzó de brazos e incumplió las órdenes. Incluso indicó que los agentes, además de actuar y mantener una falsa apariencia de actividad con cierres de colegios en municipios pequeños o de centros vacíos, llegaron a 'espiar' a los compañeros de los otros cuerpos para alertar de sus movimientos.

La responsabilidad de las cargas

La presencia de Nieto resultará esclarecedora tras el vacío que dejaron sus superiores respecto a las órdenes de actuación de los cuerpos que sí cumplieron las órdenes. Preguntado directamente por la cuestión el pasado jueves, Zoido se limitó a decir que no fue él quien decidió cuando debían desplegarse o retirarse la unidades que protagonizaron choques con la población en la mañana de la votación. "Fueron los operativos", dijo ante el tribunal. En un entrevista concedida a 'Vozpópuli', el exsecretario de Estado también se refirió a Trapero. Dijo entonces que, "desde la dirección de los Mossos se compartió el objetivo que se estaba impulsando desde la Generalitat". "Creo que Trapero o la cúpula intentó aportar sensatez en un momento determinado, no tuvieron éxito y optaron por la peor solución que es ponerse de parte del Gobierno de la Generalitat, convertirse en estructura de Estado de la República catalana".

Además de los mandos citados, acudirá al Tribunal Supremo Juan Antonio Puigserver, el supervisor que nombró el Ejecutivo para controlar a los Mossos tras la aprobación del 155. Comparecerá el jefe de la Comisaría General de Información de los Mossos d'Esquadra, Manuel Castellví del Peral. Han sido también llamados a testificar Emilio Quevedo Malo, que era máximo responsable de la Comisaría General Técnica de Planificación de la Seguridad de los Mossos, y la comisaria al mando de la Región Metropolitana Norte de Barcelona Cristina Manresa, que será la última en comparecer en esa sesión.

La comparencia del propio Trapero aún no se ha fijado. En cualquier caso, se encuentra procesado también por rebelión en el procedimiento que conduce la Audiencia Nacional por lo que puede optar por no declarar. Si decide hacerlo, no está obligado a decir la verdad como sí sucede con el resto de testigos.

La secretaria judicial

El análisis policial se combinará en esta semana con otros dos grandes temas. Podrá escucharse el testimonio de Montserrat del Toro, la secretaria judicial del Juzgado de Instrucción número 13 de Barcelona que se vio atrapada el 20 de septiembre de 2017 por el asedio a la Consejería de Economía de Cataluña donde participaba en un registro y que tuvo que abandonar saltando por un tejado.

También están citados los propietarios de los hoteles Gaudí en Reus y Travé (Figueres-Girona) donde se produjeron escraches en los hoteles a los guardias civiles desplazados a Cataluña. Durante el lunes por la tarde, será el turno de la rama parlamentaria de la presunta estrategia de ruptura. Acudirán los letrados del Parlament y su vicepresidente, la expresidenta Carme Forcadell, José María Espejo Saavedra, de Ciudadanos.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios