la portavoz del psoe pasa a presidir el regulador

El PSOE se hará con el Consejo de Seguridad Nuclear con el Congreso ya disuelto

La previsible oposición del Congreso no impedirá el nombramiento por decreto del Ejecutivo. La presidenta es diputada y licenciada en Políticas para el regulador nuclear independiente

Foto: Teresa Ribera delante del portavoz de Energía del PP, Guillermo Mariscal. (EFE)
Teresa Ribera delante del portavoz de Energía del PP, Guillermo Mariscal. (EFE)

El Consejo de Ministros ha aprobado las propuestas del Gobierno para renovar el Consejo de Seguridad Nuclear (CSN). La decisión, sobre la bocina y a punto de disolver las Cortes, ha indignado a la oposición, porque previsiblemente el Gobierno se verá obligado a nombrarlos con el Congreso ya disuelto. El PSOE se garantiza que tendrá tres consejeros propuestos por el partido, una de ellas la actual portavoz de Energía en el Congreso, Pilar Lucio, que pasará de un día a otro a ser presidenta del regulador independiente. Habrá una mayoría antinuclear. Como adelantó este diario, el cuarto será Francisco Castejón, histórico ecologista antinuclear y físico, a propuesta de Podemos. El portavoz del PP, Guillermo Mariscal, considera escandaloso que el Gobierno se garantice un consejo afín con la legislatura en el descuento.

El Ministerio de Transición Ecológica dejó pasar los plazos en los que caducaban los mandatos de cuatro de los cinco consejeros del CSN. El veto del PP a que Podemos propusiera a uno de los cinco miembros rompió la negociación y el adelanto electoral parecía abocar al consejo a seguir como RTVE o el Poder Judicial, en un limbo. Pero el Consejo de Ministros ha aprobado las propuestas que ahora debe refrendar el Congreso para sustituir al presidente y a otros tres consejeros que desde diciembre empezaron a superar su mandato.

La próxima presidenta es licenciada en Políticas y diputada del PSOE pese a que la ley exige conocer la materia

El Consejo de Ministros ha comunicado al Congreso la propuesta de nombramientos de la diputada socialista Pilar Lucio, de la catedrática de Física Elvira Romera, del físico del Ciemat y ecologista Francisco Castejón y de Josep María Serena, ingeniero industrial. Pilar Lucio, portavoz de Energía del PSOE, pasaría directamente a presidir un organismo independiente del Gobierno y que solo responde ante el Parlamento. El presidente tiene rango de ministro y mandato garantizado por seis años. Lucio es muy próxima a Teresa Ribera, Cristina Narbona y al secretario de Estado de Medio Ambiente, Hugo Morán. Antes de conocerse los nombramientos, Ciudadanos ya pidió la comparecencia de la ministra por este tema.

El Congreso tiene ahora que evaluar la propuesta en la Comisión de Transición Ecológica y dar su visto bueno por una mayoría de tres quintos. Como el PP y Ciudadanos se oponen no suman suficientes votos. Ciudadanos se negó desde el principio a participar en la negociación porque quiere cambiar la ley para nombrar a los organismos reguladores y el PP se levantó de la mesa al final. hasta ahora, el PP tenía tres consejeros y dos el PSOE, pero el nuevo Gobierno proponía un nuevo reparto con dos socialistas (uno de ellos el presidente), dos del PP y uno de Podemos. Los populares decidieron no darle oxígeno al PSOE. Al final habrá tres propuestos por el PSOE, uno por Podemos y queda Javier Dies, nombrado por el PP en 2015, al que le quedan años de mandato.

Según la ley, los consejeros deben ser "personas de conocida solvencia en las materias encomendadas al Consejo como las especialidades de seguridad nuclear, tecnología, protección radiológica y del medio ambiente, medicina, legislación o cualquier otra conexa con las anteriores, así como en energía en general o seguridad industrial, valorándose especialmente su independencia y objetividad de criterio".

Aunque ha habido ingenieros y físicos, los partidos han colocado también a políticos. El todavía presidente, Fernando Martí, pasó de secretario de Estado de Energía con el PP a presidir el CSN, clave en los permisos a las nucleares. Ahora lo hará Pilar Lucio, diputada del PSOE, licenciada en Políticas y exconsejera de Extremadura. Si el Congreso no apoya con una mayoría cualificada el nombramiento tiene un mes para buscar una mayoría alternativa para otros nombramientos. Pero sin PSOE y Podemos tampoco existen esos votos suficientes.

Pilar Lucio en la tribuna del Congreso. (EFE)
Pilar Lucio en la tribuna del Congreso. (EFE)

El Gobierno quiere que comparezcan ante el Congreso la semana que viene, cuando está previsto que vaya el actual presidente. La mesa, controlada por PP y Ciudadanos, previsiblemente se opondrá porque no está agendado. Si finalmente comparecen la última semana de febrero, el Congreso tendría un mes antes de que el Gobierno los nombrara por decreto si no hay acuerdo. Pero las Cámaras se disuelven el 4 de marzo. El Gobierno los nombraría así sin que la Cámara llegue a cumplir el plazo para ofrecer sus candidatos (salvo que se cuente con que lo haga la diputación permanente). El único consejero con mandato que sigue, Javier Dies, fue nombrado por el Gobierno del PP el 16 octubre 2015, 10 días antes de disolver las Cortes y pese a la oposición del Congreso.

El portavoz adjunto del PP y responsable de Energía, Guillermo Mariscal, considera escandaloso que el Gobierno vaya a poner a sus expertos en el regulador "a 15 días de la disolución de las Cámaras". "La renovación es la más importante de la historia del CSN y eso llega cuando el Gobierno ha llegado a un acuerdo secreto con las eléctricas sobre la vida de las nucleares. Así se garantiza un consejo afín a su ideología", añade. Miguel Gutiérrez, diputado de Ciudadanos, también es crítico: "Dedazos Sánchez no para hasta el final". El Gobierno ha pactado con las eléctricas un calendario de cierre nuclear y ahora, pase lo que pase en las elecciones de abril, se garantiza un Consejo de Seguridad Nuclear cercano durante seis años clave en los que vence la vida útil de las plantas atómicas.

"Prometo neutralidad, rigor y transparencia que es lo que cabe pedirle a un consejero. Ser pronuclear o anti no tiene que ver para juzgar la seguridad"

Lucio, Castejón y Serena tienen un perfil antinuclear, algo sin precedentes. "Prometo neutralidad, rigor y transparencia que es lo que cabe pedirle a un consejero. Que sea pronuclear o anti no tiene que ser un obstáculo para juzgar la seguridad. Yo soy antinuclear pero también ha habido antinucleares declarados antes en el consejo", explica por teléfono Castejón, que es doctor en física y director de un departamento del Ciemat: "Mi carácter técnico me ayudará".

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
9 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios