sustituto de Santiago Vidal en la cámara alta

Masih Nahar, el rey del críquet (de ERC) que critica el juicio del 'procés' en seis idiomas

En 2017 se convirtió en el primer parlamentario de origen indio en el Senado y ahora combina las protestas frente al Supremo con encuentros junto a la comunidad catalana de origen sudasiático

Foto: El senador de ERC Robert Masih Nahar, junto al diputado Gabriel Rufián, en la concentración frente al Supremo de este martes. (EC)
El senador de ERC Robert Masih Nahar, junto al diputado Gabriel Rufián, en la concentración frente al Supremo de este martes. (EC)

En las protestas de ERC ante el Tribunal Supremo, Robert Masih Nahar se coloca en segunda fila. Sus compañeros forman corrillos y atienden a los periodistas, pero él fuma un cigarro mientras espera a que el partido saque la foto junto al cartel de Carme Forcadell. El senador de ERC está ahí para hacer bulto, no para encabezar el discurso. Cuando El Confidencial se acerca a él, Masih Nahar se muestra sorprendido y señala a los responsables de prensa, pero al segundo intento termina por aceptar la entrevista. La pregunta es simple: cómo un hombre que lleva 14 años viviendo en España ha acabado en las filas del independentismo para criticar el juicio del 'procés'.

Masih Nahar (Guadaspur, India, 1974) llegó a Barcelona en 2005. "Desde que vine siempre he estado en esa ciudad y me convenció el independentismo al ver a la gente y su sentimiento, que no es lo mismo que aquí en Madrid", comenta. Antes pasó por países como Italia o México, por lo que asegura hablar seis idiomas: inglés, español, italiano, catalán, hindi y punjabi. El senador de ERC explica que se licenció a finales de los noventa en Ciencias Químicas en India, pero ya en su país natal mostró interés por la política: "Estaba vinculado un poco con ella, pero no como profesional". A lo largo de su vida, Masih Nahar afirma haber ejercido como profesor de Primaria, informático o redactor en el periódico indio 'Dainik Jagran'.

Tras su desembarco en España, el senador se centró entonces en un deporte concreto: el críquet. Su imperio en torno a esta disciplina comenzó en 2007, cuando fundó el Catalunya Cricket Club, y en 2010 celebró la primera liga catalana de críquet con la participación de 14 clubes. De forma paralela, Masih Nahar tuvo contacto con la Generalitat y ayuntamientos, lo que le permitió conseguir subvenciones para crear en 2013 la Federació Catalana de Críquet y construir un campo de esta disciplina en Vidreres, Girona.

Ya en 2012, el empresario se sumó a las filas de ERC. "Trabajando con el críquet, la cultura y la inmigración, hubo un momento en que pensé que era necesario llegar a esta plataforma y a este nivel político para poder trabajar con la sociedad", asegura. Tres años después, se presentó a las elecciones municipales de Barcelona en el puesto número 13, convirtiéndose así en una cara visible del partido a la hora de cortejar el creciente voto inmigrante. “El PP tiene una cosa buena, que dicen la verdad de que son radicales, dicen la verdad de que son extremistas y corruptos”, proclamaba en diciembre de 2017 en un encuentro dirigido a la comunidad de origen sudasiático de Cataluña. Mientras él cargaba contra el partido del Gobierno, otros de sus acompañantes lo hacían directamente contra todo el país: “El Estado [español] quiere ciudadanos de primera y ciudadanos de segunda. Porque en el fondo todo se reduce a esto, a que vosotros seáis mano de obra barata".

El político fue subiendo peldaños y en febrero de 2017 llegó su momento: el senador de ERC Santiago Vidal renunció a su escaño después de afirmar que el Govern manejaba datos fiscales obtenidos ilegalmente, unas palabras que marcaron el inicio de la investigación en torno al 'procés' en el Juzgado de instrucción número 13 de Barcelona. Masih Nahar asumió entonces el cargo y prometió acatar la Constitución "hasta la república catalana por imperativo legal", juramento que acaparó titulares por el nerviosismo con que lo pronunció. Preguntado por la opinión que tiene de su predecesor, el senador se muestra todavía cauto a la hora de hablar de él: "Nada", responde con una sonrisa.

Masih Nahar apenas ofrece información en su ficha del Senado, donde su declaración de bienes solo menciona 2.700 euros en una cuenta bancaria. Aunque en el pleno de la Cámara Alta su actividad parlamentaria se limita a dos preguntas, el político de ERC se erige como figura destacada dentro de la comunidad extranjera y así lo demostró el pasado 19 de febrero, cuando se reunió con la ministra de Exteriores de India, Sushma Swaraj, en un encuentro celebrado en Madrid. Masih Nahar asegura que en esta cita no habló con ella del juicio, pero sí que reconoce que se trata de un tema de conversación habitual desde hace unas semanas: "Donde hace falta hablar, hablamos. No precisamente con los gobiernos, pero sí con los amigos internacionales, con diputados y senadores que quieren saber lo que está pasando aquí, toda la injusticia que está pasando aquí", afirma el senador, evitando aclarar en todo momento a qué países o partidos se refiere.

Tras 14 años viviendo en España, Masih Nahar ya forma parte del bloque independentista y se ha vuelto uno de los asistentes habituales en las concentraciones frente al Supremo de las últimas semanas: "Hoy se verá la demostración del fascismo y del franquismo. El franquismo que llevan vive dentro, el franquismo que no había muerto", tuiteaba el pasado 11 de febrero durante la manifestación en Colón. Situado en la segunda fila de las comitivas, el senador se ha convertido en el altavoz perfecto para seducir al votante de origen extranjero.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
34 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios