el juzgado número 5 de la audiencia nacional

El juez rastrea los móviles del personal de la embajada de Corea del Norte el día del asalto

El objetivo es recrear el asalto del pasado viernes e intentar averiguar la identidad de los agresores, una decena de hombres con armas de fogueo que estaban coordinados

Foto: La embajada de Corea del Norte fue asaltada por una decena de hombres armados.
La embajada de Corea del Norte fue asaltada por una decena de hombres armados.

La Audiencia Nacional ha iniciado una investigación preliminar sobre el asalto el pasado viernes a la embajada de Corea del Norte en Madrid, en el barrio de Aravaca. El juzgado de instrucción número 5 se ha hecho cargo de las pesquisas, apoyado por la Fiscalía. De momento, se rastrea el posicionamiento de los teléfonos móviles del personal que estaba en la sede de la legación consular para intentar recrear lo sucedido. El caso lo lleva la Brigada Provincial de Información de la Policía Nacional, que este miércoles había acordonado el descampado que rodea la embajada porque se sospecha que por esa zona entraron parte de los asaltantes.

El ataque fue perpetrado por una decena de hombres armados con pistolas de fogueo. Así lo entienden los investigadores tras tomar declaración a las personas que estaban dentro de la embajada, un chalé situado en el número 43 de la calle Darío Aparicio. Los asaltantes sorprendieron a las pocas personas que había en la sede consular (al parecer nueve), los maniataron, les cubrieron la cabeza y les interrogaron. Algunos fueron golpeados. No es la única investigación puesta en marcha. El CNI también trata de esclarecer si el asalto está relacionado con la cumbre bilateral que se ha celebrado en Vietnam entre el presidente de EEUU, Donald Trump, y su homólogo norcoreano, Kim Jong-un. Da la casualidad además de que la sede central del CNI está a un kilómetro de la embajada.

No hay que olvidar que el anterior embajador norcoreano en España, Kim Hyok-chol, es hoy uno de los hombres de mayor confianza de Kim Jong-un y ha sido uno de los encargados de organizar la mencionada cumbre bilateral. Kim Hyok-chol fue expulsado en septiembre de 2017 por el Gobierno de Mariano Rajoy y declarado persona 'non grata' por el Ejecutivo español, que apoyó las resoluciones adoptadas por Naciones Unidas sobre los ensayos nucleares que estaba realizando Corea del Norte. Por eso, desde entonces, la embajada se había quedado bajo mínimos.

Al frente está un solo diplomático, el agregado comercial, que lleva una vida muy discreta y apenas tiene relaciones fuera de la sede. Junto a él residen en el chalé de Aravaca su familia y unos pocos técnicos. Ellos son, junto a un grupo de estudiantes de arquitectura que estudian en la Universidad Antonio de Nebrija, los únicos norcoreanos que residen en España. Los investigadores no tienen dudas de que los asaltantes ejecutaron una acción perfectamente planificada y no creen que estén ante un simple ataque relacionado con la delincuencia común. Todo lo contrario.

Vista área de la embajada de Corea del Norte.
Vista área de la embajada de Corea del Norte.

Lo único que falló es que al parecer los asaltantes desconocían que dentro de la embajada se iban a encontrar con más gente de la esperada, ya que ese viernes el agregado diplomático tenía invitados. La voz de alarma de lo que había sucedido la dio una de las empleadas del edificio, que había sido retenida junto a sus compañeros pero que logró escapar arrojándose desde un segundo piso. Tras saltar la valla y salir a la calle, la mujer comenzó a gritar y alertó a los vecinos, que inmediatamente llamaron a la Policía Nacional y al Samur.

La Policía recurrió a un servicio de traducción y pudo conocer así lo que esa persona estaba tratando de decir. "Han asaltado la embajada y han maniatado a los empleados", insistía la mujer, que tuvo que ser atendida por heridas leves. La Jefatura Superior de Policía de Madrid decidió entonces enviar más unidades a la zona para comprobar lo que denunciaba la declarante. Un hombre le abrió la puerta y aseguró que allí no había ningún problema, que todo estaba normal. Sin embargo, apenas unos minutos después, dos vehículos de alta gama con los asaltantes dentro salieron a toda velocidad por el portón de la embajada.

Los asaltantes se llevaron ordenadores y diversa documentación. La investigación se está llevando con la máxima discreción y cautela, tanta, que desde la propia Fiscalía se está estudiando si la Audiencia Nacional, que ha asumido las pesquisas inicialmente, tiene competencias para ello. La Policía Científica, por su parte, continúa analizando los dos coches abandonados por los asaltantes, de alta gama, con el fin de hallar restos biológicos o elementos probatorios que puedan ayudar a identificar a los asaltantes. Fueron encontrados horas después del suceso por la Policía. Tienen matrículas diplomáticas, por lo que los investigadores creen que los asaltantes robaron los dos vehículos en la propia embajada norcoreana. También se investiga un tercer vehículo.

El diario Vozpouli publicó este jueves que los asaltados han señalado que los agresores podrían ser nacionales de Coreal del Sur, por eso los investigadores montaron un dispositivo en torno a esta otra embajada, situada en el distrito de Chamartín, con la orden de identificar a todas las personas que entrasen o saliesen del edificio.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios