el juicio se retomará el martes

Día tres en el juicio del 'procés': bostezos de Vox y toque de atención al público por reírse

Oriol Junqueras se negó a responder a las tres acusaciones, mientras que Joaquim Forn solo contestó a las preguntas de la Fiscalía y de la Abogacía del Estado

Foto: El secretario general de Vox, Javier Ortega Smith (d), y el vicesecretario jurídico de Vox, Pedro Fernández (i). (EFE)
El secretario general de Vox, Javier Ortega Smith (d), y el vicesecretario jurídico de Vox, Pedro Fernández (i). (EFE)

El secretario general de Vox, Javier Ortega Smith, no pudo reprimir los bostezos este jueves. Tras el receso para comer, la Fiscalía y la Abogacía del Estado continuaron con el interrogatorio al 'exconseller' de Interior Joaquim Forn, pero el político se negó a responder al partido de Santiago Abascal. Con el turno de las acusaciones ya concluido, su abogado Xavier Melero le planteó preguntas a lo largo de más de una hora, una intervención en la que el sopor de Ortega se hizo evidente. Tras dos jornadas con las defensas y la Fiscalía como protagonistas, Vox volvió a pasar este jueves inadvertido en el juicio del 'procés'.

Día tres en el juicio del 'procés': bostezos de Vox y toque de atención al público por reírse

El secretario general del partido no fue el único que tuvo que frotarse los ojos durante la tarde de ayer. La sesión se retomó con el presidente del tribunal, Manuel Marchena, pidiendo al fiscal Fidel Cadena que no se acercara demasiado al micrófono porque "retumbaba", pero a partir de ahí las revoluciones fueron bajando. Llegado el turno de Melero, entre el público se extendió la idea de que lo más importante ya había pasado, ante lo que se pudo ver a dos personas echando cabezadas en la sala.

La comparecencia de Oriol Junqueras también transcurrió con calma, pues el líder de ERC se negó a responder a las tres acusaciones y en ocasiones pareció más un mitin político que un interrogatorio penal: "Estoy convencido de que se me acusa por mis ideas y no por mis hechos", sostuvo. Vox quiso leer entonces sus preguntas para que quedara constancia y repasó otros juicios del Supremo en los que se había permitido, pero el tribunal rechazó esta opción. "La sala conoce la jurisprudencia que emana de la misma", cortó en seco Marchena al descartar la solicitud.

Forn sí respondió a la Fiscalía y protagonizó así el primer choque de trenes del juicio. Como anécdota queda la pregunta de Cadena sobre si la destitución de tres miembros del Govern antes del referéndum fue por falta de compromiso con el 1-O. “No lo creo, porque los tres fueron a votar”, respondió Forn, provocando risas entre el público y la intervención de Marchena: “Por favor, mantengan el respeto al acto de interrogatorio que se está realizando”, advirtió. “La ley prohíbe los gestos de aprobación o desaprobación en la sala, así que si vuelven a insistir en la risa, van a ser desalojados”.

Entre el público se pudo ver al diputado nacional de ERC Joan Capdevila y el autonómico Marc Sanglas, así como al de la CUP Vidal Aragonès. Por parte del PDeCAT, la portavoz del Govern, Elsa Artadi, el 'conseller' del Interior, Miquel Buch, y el diputado Eduard Pujol. También el exconsejero de Presidencia Francesc Homs volvió este jueves a la sala, donde ocupó un sitio junto a los letrados por su papel como coordinador de las defensas. Tras finalizar la sesión por la tarde, Homs se acercó incluso a hablar amistosamente con Marchena, quien presidió el tribunal y redactó la sentencia que en febrero de 2017 le condenó a 13 meses de inhabilitación por la consulta independentista del 9 de noviembre de 2014.

En Madrid desembarcó además una importante comitiva de ERC de cara al interrogatorio a Junqueras. Liderados por el 'vicepresident' Aragonès y el 'president' del Parlament, Roger Torrent, el partido reunió a alrededor de 50 personas frente al Tribunal Supremo para mostrar su apoyo al líder republicano: "Francesc Macià, Lluís Companys, Josep Irla, Josep Tarradellas... Y hoy Oriol Junqueras", defendió Aragonès, que tachó la acusación de "alianza entre la Fiscalía y la extrema derecha". Tras la rueda de prensa, la comitiva se desplazó entonces a un hotel de Gran Vía para seguir por 'streaming' el interrogatorio de las acusaciones a Junqueras, lugar que no se eligió al azar: los republicanos vieron el interrogatorio en Madrid desde el Hotel Catalonia.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
10 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios