ESTE VIERNES, EL ANUNCIO OFICIAL DE SÁNCHEZ

El PSOE arranca la maquinaria para cuadrar generales y 26-M a la espera de Sánchez

En Ferraz ya está funcionando el engranaje electoral: se estudian calendarios para casar varios procesos orgánicos. En el partido y en el Gobierno se insiste: las legislativas serán el 28 de abril

Foto: Imagen: E. Villarino.
Imagen: E. Villarino.

Pedro Sánchez anuncia este viernes la fecha de las próximas generales. Pero el PSOE ya ha comenzado a preparar su maquinaria electoral. Estudia ya cómo encajar calendarios para dos campañas que, si nada cambia, serán muy próximas en el tiempo: las legislativas, previstas para el 28 de abril, y las autonómicas, municipales y europeas del 26 de mayo. Una circunstancia inédita en las más de cuatro décadas de democracia y que obliga a los socialistas, y al resto de partidos, a poner a punto un engranaje muy complejo en un plazo récord. En Ferraz, creen que el principal obstáculo es el "solapamiento" de los procesos internos de confección de las candidaturas, que todavía no se han cerrado. Ahora hay que ordenar todo el tráfico interno para culminar los trámites orgánicos lo antes posible y lanzarse a la doble pista electoral.

"Solo hay plan para el 28-A". En la cúpula del partido se expresan con total contundencia respecto a los planes de Sánchez. El presidente es quien tiene la última palabra, y quien puede sorprender en el último momento, pero la previsión clarísima con la que trabaja el cuartel general de los socialistas es que las generales se celebrarán el último domingo de abril. Es la fecha que fue cobrando más peso desde el pasado lunes, por la que apuestan en el núcleo duro del PSOE y del Ejecutivo. Solo queda ya el anuncio oficial, pero poco más. Fuentes del entorno más estrecho del presidente, en un espacio y en otro, insistían este miércoles, una vez tumbados ya los Presupuestos Generales del Estado de 2019, que no había más vuelta de hoja, que todo sería "más previsible". Más aún, distintos dirigentes que han hablado con él indican que "la decisión está ya tomada". Habrá un 28-A.

O sea, nada de exotismos. En las últimas horas corrían las especulaciones sobre las intenciones de Sánchez. Someterse a una cuestión de confianza para ganar tiempo, convocar las generales para después del 26-M o bien para el otoño. Pero en el círculo del presidente rebatían esos rumores que eran alentados, decían, por la oposición, si bien en el Ejecutivo hay ministros que, por ejemplo, son partidarios de continuar unos meses más, hasta la vuelta del verano. Otra opción que circuló era la del 11 de abril. Casaría por los tiempos y por la confirmación de que la decisión se comunicará tras el Consejo de Ministros del viernes. Sánchez podría optar por disolver las Cortes ese mismo día, el decreto de convocatoria se publicaría el sábado y los comicios se celebrarían, pues, el 11-A, antes de la Semana Santa. Pero ese es un día laborable (jueves) y los socialistas consideran que quienes tendrían más papeletas para no ir a las urnas serían sus votantes. Así que no será así. El 11-A está "descartado", dicen en la Moncloa y en el PSOE.

"Solo hay plan para el 28-A", dicen en Ferraz. El anuncio de Sánchez llega este viernes pero los que hablan con él afirman que su decisión está tomada


De modo que todos los caminos conducen inequívocamente a la misma dirección: 28 de abril. Con rotundidad. Además, desde la Moncloa se distribuyó a los medios un resumen de la acción del Ejecutivo en estos ocho meses de mandato [aquí en PDF] donde ya se indicaba qué iniciativas decaerán —y, por tanto, no saldrán adelante— con la disolución anticipada de las Cámaras. Es decir, se daba por hecho una convocatoria que, salvo sorpresas de última hora, ya tiene día, el 28-A. En ese caso, el decreto saldrá publicado en el BOE el martes 5 de marzo. En el PSOE hay urgencia por ir a elecciones. Ayer miércoles, tras la caída de los PGE, fuentes de la cúpula subrayaban que las derechas de PP y Cs acumulaban "dos fotos malas": la del domingo con Santiago Abascal, líder de Vox, en Colón, y la del pleno, votando lo mismo (no a las cuentas públicas) con los independentistas.

Constituido el comité electoral

En Ferraz, mientras, se hallan enfrascados en la preparación de la doble cita electoral, aunque admiten que todavía "todo está muy verde". "Estamos arrancando solo", indican. En octubre pasado, la ejecutiva ya constituyó el comité electoral para las autonómicas, municipales y europeas, a cuyo frente situó al secretario de Organización y ministro de Fomento, José Luis Ábalos, "asistido" por el director de Gabinete del presidente, Iván Redondo, uno de los hombres más poderosos de su círculo de confianza. Ese órgano ha venido trabajando desde entonces, alternándose con las reuniones de la dirección, y "siempre ponderó la opción de que pudiesen llegar las generales en cualquier momento". De hecho, como relatan fuentes de Ferraz, "ya se elaboraron planes de urgencia para poder preparar todo en 54 días", los que median entre la publicación del decreto y la celebración de los comicios. En este caso, habrá algo más de margen, dado que la previsión es que Sánchez haga el anuncio el viernes pero la disolución de las Cortes no llegará a hacerse efectiva hasta el día 5.

Han de elaborarse las listas de Congreso y Senado y Eurocámara, y validar las que lleguen para locales de municipios grandes y autonómicas

La complicación viene porque ahora el PSOE tendrá que cruzar dos procesos orgánicos a la vez. De un lado, la confección de las listas de las generales y por otro lado la elaboración y ratificación de las candidaturas municipales, autonómicas y europeas. Las planchas del 26-M, salvo las del Parlamento Europeo, que son competencia de la dirección federal, ya se están haciendo en los territorios, pero cada uno lleva su ritmo. En Madrid, por ejemplo, ni se ha comenzado, porque ni siquiera se han ventilado las primarias para la candidatura a la alcaldía de la capital, para las que concurre como favorito el ungido por Sánchez, Pepu Hernández, y hasta que no terminen —la segunda vuelta, en caso de que se llegara a ella, es el 9 de marzo—, no se empezarán a montar las listas para la Asamblea regional y para el ayuntamiento de la ciudad. El cabeza de cartel de las europeas ni siquiera está designado, aunque no se descarta que sea el ministro de Exteriores, Josep Borrell, un movimiento que estaría más justificado ahora que las Cortes van a disolverse en menos de tres semanas.

El PSOE arranca la maquinaria para cuadrar generales y 26-M a la espera de Sánchez

Las candidaturas para Congreso, Senado, parlamentos autonómicos, europeas y ayuntamientos de más de 20.000 habitantes se hacen del mismo modo: los militantes, en sus agrupaciones locales, proponen nombres que han de ser tenidos en cuenta por los órganos superiores. Luego pasan por la comisión federal de listas, que elabora un dictamen que ratifica el comité federal, que es quien tiene la última palabra. Esta será la primera ocasión en la que Sánchez pueda imponerse con rotundidad a los aparatos regionales críticos para seleccionar a quienes quiere que estén con él en las Cortes. Como siempre, el montaje de las listas genera tensiones internas, y esta vez no será la excepción.

Borradores del 26-M listos

La ejecutiva de Sánchez había programado una reunión del máximo órgano del partido para el 6 de abril. Pero antes de esa fecha, para el 25 de marzo, deberán estar registradas las listas de todos los partidos a Congreso y Senado. Por eso la dirección del PSOE estudia si convocar un comité federal a mediados de marzo en el que ya se aprueben todas las candidaturas de todos los procesos (28-A y 26-M), o bien programar esa cita para validar el grueso de las listas y dejar las que resten en un comité federal escoba el 6 de abril. Ferraz busca, en la medida de lo posible, agilizar los procedimientos, acortar los tiempos. Por eso tendrá que comprimir los plazos para que la elaboración de todas las candidaturas se haga lo más rápidamente posible sin saltarse los estatutos. El principal problema que observa la cúpula es el "solapamiento" de procesos en muy corto espacio de tiempo. La "complejidad" de combinar dos campañas y cuatro procesos electorales es "enorme", recuerdan en la cúpula, donde no obstante se dicen preparados para afrontar el reto por la estructura capilar del partido.

Moncloa distribuyó un documento que resumía la gestión del Gobierno en estos 8 meses y advertía de las iniciativas que decaerán con la disolución

Además, tendrá que dar el visto bueno a los manifiestos electorales. Los borradores de los programas marco de autonómicas y municipales ya están listos, y el de las europeas emanará de la convención que el Partido de los Socialistas Europeos (PES, por sus siglas en inglés) celebrará el 22 y 23 de febrero en Madrid. El de las generales no costará mucho hacerlo: saldrá de las medidas que el Gobierno no pudo completar, de la 'Agenda del cambio' que ya llevó a Consejo de Ministros el viernes pasado y, evidentemente, de los Presupuestos Generales del Estado, la herramienta económica más importante de todo Ejecutivo, que fue tumbada este miércoles en el Congreso por PP, Cs, Foro, UPN, Coalición Canaria, ERC, PDeCAT y Bildu. Avances sociales, señalaba el Ejecutivo, como el fin del copago farmacéutico, el aumento de un 60% de las prestaciones en la Ley de Dependencia, la ampliación del permiso de paternidad a ocho semanas, la universalización de la educación de 0 a 3 años o el subsidio de desempleo para mayores de 52 años se pierden con la liquidación de los PGE y de la legislatura.

El PSOE arranca la maquinaria para cuadrar generales y 26-M a la espera de Sánchez

El breve documento que distribuyó la Moncloa este miércoles remarcaba cómo, con la disolución anticipada de las Cortes, decaen algunas medidas estrella del Ejecutivo que con seguridad formarán parte del programa de las generales: las iniciativas para garantizar la igualdad laboral, la ley de trata con fines de explotación sexual, la reforma del Código Penal para considerar violación las agresiones sexuales, la supresión de los aforamientos, la derogación de la ley mordaza, la eliminación del voto rogado o la ley de eutanasia.

Dos campañas seguidas requieren un esfuerzo extra de coordinación. Los comicios del 26-M serán una suerte de segunda vuelta de las legislativas. La cúpula del Gobierno y del partido cree que Sánchez obtendrá un buen resultado y que eso tirará de las siglas en las autonómicas, municipales y europeas de mayo. Pero podría también ocurrir que el PSOE no sea primera fuerza —algunos temen que el presidente acumule el voto de castigo— o que, aun siéndolo, las urnas dejen un Parlamento en el que las derechas sumasen y, por tanto, se visualizara la pérdida de la Moncloa. Ello podría lastrar a los candidatos del 26-M. Como decía este miércoles un presidente autonómico, ir al 28-A es una carta "arriesgada". Pero ya no hay vuelta atrás, salvo que en estas horas previas al anuncio oficial Sánchez cambie de opinión.

En todo caso, el relato para el PSOE está claro: un presidente víctima de la 'pinza' de las derechas y de los independentistas que quería "conquistar el futuro" y que tiene un proyecto para el país anclado en la "moderación" y el "sentido común". Esas señales claras de cómo ha ido pertrechando su discurso (y demostró la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, en la tribuna) es otra prueba de que España va a elecciones.

El PSOE arranca la maquinaria para cuadrar generales y 26-M a la espera de Sánchez

Una agenda sin cambios

Pedro Sánchez no abrió la boca durante el debate de los Presupuestos Generales del Estado. Tampoco lo hará este jueves, cuando reciba a las 13:30 horas al primer ministro de Luxemburgo, Xavier Bettel

El viernes presidirá la reunión del Consejo de Ministros. Sánchez podía haber convocado una cita extraordinaria de su Gabinete este miércoles, pero tiene a cinco de sus ministros (el de Exteriores, Josep Borrell; el de Interior, Fernando Grande-Marlaska; la de Industria, Reyes Maroto; el de Agricultura, Luis Planas, y el de Cultura, José Guirao) en Marruecos, acompañando a los Reyes en su visita de Estado al reino alauí. La previsión es que el presidente comunique a Felipe VI, ya en España, la disolución anticipada de las Cámaras. 

Este sábado, 16 de febrero, Sánchez protagonizará su primer acto de partido tras el anuncio de convocatoria electoral. Será en Sevilla, en la presentación de Juan Espadas, alcalde de la capital andaluza, como candidato a la reelección. El presidente estará acompañado de la secretaria general del PSOE-A y expresidenta de la Junta, Susana Díaz

El 24 de febrero, Sánchez viajará al sur de Francia, a las tumbas de Antonio Machado (en Collioure) y de Manuel Azaña (en Montauban) y a la localidad costera de Argelès-sur-Mer, para rendir homenaje a ambos y al exilio español, que comenzó hace 80 años. Una visita que estaba prevista ya desde comienzos de 2019, como adelantó este diario. 

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
27 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios