la investigación avanza en secreto

La embajada de Corea del Norte fue asaltada por una decena de hombres armados

Tras tomar testimonio a los empleados de la oficina consular y analizar los vehículos, la Policía comienza a hacer una recreación de los hechos que tuvieron lugar el pasado viernes

Foto: La embajada de Corea del Norte fue asaltada por una decena de hombres armados.
La embajada de Corea del Norte fue asaltada por una decena de hombres armados.

El asalto a la embajada de Corea del Norte en Madrid el pasado viernes fue perpetrado por una decena de hombres armados con pistolas de fogueo. Así lo entienden los investigadores de los Servicios de Información de la Policía Nacional, que tratan de esclarecer quiénes fueron esos asaltantes y por qué accedieron a la sede consular y sustrajeron equipos informáticos apenas cinco días antes de que se celebrara en Vietnam la cumbre bilateral entre el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y su homólogo norcoreano, Kim Jong-un.

Tras analizar los dos vehículos en los que huyeron los delincuentes y tomar declaración a los empleados de la embajada, los agentes responsables de las pesquisas creen que no pudieron ser más de una decena los hombres quienes protagonizaron una actuación de enorme trascendencia a nivel internacional, ya que tuvo lugar justo en la sede diplomática que hasta 2017 encabezaba Kim Hyok-chol, hoy uno de los hombres de mayor confianza de Kim Jong-un y encargado de organizar la mencionada cumbre bilateral.

Los trabajadores de la embajada han explicado a los investigadores, como contó El Confidencial, que los asaltantes les maniataron y les golpearon en varias ocasiones con el fin de que no escaparan. Luego les interrogaron y les mantuvieron retenidos durante horas mientras buscaban por toda la sede. Tras llegar un coche patrulla de la Policía Nacional, los asaltantes salieron a toda velocidad en los dos vehículos mencionados. Se llevaron con ellos diversos equipos informáticos.

La investigación está siendo dirigida por los Servicios de Información de la Policía Nacional en colaboración con el Centro Nacional de Inteligencia (CNI). La trascendencia internacional del asunto requiere un continuo contacto con los servicios secretos y de información de otros países. De momento, la investigación está siendo dirigida con suma cautela y gran hermetismo por parte de los responsables de las pesquisas.

El asalto a la embajada de Corea del Norte tuvo lugar el pasado viernes. El inmueble que alberga la sede diplomática del país asiático se encuentra ubicado en una lujosa zona del madrileño barrio de Aravaca, a escasos metros del cuartel general del CNI. La voz de alarma de lo que había sucedido la dio una de las empleadas del edificio, que había sido retenida junto a sus compañeros pero que logró escapar arrojándose desde un segundo piso. Tras saltar la valla y salir a la calle, la mujer comenzó a gritar y alertó a los vecinos, que llamaron a la Policía.

Agentes de este último cuerpo llevaron un intérprete y tomaron declaración a la mujer junto a este especialista, que tradujo lo que la norcoreana quería decir. "Han asaltado la embajada y han maniatado a los empleados", insistía la mujer, que tuvo que ser atendida por heridas leves. La superioridad de la Jefatura Superior de Policía de Madrid envió un coche patrulla a la zona para comprobar lo que denunciaba la declarante. Un hombre con un símbolo de Kim Jong-un abrió la puerta y aseguró que allí no había ningún problema, que todo estaba normal.

Sin embargo, apenas unos minutos después, dos vehículos con los asaltantes salieron a toda velocidad por el portón de la embajada. Los coches fueron encontrados horas después por la Policía abandonados y fueron trasladados hasta dependencias de la Jefatura. La Policía Científica aún continúa analizándolos con el fin de hallar restos biológicos o elementos probatorios que puedan ayudar a identificar a los asaltantes.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios