el político solo responde a su abogado

Junqueras deja claro que no es Puigdemont: "¿Qué hago aquí? Asumir responsabilidades"

"Asumí la posibilidad de ir a la cárcel. Asumí ir a la cárcel y poder pasarme un año y medio sin poder hablar", defendió el exvicepresidente catalán durante su declaración ante el Supremo

Foto: La declaración del exvicepresidente de la Generalitat y principal acusado, Oriol Junqueras. (EFE)
La declaración del exvicepresidente de la Generalitat y principal acusado, Oriol Junqueras. (EFE)

Oriol Junqueras lanzó este jueves un dardo a Carles Puigdemont desde el banquillo de los acusados. Tras negarse a responder a las acusaciones personadas, el exvicepresidente catalán aprovechó la intervención de su abogado para presentarse como un "padre, profesor de universidad y republicano" que rechaza la violencia. Conocedor de las preguntas que el letrado iba a plantearle, Junqueras se pintó como un "preso político" perseguido "por sus ideas", lanzando además una indirecta a su antiguo socio de gobierno: "¿Qué hago yo aquí? Asumir las responsabilidades que se me quieran atribuir por el referéndum para que no las asuma nadie más". El mensaje era claro: Puigdemont huyó a Bélgica. Yo no.

El exvicepresidente catalán optó este jueves por no responder a la Fiscalía, la Abogacía del Estado y Vox: "Me encuentro en una situación de indefensión porque estoy seguro de que se me acusa por mis ideas y no por mis hechos. Estoy en un juicio político. Soy un representante electo. No contestaré a las preguntas de las acusaciones", defendió ante el Supremo. Su abogado, Andreu Van den Eynde, dio entonces un paso al frente y comenzó una declaración en la que Junqueras trató de mostrarse como un político dialogante: "Yo amo a España. Amo a la gente y a la cultura española. Lo he dicho mil veces porque es verdad".

La sorpresa, sin embargo, llegó al final de su comparecencia. Respondiendo solo a su abogado, Junqueras pudo prepararse las respuestas con antelación, por lo que no se esperaba que lanzara un dardo a Carles Puigdemont: "Asumí la posibilidad de ir a la cárcel. Asumí ir a la cárcel y poder pasarme un año y medio sin poder hablar. Yo tengo la oportunidad de dirigirme ahora a ustedes, pues lo hago", sostuvo el político. Sin mentarles de forma directa, Junqueras se desmarcó así de los independentistas que cruzaron la frontera para huir de la acción de la Justicia.

Las desavenencias de Junqueras con Puigdemont se extienden además al resto de su partido: en la primera jornada del juicio, el exvicepresidente evitó saludar a Quim Torra a pesar de los esfuerzos de este por captar su atención. Al acabar la jornada, el 'president' se abrazó a los Jordis y, aprovechando que el líder de ERC pasaba junto a ellos, consiguió entonces arrancarle un apretón de manos. Pero eso fue todo: Junqueras está ahora centrado en el juicio y en los 25 años de cárcel que la Fiscalía pide para él, no en que Torra acuda o no como público al juicio.

Puigdemont, por su parte, convirtió este jueves sus perfiles en las redes sociales en un apoyo constante a los acusados. "Hoy Junqueras abre el turno de las declaraciones. A partir de hoy, jueces, fiscales y acusadores verán y sentirán lo que es verdaderamente un muro democrático, el que tanto asustó. No dejes pasar la represión, no cedas a la injusticia ignominiosa. ¡Ánimo, Oriol!". tuiteó por la mañana. Horas después, Oriol dejaba claro que él no es como Carles.

El orden de las acusaciones

El 'exvicepresident' de la Generalitat Oriol Junqueras, ha sido el primero en la lista del escrito de acusación de la Fiscalía. El orden elegido coincide con el relato acusatorio de la Fiscalía, ya que le seguirán los exmiembros de su Govern a quienes se atribuye igualmente rebelión y malversación, comenzando por Joaquim Forn (Interior), al que seguirán Jordi Turull (Presidencia), Raül Romeva (Asuntos Exteriores, Relaciones Institucionales y Transparencia), Josep Rull (Territorio y Sostenibilidad) y Dolors Bassa (Trabajo, Asuntos Sociales y Familia), todos ellos en prisión provisional.

A continuación irán los exconsejeros en libertad Meritxell Borrás (Governación, Administraciones Públicas y Vivienda), Carles Mundó (Justicia) y Santi Vila (Empresa y Conocimiento), a quienes se acusa de desobediencia y que al igual que sus compañeros en el Ejecutivo de Carles Puigdemont han sido acusados de malversación. Tras ellos, y en consonancia con el relato de la Fiscalía, declararán los líderes sociales Jordi Sànchez (Asamblea Nacional Catalana) y Jordi Cuixart (Ómnium Cultural), y cerrará esta fase del juicio el interrogatorio a la expresidenta del Parlament Carme Forcadell.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios