murió a golpes el pasado 16 de agosto

Cuatro detenidos por el asesinato del edil de IU de Llanes por móvil sentimental

Tres de ellas han sido detenidos en sus domicilios a primera hora y una cuarta persona en Suiza. Uno de ellos contrató los servicios de al menos dos de los detenidos para asesinar a Ardines

Foto: Javier Ardines, concejal asesinado el pasado 16 de agosto. (EFE)
Javier Ardines, concejal asesinado el pasado 16 de agosto. (EFE)

La Guardia Civil ha detenido a cuatro hombres y está llevando a cabo varios registros domiciliarios en el marco de la investigación del asesinato de Francisco Javier Ardines González, concejal del municipio asturiano de Llanes. Según ha podido saber El Confidencial, el móvil del crimen sería pasional, tal y como este medio adelantó el pasado mes de septiembre. Uno de los detenidos contrató los servicios de al menos dos de los otros tres arrestados, que actuaron como sicarios asesinando a Ardines muy cerca de su vivienda.

[Cronología del crimen del concejal de Llanes​]

Según fuentes próximas a las pesquisas, el asesinato habría sido encargado por un varón de 48 años que está casado con una familiar de la mujer de Ardines. El presunto autor intelectural del crimen ha sido detenido a primera hora de este martes en Amorebieta (Vizcaya), la ciudad en la que residía, situada a poco más de 200 kilómetros de Llanes.

El asesinato tuvo lugar el 16 de agosto de 2018 a primera hora de la mañana, en las inmediaciones del domicilio de la víctima en Belmonte de Prías (Llanes). Tras más de medio año de complejas investigaciones, la Guardia Civil ha logrado identificar a un total de cuatro personas que habrían participado en los hechos, dos españoles y dos argelinos vecinos de la provincia de Vizcaya. Tres de ellos han sido detenidos en sus respectivos domicilios en la mañana de hoy, encontrándose el cuarto detenido en Suiza.

Cuatro detenidos por el asesinato del edil de IU de Llanes por móvil sentimental

En estos momentos se están desarrollando registros domiciliarios en la propia localidad de Amorebieta (en el número 26 de la calle de Zubipunte, donde vivía el presunto inductor del crimen) y en las cercanas demarcaciones de Otxarkoaga y Erandio (en el número 5 de la calle de Fundación Jado) con el objeto de recabar más elementos de interés para las investigaciones. Paralelamente a estas actuaciones, se vienen realizando gestiones con las autoridades suizas para proceder a los trámites de extradición para que el cuarto implicado, que ya ha sido arrestado por la policía helvética, sea entregado cuanto antes a la justicia española.

Varios golpes en la cabeza

Javier Ardines, de 52 años, apareció muerto con varios golpes en la cabeza a unos 300 metros de su casa y de su furgoneta, uno de ellos en la nuca. Aunque en un primer momento se barajó con que podría haber muerto de un infarto y haberse golpeado, las heridas que presentaba no parecían compatibles con las de una caída. La autopsia confirmó que murió al ser golpeado en la cabeza con algún objeto contundente y lo remataron asfixiándolo.

El cadáver del concejal fue localizado por su hija poco después de que la familia fuera alertada de que no se había presentado en su barco, pese a que a primera hora de había abandonado la vivienda para dirigirse a la embarcación.

Primero se investigó a sus 'enemigos'

Desde su muerte, las pesquisas se centraban en los enemigos que Ardines pudo granjearse como resultado de su actividad política en el Ayuntamiento de Llanes. El concejal llegó al consistorio en 2015 tras un acuerdo de Gobierno en el que, además de IU, también participaron Foro Asturias, Partido Popular y Vecinos por Llanes. La llegada del cuatripartito, que terminó con 28 años ininterrumpidos de corporaciones socialistas, tuvo efectos traumáticos en la vida del municipio y Ardines fue uno de los principales impulsores del cambio. Sin embargo, meses después las investigaciones han dado un giro hasta confirmarse este martes que detrás hay un móvil sentimental.

Como concejal de Medio Rural, Playas y Personal, Ardines puso en marcha unas oposiciones de la Policía Local que dejaba sin trabajo a aquellos que ocupaban plazas de interinos. Apoyó además la paralización del Plan General de Ordenación Urbana, que preveía la construcción de 13.000 nuevas casas en un municipio en el que viven 14.000 personas. Los investigadores han estado trabajando desde el principio con la hipótesis de que su muerte esté vinculada con alguno de estos frentes u otros similares derivados de su gestión en el ayuntamiento pero finalmente no ha sido así tras reconstruir la esfera más íntima del edil para tratar de reducir el círculo de sospechosos.

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
11 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios