la batalla por la comunicación

El juicio se juega en inglés: Sánchez moviliza a las embajadas ante la artillería secesionista

El Gobierno trata de contrarrestar el mensaje independentista que llega a los medios internacionales sobre el juicio del 'procés', para lo que ambos bloques han puesto en marcha su maquinaria

Foto: Protesta en Bruselas contra el juicio a los doce dirigentes independentistas catalanes
Protesta en Bruselas contra el juicio a los doce dirigentes independentistas catalanes

La orden a las embajadas llegó a través de un correo electrónico remitido por el equipo que dirige Irene Lozano. En su mensaje, la secretaria de Estado de España Global instaba al cuerpo diplomático en las plazas más importantes a ofrecer una rueda de prensa explicando el juicio del 'procés', una medida con la que buscaba contrarrestar el mensaje que el secesionismo trata de extender entre los periodistas internacionales. Todas las embajadas acataron —algunas a regañadientes— y se convocó a los medios el pasado lunes, pero fuentes diplomáticas explican a El Confidencial que el encuentro no fue nada sencillo: la simplicidad y emotividad del mensaje independentista resulta más vendible que los argumentos jurídicos y el contexto previo que aporta el gobierno español.

Una de las ruedas de prensa más complicadas fue la que se celebró en Londres, señalan estas mismas fuentes. Entre los medios británicos son varios los periodistas que consideran que el juicio del 'procés' es un ataque a la democracia, por lo que periódicos como 'The Times' han llegado a publicar editoriales bajo el título 'La Inquisición española'. Entre los tabloides la cobertura del procedimiento no es mucho más amable con los magistrados del Tribunal Supremo, lo que hizo que en Londres se vivieran ciertos roces durante el encuentro con periodistas del pasado lunes. El plan parecía perfecto en Madrid, pero metió en un aprieto a parte del cuerpo diplomático, que no está acostumbrado a este tipo de acciones de relaciones públicas.

Las ruedas de prensa no son las únicas acciones promovidas por el Gobierno para frenar el relato independentista. La secretaría de Estado de España Global, dependiente del ministerio de Exteriores, lanzó el pasado 31 de enero el vídeo 'This is the real Spain', en el que participan la presidenta del Banco Santander, Ana Botín, el montañero y aventurero Jesús Calleja o la directora de cine Isabel Coixet. La grabación cita el Democracy Index de la revista 'The Economist', que incluye a España como una de las únicas 20 democracias plenas del planeta, así como a Freedom House, que en su clasificiación de países según su nivel de libertad incluye a España con una puntuación de 94 sobre 100.

La propia ministra de Justicia, Dolores Delgado, se sumó a la campaña exterior con la publicación la pasada semana de una tribuna de opinión en el diario alemán 'Frankfurter Allgemeine', texto que titulaba 'En defensa de la Justicia española'. En su artículo, Delgado ponía como ejemplo de la independencia judicial la sentencia que tumbó a Mariano Rajoy, además de las condenas al yerno del Rey, Iñaki Urdangarin, o al exvicepresidente del Gobierno, Rodrigo Rato. Con estos casos, la ministra trataba de contrarrestar la idea de que el juicio del 'procés' es un juicio político, mensaje que se repite una y otra vez desde las filas independentistas.

La artillería independentista

"An attack on democracy and human rights". Quim Torra definió así el juicio del 'procés' en una rueda de prensa celebrada este martes en Madrid. Tras evitar a los periodistas durante todo el día, el 'president' compareció en la Delegación del Govern en Madrid y habló en español, catalán e inglés, un discurso en el que dejó claro cuál es el objetivo del bloque independentista: internacionalizar el juicio. Para conseguirlo, el secesionismo ya ha puesto en marcha su maquinaria, destacando en este sentido el lanzamiento de un "himno" en el que se comparan con Mahatma Gandhi, Nelson Mandela, el movimiento sufragista, la lucha LGTBI o la caída del muro de Berlín.

24 horas antes del inicio del juicio, la organización independentista Òmnium Cultural dio el primer paso en esta dirección: organizaron un encuentro en Madrid con más de 40 periodistas extranjeros y defendieron la idea de que "estamos ante un juicio a la democracia y a los derechos fundamentales de los ciudadanos del conjunto del Estado y de la Unión Europea". Con cuatro abogados que participan en el procedimiento como ponentes —Olivier Peter, Andreu Van den Eyden, Olga Arderiu y Jordi Pina—, Òmnium consiguió así que su relato llegara a los corresponsales que desde este martes cubren el juicio en el Supremo.

La Asamblea Nacional Catalana también rema en la misma dirección. En una rueda de prensa celebrada este jueves, su presidenta Elisenda Paluzie explicó que invertirán en torno a 100.000 euros en extender su mensaje por Europa, entre cuyas acciones destaca la de colocar vallas publicitarias con imágenes del 1-O en las calles de París, Londres, Bruselas, Berlín, Roma y Ginebra. En la misma línea, la ANC ha conseguido que el cantante y exvocalista de Genesis Peter Gabriel les ceda la canción 'In your eyes', que ha sido ahora versionada por Lluís Llach, Gemma Humet, Joan Baez y Mario Muñoz para convertirla en un "himno" independentista. En el videoclip que lanzaron este jueves, las imágenes de los artistas se entremezclan con vídeos de la marcha de la sal de Mahatma Gandhi o protestas contra el apartheid de Nelson Mandela.

El interés por llegar a los medios internacionales también se ha reflejado en las inmediaciones del Tribunal Supremo durante los primeros días del juicio. El martes se pudo ver al vicepresidente catalán, Pere Aragonès, concediendo entrevistas en inglés en la Plaza de la Villa de París, a lo que sumó la comparecencia de Quim Torra esa misma tarde en la Delegación del Govern. Aunque por parte del Gobierno no estuvo presente ningún político para atender a los periodistas extranjeros, el vicesecretario de Relaciones Internacionales de Vox, Iván Espinosa de los Monteros, atendió a los reporteros como representante de la acusación popular, para lo que pronunció un discurso tanto en inglés como en francés. El juicio del 'procés' no ha hecho más que empezar, pero la batalla política por extender el mensaje ya ha cruzado los Pirineos.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
23 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios